Back to top
3 de Septiembre del 2019
Historias
Lectura: 8 minutos
3 de Septiembre del 2019
Redacción Plan V
La región busca humanizar los datos
0

Fotos: PlanV

Condatos 2019 se realizó en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo. Reunió a periodistas, activistas, sociedad civil y empresarios.

 

En la conferencia regional Condatos 2019, que reunió a diversos actores entre periodistas, sociedad civil y empresarios, se presentaron proyectos que se apoyan de los datos y la tecnología en beneficio de los derechos humanos.

La semana pasada se realizó en Quito la VII conferencia regional de datos abiertos de América Latina y el Caribe, Condatos 2019. Participaron activistas, defensores de DDHH, periodistas, empresa privada, gobierno y ciudadanos para tratar temas relacionados al ecosistema de los datos abiertos y el gobierno abierto. En esta edición, uno de los espacios se concentró en los datos y los derechos humanos. Diferentes organizaciones presentaron sus proyectos para buscar, analizar y sobre todo humanizar los datos con la finalidad de que estos tengan algún impacto en sus comunidades.

Por ejemplo, Maricarmen Sequera, de la organización Tecnología y Comunidad (Tedic), habló del proyecto llamado Defensores. Este busca erradicar las prácticas de tortura y abusos policiales de Paraguay. Tiene dos componentes principales: una plataforma web y una aplicación móvil que permiten el registro de casos de tortura en las comisarías y penitenciarías de Paraguay. La recolección de datos ha buscado denunciar las diferentes violaciones de DDHH. Por ejemplo, Sequera contó que los datos han evidenciado que la violencia es mayor contra las mujeres que son usadas por las mafias de narcotráfico como mulas. El proyecto comprende también el trabajo conjunto con el Gobierno y con los defensores públicos. La activista narró que uno de los mayores retos con las autoridades fue que permitieran que se publique los datos de esas torturas casi en tiempo real. Según la ONG, un registro de alegaciones de torturas y malos tratos disponible al público puede sensibilizar a las autoridades y ciudadanía sobre la grave situación penitenciaria del país y promover acciones para su mejora. Además, dejará un antecedente replicable de uso de tecnología para la garantía de protección de derechos humanos. La plataforma aún está en fase beta.

En Paraguay, una ONG busca crear un registro de alegaciones de torturas y malos tratos disponible al público para sensibilizar a las autoridades y a la ciudadanía sobre la grave situación penitenciaria del país.

Edilma Prada, periodista colombiana y directora de Agenda Propia, propuso en el foro encontrar mejores maneras de sensibiliza a la sociedad con los datos y que mejor si es a través de la esperanza. "Vengo de un país como Colombia que lleva 50 años de conflicto armado interno y está en un proceso de moldear narrativas de paz", afirmó. Una de las claves que planteó fue la búsqueda de nuevos lenguajes en los datos y de inclusión de otros actores como las comunidades indígenas. Otro aspecto que propuso es ir a los lugares donde ha sucedido violencia para recuperar la memoria y usar herramientas para recrear las rutas. Otra idea que dejó planteada es hacer más que bases de datos de números, bases sonoras con los testimonios de las víctimas de la violencia. Es decir, buscar narrativas más allá de los números. "Pensemos más la tecnología desde el corazón, desde los sentidos. En Colombia hay 8 millones de víctimas, ¿por qué no sacamos una base de datos con 8 millones de testimonios? Cada persona tiene una verdad que contar". Sugirió además hacer repositorios de fotos de las familias de las víctimas y dijo que un recurso así puede ser interesante para México con los desaparecidos y personas asesinadas. Una de sus ideas en relación al conflicto armado de Colombia es armar una cronología de la esperanza y no solo de la violencia.


Uno de los paneles se llamó Datos y DDHH. Cuatro activistas de la región contaron sus proyectos y los retos que han tenido.

Georgina Jiménez, de Data Cívica de México, contó la experiencia de trabajar el tema de los desaparecidos en ese país. La ONG desarrolló un algoritmo para completar los registros públicos. Elaboraron el portal https://personasdesaparecidas.mx y se presenta así: "En México los nombres de las y los desaparecidos no son públicos. No sabemos quiénes son, cómo son, ni cuáles son sus historias. Este es un ejercicio que los nombra para poder convertir cifras en personas". Trabajaron con los colectivos para que las familias puedan subir las fotografías de sus desaparecidos. La base contiene 33.125 registros de las personas con sus rasgos físicos, edad, lugar de nacimiento y la fecha de su desaparición. Otro proyecto en el que han trabajado es una investigación que comprendió el desarrollo de un algoritmo para predecir la existencia de fosas clandestinas en municipios de México. Encontraron que cinco municipios tuvieron una probabilidad mayor al 85% de tener una o más fosas clandestinas, siendo Apatzingán, Michoacán, el municipio con la probabilidad más alta (93%) de tener sitios de entierro clandestino. Esta ONG considera a los datos como herramientas para la defensa de derechos humanos y el empoderamiento ciudadano.

En México se desarrolló un portal que contiene 33.125 registros de desaparecidos con sus rasgos físicos, edad, lugar de nacimiento y la fecha de su desaparición.

Sofía Montenegro, de Diálogos de Guatemala, aseguró que los datos en sí mismo no valen si es que estos no ayudan a sus comunidades. Su ONG tiene como eje un observatorio de la violencia que analiza la tasa de homicidios de Centroamérica.  Contó que Guatemala es uno de los países más inseguros y por eso buscan entender este problema a través de la revisión de los datos en el tiempo. Pero también encontraron datos alentadores en comunidades indígenas donde existen tasa de homicidios equivalentes a las de Europa y son los principales lugares pacifistas. Su objetivo fue romper estereotipos sobre estas comunidades. Asimismo, han trabajado en datos sobre la situación de las cárceles y uno de los hallazgos es que existe una sobrepoblación del 300%. Ven con preocupación cómo la opinión pública se ha inclinado por la limpieza social en las cárceles.

Los datos y el feminismo también han sido aliados. En el evento se presentó, por ejemplo, Lucia Irene Vijil, del Centro de Estudio para la Democracia Honduras, quien apuesta por el ciberactivismo. Esta organización apostó por lanzar http://poletika.org/, una herramienta para analizar el discurso electoral en relación a la agenda feminista. Trabajaron con organizaciones para encontrar los temas más importantes en relación a las mujeres. Con esta plataforma, buscaron “presionar a los partidos políticos para que las personas estén en el centro de las políticas y alcanzar una sociedad más justa y menos desigual”. Uno de sus logros, según Vigil, fue que uno de los candidatos en las últimas elecciones generales incluyera en su programa gran parte de los siete temas que habían identificado. Aunque no ganó, meter esos temas en el debate ayudó a mirar a los actores políticos esas otras demandas.

GALERÍA
La región busca humanizar los datos
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La amnesia de los candidatos sobre las mujeres
Susana Morán
El agua que no preocupa a los candidatos
Susana Morán
Las escenas olvidadas del reencuentro de las niñas taromenane
Susana Morán
Las dudas que dejan las contradictorias cifras de mortalidad materna
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Narcotráfico: la justicia naufraga en la "duda razonable"
Redacción Plan V
La emboscada nocturna que Martha Roldós sufrió en Quito
Fermín Vaca Santacruz
Nebot y los correístas
Alexis Oviedo
Senagua reconoce que concesionó más agua de la que existe
Redacción Plan V