Back to top
20 de Marzo del 2017
Historias
Lectura: 16 minutos
20 de Marzo del 2017
Redacción Plan V
La gran chequera china

Mientras en países como Chile hay inversión directa, en Ecuador, Brasil y Venezuela hay créditos chinos con condiciones que muchos consideran poco favorables.

 

Un documento del Centro de Información de Bancos de Washington DC, analiza la política económica de China con relación a América Latina y el Caribe. No solamente Ecuador ha firmado convenios con el gigante asiático para la explotación de recursos naturales, la construcción de obras de infraestructura y la transferencia de tecnología, pero el caso ecuatoriano preocupa a investigadores como Paulina Garzón.

No solo Ecuador ha sucumbido ante el dinero chino. También economías más grandes en la región, como Chile, Argentina, Brasil, México y Perú. Pero el caso ecuatoriano es especialmente preocupante porque el dinero chino viene con condicionamientos políticos y con un escaso margen de renegociación. Esas son las conclusiones de un informe publicado por el Centro de Información de Bancos, una entidad con sede en Washington, Estados Unidos, que ha analizado la influencia de la gran chequera china en las economías de América Latina y el Caribe. 

Según el documento, desde inicios de la década del 2000, China decidió mejorar sus relaciones con los países de América Latina, tradicionalmente ubicados dentro del ámbito de la influencia de Estados Unidos, y, en menor medida, de Europa. Se inició un acercamiento económico de amplio espectro, con el propósito de facilitar créditos para infraestructura en condiciones que, en un primer momento, parecieron más ventajosas que las ofrecidas por los organismos multilaterales de crédito. 


El presidente de China, Xi Jinping, fue recibido con honores en el aeropuerto de Quito. Foto: AP

"China tiene una visión comprehensiva y planificada de lo que espera de la región y que va construyendo las condiciones y creando los instrumentos para implementarla. Por otro lado, la actitud de los gobiernos de Ecuador, Perú y Chile indican que China define el rumbo de la relación. Todos los presidentes invitan a China a invertir en sus países, piden a China una mayor apertura de sus mercados para productos con mayor valor añadido, y abogan por una mayor transferencia tecnológica. Pero al fin del día es China -como dueña de los capitales y de la tecnología- quién decide", precisa el informe. 

La apertura hacia China de Ecuador, Chile y Perú, tres países con regímenes políticos y económicos bastante distintos -desde la democracia liberal y la total apertura económica chilena hasta el estatismo autoritario en el Ecuador de Rafael Correa- se pone en evidencia en la suscripción de una serie de convenios con el país asiático, que facilitan la inversión de China en una serie de sectores. 

La apertura hacia China de Ecuador, Chile y Perú, tres países con regímenes políticos y económicos bastante distintos -desde la democracia liberal y la total apertura económica chilena hasta el estatismo autoritario en el Ecuador de Rafael Correa- se pone en evidencia en la suscripción de una serie de convenios con el país asiático, que facilitan la inversión de China en una serie de sectores.

Para los investigadores, llama la atención en primer lugar que mientras China tiene clara su agenda hacia la región, América Latina "no ha articulado aún una política propia para orientar el relacionamiento con China. Un primer paso en esa dirección, sería evaluar los efectos de la cooperación china en el endeudamiento público, la diversificación de las exportaciones, la construcción del modelo de desarrollo sustentable, el fortalecimiento de las economías locales y de mediana escala, y el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades locales".

China concretó los acuerdos firmados con los tres países durante la visita que el presidente Xi Jinping hizo en el pasado noviembre a Quito, Lima y Santiago. Ahí se firmaron en total 41 acuerdos: 11 con Ecuador, 18 con Perú y 12 con Chile. "No es posible realizar una evaluación cabal de los acuerdos ya que no han sido publicados. En Perú y Chile los organismos oficiales han publicado listas de los acuerdos firmados, lo que no se ha hecho en Ecuador", señala el informe. 

El informe precisa que "se desprende que el mayor número de acuerdos pretenden fortalecer las relaciones bilaterales con China, a continuar creando oportunidades de negocios para las empresas y bancos chinos en los sectores de minería, hidroelectricidad e hidrocarburos, y a acercar a las sociedades de ambos países a través de intercambios culturales".

Los acuerdos firmados entre Pekín, por una parte, Quito, Lima y Santiago por otra, pueden agruparse en por lo menos 11 ámbitos, destaca el informe. Así los tres países firmaron por lo menos siete acuerdos "dos sobre el fortalecimiento de los TLCs en Perú y Chile. China y Ecuador realizaron un “upgrade” de su relación al elevarla a “Asociación Estratégica Integral” mientras que Perú y Chile firmaron Memorándums de Entendimiento para fortalecer la ya existentes -la Asociación Estratégica Integral es el grado más alto de cooperación diplomática bilateral que un país puede aspirar con China. Perú fue el único país que suscribió un Plan de Acción Conjunta (2016- 2021). Brasil, Argentina y Venezuela también tienen este tipo de acuerdos con China. Perú y Chile cuentan también con mecanismos permanentes de diálogo (establecidos en el 2015 durante la visita del Premier chino Li Keqiang) y Chile firmó un Memorándum de Entendimiento para fortalecer tal mecanismo".

