Back to top
22 de Febrero del 2022
Historias
Lectura: 16 minutos
22 de Febrero del 2022
Fermín Vaca Santacruz
La muerte y resurrección de los Correos y qué tuvo que ver Lenin Moreno en ellas
0

Fotos: Presidencia de la República y El Universo. Fotomontaje: PlanV

 

Una decisión del ex presidente Lenin Moreno llevó a los Correos del Ecuador a su liquidación, pero aún tiene una nómina con casi 200 empleados. Por lo menos 50 empleados más tiene la nueva empresa llamada Servicio Postal, que supuestamente es ahora el correo estatal ecuatoriano. En el mercado, las empresas de paquetería privada tenían una clara ventaja ya desde 2019.


En el norte de Quito, junto al parque La Carolina, un edificio de color blanco, que antes de la liquidación de la empresa estatal era una de las agencias más grandes de Correos del Ecuador luce desierta. 

En el vestíbulo del edificio se ubicaban los mostradores de atención al público, en donde era posible enviar cartas y paquetes. Ahora el lugar luce completamente abandonado, y las puertas y ventanas están protegidas con fuertes enrrejados. Fue sacado a remate el año pasado, pero qué ocurrió con el proceso no ha sido transparentado por Correos. 

Al igual que los del Ferrrocarril y de la emblemática empresa de aviación TAME,  los días de la empresa pública de correos se terminaron con un decreto del ex presidente Lenin Moreno, que alegando pérdidas y crisis fiscal, y apalacado en la pandemia, decidió el cierre de estas empresas.

La "situación crítica" de los Correos 

En 2019, la empresa Correos del Ecuador presentó su informe anual. Había sido creada en 2010 como una empresa estatal, aunque el servicio postal ecuatoriano funcionaba con regularidad desde principios del siglo XX. Era tal su importancia en el pasado, que el actual Palacio de la Vicepresidencia fue construido como sede de los correos, ubicándose en su vestíbulo las ventanillas para las cartas, los buzones y la venta de estampillas. 

Era la víspera de la pandemia de coronavirus, que se desataría en pocas semanas afectando servicios públicos y privados en todo el mundo, como consecuencia de los confinamientos y las restricciones impuestas para evitar que la nueva enfermedad, al principio mortal, se diseminara por el mundo.

Entre las atribuciones de la empresa, se señalaban su característica de operador del servicio postal oficial, así como la empresa encargada del servicio postal universal. 

Dos leyes regulaban su funcionamiento: la Ley Orgánica de Empresas Públicas y la Ley General de los Servicios Postales. En representación del Ecuador, el Correo formaba parte de organizaciones internacionales como la Unión Postal Universal y la Unión Postal de las Américas.

Por aquel entonces, los Correos contaban con 68 puntos de atención propios y 362 franquicias y asociados, cubriendo así todo el territorio nacional.

En 2019, los Correos  del Ecuador contaban con 68 puntos de atención propios y 362 franquicias y asociados, cubriendo así todo el territorio nacional.

Un mercado que se achica

Según calculaban en Correos en 2019, desde 2013, mucho antes de la pandemia, el mercado postal estaba achicándose, y la participación de la empresa estatal en él acortándose de manera constante.

Así, en 2013 si el mercado postal ecuatoriano movió USD 164 millones, solamente USD 33.5 millones fueron la participación del correo estatal. En 2017, al iniciar el gobierno de Moreno, el mercado postal nacional alcanzaba los USD 134 millones, de los que solamente USD 19.3 millones fueron captados por Correos del Ecuador. Para 2019, poco antes de la pandemia, el mercado era de USD 145.4 millones y a Correos del Ecuador le correspondían USD 11.2 millones. 

De sus ingresos anuales precisaba en 2019 Correos del Ecuador, el 52% correspondían a sus servicios postales, el 5% a los servicios de logística y el 43% a los servicios internacionales. El 46% de sus clientes eran usuarios eran corporativos, el 33% eran personas que accedían a las ventanillas y el 21% eran usuarios internacionales. De esos clientes corporativos, el 88% eran del sector público y solo el 12% del sector privado.

En un reporte de 2016, en el último año del gobierno de Correa, se precisa que entre 2011 y 2016, las piezas procesadas por el Correo en un año habían caído en más del 25%. 

En ese mismo año, el 98% de lo que los Correos entregaban era correspondencia y el 2% restante paquetería. El servicio de envíos de dinero (giros postales) que entonces operaba Correos era usado sobre todo por la colonia de migrantes cubanos (hoy ya muy pequeña), que enviaban recursos a su país, mientras que el Correo recibía sobre todo remesas de migrantes ecuatorianos en España.

En 2018, los Correos habían previsto ingresos por USD 25. 4 millones de dólares, pero solo generaron USD 17.32, es decir, el 68% de lo presupuestado. Aunque se habían planteado que el correo nacional lograse captar por lo menos el 12% del mercado ecuatoriano, solo pasaron del 9% en 2018 al 8% en 2019.