En el ámbito productivo, Ecuador firmó cuatro convenios, relacionados con petróleo, gas, minería, información, comunicación y tecnología. 

En hidrocarburos y minería, Perú firmó un acuerdo de USD 5300 millones la explotación de varios yacimientos en su territorio, mientras que en el ámbito hidroeléctrico, el país vecino se comprometió con un crédito de USD 1500 millones para la construcción de hidroeléctricas. 

En lo agrícola, Chile firmó dos convenios, uno para la mejora de tecnología agrícola y otro para la exportación de nectarines. En el sector financiero, Perú firmó convenios bancarios por USD 500 millones, mientras que Chile lo hizo solo por USD 20 millones. 

En lo que respecta a la industrialización, Perú firmó un convenio sobre las zonas industriales, mientras que el tema es mencionado de forma general con el Ecuador. 

Sobre tecnología, Chile se comprometió a albergar un centro de innovación de la telefónica Hawei, mientras que Perú firmó un convenio para el desarrollo tecnológico.

En temas culturales, China firmó tres acuerdos con Ecuador sobre Cooperación Cultural (2017-2020); un convenio para la cooperación inter-institucional para asuntos étnicos; y un acuerdo concerniente a la formación de periodistas y comunicación pública. En lo referente a la cooperación no reembolsable, Ecuador recibió de China una donación de USD 150 millones con ocasión del terremoto de abril, lo que según el documento "es la donación más grande que Ecuador ha recibido en su historia".

De los tres países, quien más agresivamente parece haberse endeudado con China en el último periodo fue Perú, seguido del Ecuador y de Chile en una medida mucho menor. 

Cartas a los latinoamericanos 

La política de acercamiento, señala el documento, se ha apuntalado en cartas públicas dirigidas por el jefe de Estado chino a los latinoamericanos. 

"En general, las cartas de los dignatarios chinos al público latinoamericano siguen el mismo formato. Estas cartas realzan las atributos naturales y mencionan figuras intelectuales y políticas destacadas, hacen un repaso del fortalecimiento de la cooperación bilateral, y señalan las oportunidades para fortalecer las alianzas en los espacios internacionales. Desafortunadamente, los dignatarios chinos evitan hablar sobre los desafíos presentes en la relación China-ALC", dice el documento. 

Finalmente, el informe del Centro de Información de Bancos sostiene que un tema que no se ha debatido lo suficiente entre China y sus nuevos aliados es el de medio ambiente y sostenibilidad, en el que recomienda tratar aspectos como:

• Metas concretas para reemplazar el financiamiento a industrias extractivas de gran escala y contaminantes con financiamiento a industrias y actividades productivas sustentables.

• La adopción de los más altos estándares ambientales y sociales en las operaciones financiadas por los bancos y las empresas chinas.

• Los bancos y empresas chinas deben incorporar prácticas de transparencia en la entrega de información. Los bancos chinos como mínimo deben tener bases de datos abiertas como las del Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, y las
empresas chinas deben publicar los EIA, licencias y reportes ambientales.

• Los bancos y las empresas chinas deben desarrollar una cultura de participación e interlocutar activamente con los actores de la
sociedad civil, y respetar plenamente los derechos de las comunidades locales.

• Los gobiernos chino y latinoamericanos deben urgentemente crear espacios participativos para consensuar una agenda de cooperación ambiental para la implementación del Plan de Cooperación entre China con América Latina y el Caribe (2015-2019), y la nueva Política China hacia América Latina.

  Entrevista  

Paulina Garzón, investigadora del Centro de Información de Bancos en Washington


Foto: Gran Angular. LAMULA.PE

¿En el caso ecuatoriano, el país se está comprometiendo con China en margen mucho mayor que los demás países de la región?

La forma de relacionarse de China tiene patrones similares. Hacen grandes préstamos a países con muchos recursos naturales, que se realizan como deuda soberana o deuda externa en países como Ecuador, Venezuela, Brasil, y Argentina. Estos préstamos están atados a la contratación de empresas chinas y condicionados por medio del pago de petróleo, sobre todo en el caso de Ecuador y Venezuela. Otros países de la región tienen otro esquema, con inversión directa, que realizan en Perú y en Chile. En el caso de Perú, más del 50% del portafolio minero está en manos chinas, sobre todo en el caso de la explotación de cobre. En Argentina se ve una importante inversión directa en soya, y en otras áreas de interés como investigación del espacio y plantas nucleares. En Bolivia China hizo una inversión directa en una mina de litio, y en la construcción de una gran represa. Si queremos resumir la relación de China con América Latina podemos decir que se dedican a la extracción de recursos naturales, y los préstamos van atados a la construcción de grandes obras de infraestructura.

¿Cómo se puede establecer si hay un sobreendeudamiento con China? ¿Puede ser este un problema para el próximo presidente del Ecuador?

En 2008, cuando ocurrió el problema de la renegociación de la deuda en Ecuador, el país se pudo aliviar de su peso. Pero desde 2009 hubo un endeudamiento masivo con China, por medio de préstamos y facilidades petroleras. Actualmente tenemos un endeudamiento con relación al PIB mayor que en 2008, hay un endeudamiento agresivo, y se repiten los ciclos que había antes con el Banco Mundial, sacar créditos para pagar más créditos.

"Actualmente tenemos un endeudamiento con relación al PIB mayor que en 2008, hay un endeudamiento agresivo, y se repiten los ciclos que había antes con el Banco Mundial, sacar créditos para pagar más créditos".

¿Qué impactos puede tener eso para el Ecuador en el mediano plazo?

En primer lugar, el petróleo está comprometido, los préstamos de facilidades petroleras eran a cinco años que ya se cumplen en medio de la crisis, y el país deberá empezar a pagar algunos de los préstamos a China, lo que tendrá repercusiones sociales, no se sabe si podrán pagar los bonos cuando deban empezar a pagar a China.

En términos geopolíticos, ¿qué significa esta presencia de China en la región?

Habría que analizar algunas de esas diferencias en el contexto del financiamiento y la geopolítica. Cuando un país tiene una deuda muy grande y una relación muy asimétrica, su poder de negociación es un reducido. Ecuador y los otros países no tienen el apalancamiento para pedir menores intereses, obtener plazos más largos o buscar un refinanciamiento. En 2016 se publicó un documento de política de China hacia América Latina, que elimina la posibilidad de que los países altamente endeudados renegociaran sus deudas. Eso ya no consta en el nuevo documento, el tratamiento que tiene China no es diferente al que tenían las instituciones financieras tradicionales. China pide en términos políticos otras cosas de los países, como es alinearse con sus posiciones en las Naciones Unidas, los foros comerciales, la APEC. China hace un esfuerzo por tener alianzas en esos espacios, el foro de Latinoamérica y el Caribe con China busca una convergencia en donde quien tiene la sartén por el mango es China, quien además lleva la iniciativa. Eso no ha ocurrido con ningún otro país del mundo.

En un principio, el nuevo Gobierno de Estados Unidos criticó a China. ¿Preocupa en Washington esta presencia de China en América Latina al extremo de que puede ocurrir un cambio de política exterior?

Ni para la administración anterior ni para la actual América Latina parece ser importante. El presidente Trump no ha expresado una receta distinta ni para bien ni para mal con relación a China. Trump habla de inmigración, de la construcción del muro, pero no hay señales de otro tipo, su política internacional mirará hacia el Medio Oriente, y ahora hay un cierto arrepentimiento con relación a sus primeras posturas hacia China. Hay una actitud más humilde y un deseo de tener mejores relaciones con Pekín. Trump se ha dado cuenta de que es un país mucho más poderoso con una economía que le lleva a un acuerdo con China.

¿El tema de la relación con China debe discutirse en la campaña ecuatoriana?

Definitivamente, China es el tenedor bilateral más importante de la deuda externa, ha llevado adelante los proyectos hídricos. China es ahora un socio de primer orden y no me sorprendería que China sea el primer destino de un viaje al exterior del nuevo presidente ecuatoriana. 

[RELA CIONA DAS]

La gran deuda china
Francisco Chamorro
Alec Cárdenas: día 23 de encierro en Guangzhou
Alexandra Cárdenas @AlecCardenas
Alec Cárdenas: "lo más impactante es la disciplina de la gente en China"
Alexandra Cárdenas @AlecCardenas
La empresa del Hotel Quito se descapitalizó por más de USD 28 millones
Fermín Vaca Santacruz
La pugna por el 5G, el trasfondo de la tensión entre Estados Unidos y Huawei
Redacción Plan V
GALERÍA
La gran chequera china
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Fernando Sacoto: tres estrategias para salir de la cuarentena y controlar al Covid-19
Redacción Plan V
Coronavirus en Ecuador: “Embalamos en plástico los cuerpos de mi hermana y mi esposo y esperamos cuatro días para que se los llevaran”
Matías Zibell. BBC Mundo
Escasos datos de informe demuestran “aumento desproporcionado” de defunciones en Guayas
Susana Morán
Así funcionan los monitoreos de celulares que el Gobierno usa para vigilar la epidemia
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Coronavirus: La odisea de los primeros tres recuperados en Ecuador
Susana Morán
Esta es la historia no contada de la paciente 0 en Ecuador
Redacción Plan V
Minuto a minuto todo sobre el coronavirus en Ecuador
Redacción Plan V
¿Cuánto tiempo podrán el Ecuador y el mundo sostener la cuarentena?
Redacción Plan V