En 2018, los Correos habían previsto ingresos por USD 25. 4 millones de dólares, pero solo generaron USD 17.32, es decir, el 68% de lo presupuestado. Aunque se habían planteado que el correo nacional lograse captar por lo menos el 12% del mercado ecuatoriano, solo pasaron del 9% en 2018 al 8% en 2019.

En su último año, los Correos emitieron 14 nuevas estampillas, entre ellas, la conmemorativa del centenario de Guayasamín, los 250 años del natalicio de Von Humbolt, y los 70 años de la Orquesta Sinfónica Nacional.  A pesar de su situación, Correos del Ecuador realizó varias campañas de difusión de su marca y abrió 17 nuevos puntos de servicio, sobre todo, en las provincias orientales. Cuando medían la satisfacción del cliente de ventanilla, menos del 50% los calificaba bien.

En 2019, el resultado neto de la operación de Correos del Ecuador fue de USD 121 mil en contra, pero no recibió recursos del Gobierno Nacional sino que operó con los ingresos que generaba su operación. El patrimonio de la empresa se estimó en USD 29´864.543,61, descontando los 121 mil que había perdido ese año. Hasta el 31 de diciembre de 2019, se habían gastado USD 11.939.973,84 en sueldos, aunque habían realizado despidos de hasta el 20% de la nómina.

El diagnóstico que hacían desde Correos del Ecuador no era auspicioso: sostenían que los continuos cambios de directivos durante el gobierno de Moreno habían afectado los intentos de continuidad administrativa; admitían la pobre capacidad operativa de la empresa que le impedía competir en temas como el comercio electrónico, sostenían que tenían problemas legales por causa de su iliquidez y advertían sobre una "situación muy crítica".

El patrimonio de la empresa se estimó en USD 29´864.543,61, descontando los 121 mil que había perdido ese año. Hasta el 31 de diciembre de 2019, se habían gastado USD 11.939.973,84 en sueldos, aunque habían realizado despidos de hasta el 20% de la nómina.


Por este edificio al norte de Quito, Correos del Ecuador pide más de cinco millones de dólares.  Foto: Google Maps

La extinción de los Correos: ¿Y ahora quién entrega las cartas? 

El 19 de mayo de 2020, a los pocos meses del desembarco de la pandemia en el Ecuador, el ex presidente Lenin Moreno firmó el decreto que dispuso la extinción de Correos del Ecuador. Al desaparecer la empresa, y como era habitual en el morenismo, se les olvidó que todos los países deben tener un operador público para garantizar el llamado servicio postal universal.

Una norma técnica aprobada por la Agencia Nacional Postal en noviembre de 2013, explicaba que el servicio postal universal "es el conjunto de servicios postales básicos prestados de forma permanente, de calidad determinada y a precios asequibles en todo el territorio nacional por parte del Operador Público del Servicio Postal Oficial del Ecuador".

De ahí que recién en agosto de 2020, se le dio plazo hasta noviembre de ese mismo año al ministerio de Telecomunicaciones para que solucionara el problema de quién debía prestar el servicio postal universal, pues era imposible que el Estado ecuatoriano no tuviera un correo público, sobre todo, por los convenios internacionales que rigen la materia.

La solución que encontraron, recién en diciembre de 2020, fue crear una nueva empresa pública para que haga lo mismo que Correos del Ecuador: prestar el servicio postal universal. En ese mes, el Directorio de Correos recomendó al presidente escindir de la empresa que se liquidaba una nueva, para que el Estado siguiera garantizando el correo oficial.

La solución que encontraron, recién en diciembre de 2020, fue crear una nueva empresa pública para que haga lo mismo que Correos del Ecuador: prestar el servicio postal universal. En ese mes, el Directorio de Correos recomendó al presidente escindir de la empresa que se liquidaba una nueva, para que el Estado siguiera garantizando el correo oficial.

Recién en febrero de 2021, pocas semanas antes de entregar el poder, Moreno firmó el decreto 1244, que creó una nueva empresa de correos estatales. 

Y la nueva empresa tiene, casi exactamente, las mismas funciones del Correo que el morenismo había suprimido: prestar el servicio postal público y universal, emitir estampillas, entre éstas, emisiones de beneficiencia; la venta de productos o servicios postales para competir en el mercado nacional, entre otros. Para que no quede duda de que la nueva empresa, llamada Servicios Postales del Ecuador eran los mismos Correos, pero con otro nombre, Moreno aclaró en su decreto que su creación asumía las atribuciones, competencias, derechos y obligaciones de Correos del Ecuador. La nueva empresa quedó facultada para contratar a los empleados de Correos, entre otros aspectos de lo que fue un simple cambio de nombre. Así Moreno, que había propiciado la muerte de los Correos -asumiendo que bastaba con los correos privados que operan en el país- tuvo que dejar un decreto para su resurrección.

Para que no quede duda de que la nueva empresa, llamada Servicios Postales del Ecuador eran los mismos Correos, pero con otro nombre, Moreno aclaró en su decreto que su creación asumía las atribuciones, competencias, derechos y obligaciones de Correos del Ecuador.

La liquidación sigue costando en sueldos, seguros, mantenimiento y servicios 

Este portal intentó obtener la versión de la liquidadora de la empresa Correos del Ecuador, Fabiola Andrade Bolaños, pero su comunicadora sostuvo que estaba "ocupada" y que no podría dar ninguna información por lo menos "hasta julio", cuando espera terminar el proceso. Pero según la página de Transparencia de la propia empresa, hasta diciembre de 2021 había en Correos del Ecuador 173 empleados, y seguían operando las direcciones y coordinaciones regionales de la empresa.

En esa misma página, se consigna que solo en remuneraciones unificadas anuales de esas 173 personas se tiene previsto gastar por lo menos USD 1´851.223,20. Si bien la cantidad es mucho menor que los más de once millones que costaba la nómina en 2019, no obtuvimos respuesta sobre qué es lo que hacen esos funcionarios, pues las oficinas de Correos están cerradas en todo el país.

Solo en remuneraciones unificadas anuales de esas 173 personas se tiene previsto gastar por lo menos USD 1´851.223,20. Si bien la cantidad es mucho menor que los más de once millones que costaba la nómina en 2019, no obtuvimos respuesta sobre qué es lo que hacen esos funcionarios, pues las oficinas de Correos están cerradas en todo el país.

Además los gastos en personal, la liquidadora aprobó, el 24 de enero de este año, un plan anual de contrataciones para la empresa en liquidación que alcanza USD 666.490. Entre los gastos más significativos están los seguros de las instalaciones, los servicios básicos, el combustible y el material de oficina, así como el mantenimiento de equipos como balanzas y vehículos que siguen operando. 

El 26 de abril de 2021 se constituyó una Junta de Remate en los Correos, que publicó su intención de rematar el edificio ubicado en la calle Japón, frente al parque La Carolina, en el norte capitalino. Se trata de un edificio de 2.804,13 m2 por el que los Correos pidieron USD 5.621.565,5 en un proceso que debía terminar en noviembre de 2021.  Es el único proceso de remate de activos que Correos ha publicado hasta el momento. 

En un comunicado en su web, Correos del Ecuador explica que a partir del 1 de diciembre del año 2021 los Servicios Postales del Ecuador están a cargo de la entrega de correspondencia y paquetería a la ciudadanía.

¿Y qué hacen los Servicios Postales?

Mientras los Correos no están tan muertos,  en su clon, los Servicios Postales, aseguraron que están retomando la entrega de cartas y paquetes. Si el antiguo Correo liquidado por Moreno asegura tener 68 oficinas, el correo que resucitó en los Servicios Postales tiene exactamente cuatro agencias, según su página web. 

Están ubicadas en Quito en el CCNU (norte), en Pusuquí, frente a la Escuela de Policía (extremo norte) y en Chimbacalle (sur). Además, tiene una agencia en Guayaquil, en la Ciudadela Sauces 7. Además de estas cuatro agencias, los Servicios Postales han puesto un línea una página de seguimiento de envíos 

En el único comunicado que publicado, Servicios Postales sostuvo que recibió de los Correos del Ecuador  245.905 cartas  y 402.000 paquetes para su distribución, proceso en el que asegura que se encuentra desde diciembre de 2021.

En el único comunicado que publicado, Servicios Postales sostuvo que recibió de los Correos del Ecuador  245.905 cartas  y 402.000 paquetes para su distribución, proceso en el que asegura que se encuentra desde diciembre de 2021.

Sobre sus planes de expansión, la nueva empresa dijo que "está trabajando en la apertura de agencias postales en Santo Domingo, Cuenca, Tena, Riobamba y Galápagos, para la admisión y entrega de la paquetería a nivel local, nacional e internacional, proceso que culminará a finales del segundo trimestre del año".

Este portal solicitó una entrevista con la actual gerente de Servicios Postales, Verónica Alcívar, pero se respondió que no podrá atender este pedido hasta después del feriado de carnaval. Este portal solicitó información sobre el presupuesto, el número de empleados de los Servicios Postales y su plan de implementación del servicio postal universal, pero no obtuvo respuesta. Extraoficialmente se conoció que al momento la nueva empresa tiene por lo menos 50 empleados. No han publicado ni la nómina ni el distributivo. 

 

 

GALERÍA
La muerte y resurrección de los Correos y qué tuvo que ver Lenin Moreno en ellas
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El agónico río Machángara espera un millón de amigos
Redacción Plan V
Noboa: la crisis eléctrica, la gasolina y la inseguridad terminan con la luna de miel
Gustavo Isch
Daniel Salcedo según Daniel Salcedo: estos fueron sus operadores y sus relaciones con el crimen organizado
Redacción Plan V
Los ladrones del bronce pululan por la Plaza Grande
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Criminales colombianos y ecuatorianos extienden su violenta influencia por la Amazonía
Por Plan V y Amazon Underworld *
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V