Back to top
28 de Enero del 2020
Historias
Lectura: 11 minutos
28 de Enero del 2020
Redacción Plan V
La tragedia de Bromadinho podría ocurrir en Mirador, según activistas
0

Foto: Cortesía Acción Ecológica 

Vista panorámica a la infraestructura del proyecto Mirador, en Zamora Chinchipe. 

El 25 de enero de 2019, 272 personas murieron en el municipio brasileño de Brumadinho por la ruptura de un dique de una minera a cielo abierto. La misma infraestructura de esa mina estaría en Mirador, alertan activistas que recorrieron varias provincias del país visitando comunidades cercanas a proyectos mineros.

Un grupo de activistas llegaron hasta Mirador, la semana pasada. Hicieron un recorrido por un camino público que les permitió tener una vista panorámica de los relaves y la planta de trituración del primer megaproyecto minero a cielo abierto del país, que está en plena explotación. Mirador está ubicado en el sector de Tundayme, en la provincia de Zamora Chinchipe. Desde las montañas de la cordillera se observa las inmensas piscinas de esa infraestructura. 

La visita fue parte de una iniciativa regional de mujeres defensoras de la naturaleza. En el grupo estuvieron las activistas e investigadoras Daniela Campolina, de Brasil, y Ana Dubón, de El Salvador. Junto a miembros de Acción Ecológica y de los colectivos Saramanta Warmikuna y Caminantes, recorrieron durante 10 días zonas mineras en el Ecuador para intercambiar sus experiencias con los habitantes de las comunidades y pueblos cercanos a proyectos mineros. 


En julio pasado, entró en fase de explotación Mirador, la mina a cielo abierto más grande del país. 

Lo que observó el grupo prendió algunas alarmas. En Mirador pudieron ver la relavera -una piscina donde se almacenan los desechos de procesos mineros- llamada Quimi y el lugar donde se edificará la otra relavera llamada Tundayme. “Es una relavera gigantesca que va a ser construida en un encañonado, en la misma cordillera y por encima del río Tundayme. También vimos los túneles por donde se va a desviar el río Tundayme”, contó Ivonne Ramos, de Acción Ecológica. 

Los relaves de Mirador han sido un tema de preocupación de los expertos. En septiembre de 2019, E-Tech International, una organización técnico-científica, elaboró un resumen de las cinco evaluaciones que ha hecho a Mirador desde el 2011. Sobre los relaves, informó que había altos riesgos para la seguridad de las comunidades y para el medio ambiente. El documento dice que “la ubicación de los relaves incluye zonas de alta saturación en pendientes pronunciadas sobre el río Quimi en un área de alta sismicidad y alta pluviosidad”. 

El documento dice que “la ubicación de los relaves incluye zonas de alta saturación en pendientes pronunciadas sobre el río Quimi en un área de alta sismicidad y alta pluviosidad”.

Ahora Campolina, del Movimiento por las Sierras y Aguas de Minas Gerais, se une a las críticas. La investigadora sostiene que los diques de Mirador son los mismos que se rompieron en Brasil, son los menos seguros, pero los más baratos. Ella se refiere a la tragedia de 2015 cuando colapsó una presa en la ciudad de Mariana en 2015 donde murieron 19 personas y 40 millones de metros cúbicos de lodo alcanzaron más de 600 km del río Doce hasta el mar y dejaron sin agua a varios pueblos y comunidades indígenas. La empresa Vale SA, la minera más grande de Brasil, y BHP Billiton fueron las responsables. 

Vale también fue señalada por la ruptura de una presa en enero de 2019 en Brumadinho, un municipio brasileño del estado de Minas Gerais. Allí 12 millones de metros cúbicos de lodo mataron a 272 personas y atravesaron decenas de kilómetros del río Paropeba. Campolina junto a otras activistas protestó frente a la Embajada de Brasil en Quito el pasado viernes. Vistió un lazo marrón que es el símbolo de la campaña llamada “enero marrón” para recordar a los muertos de Brumadinho. Hasta ahora no se han recuperado todos cuerpos, la mayoría eran trabajadores de la misma empresa. Abajo de la relavera había un restaurante y esta se rompió en la hora del almuerzo, recuerda la activista brasileña. “La empresa ha dicho que es un accidente. Pero para las activistas es un crimen”. En julio de 2019, la justicia brasileña condenó a la minera Vale a pagar los daños y el pasado 21 de enero, la Fiscalía la acusó de homicidio. Los documentos que se descubrieron anunciaban que el dique no estaba bueno y aún así siguieron con las operaciones, relata Campolina. 


Imagen de los destrozos que dejó la ruptura de la represa de Brumadinho en enero de 2019. 

“Si en Brasil fue terrible, acá será peor”, alerta. En Minas Gerais las relaveras fueron construidas en lugares altos y cerca de ríos. Cuando hubo rupturas, los deslaves llegaron a los ríos y afectaron a poblaciones en cientos de kilómetros. Ramos explicó que en Ecuador la relavera Tundayme será levantada sobre la cuenca del río del mismo nombre, que a su vez se une con el río Quimi y este a su vez desemboca en el Zamora. En su visita, los shuar les contaron que hay tres comunidades cercanas al proyecto, asentadas a lo largo del Quimi, aguas abajo. Pero hay otras siete comunidades shuar en el Zamora. La preocupación -dice la activista- es la cantidad de habitantes que existen en los ríos cercanos al proyecto. 

Entre las similitudes y diferencias de los relaves de Mirador y Bromadinho, que identificó el grupo de expertas están las siguientes: 

Cantidad de relaves contenidos en la presa. Mirador (Tundayme) tendría 24 veces más: 657 millones de toneladas pues supuestamente producirían 60.000 toneladas diarias de relaves durante 30 años. Brumadinho: aproximadamente 27 millones de toneladas. 

Composición de los relaves. Son muy diferentes. En Mirador, los relaves son sulfurosos producto del procesamiento del cobre. En Brumadinho, los relaves son de óxido de hierro al igual que en las otras relaveras o diques que han colapsado en Brasil recientemente. La falla de la relavera de Bromadinho fue causada en parte por la alta oxidación del hierro contenido en los relaves. 

60.000 toneladas diarias de roca procedentes de la mina se estima que llegarán a la Planta de Beneficio de Mirador en el lapso de un año, según cifras oficiales de julio de 2019.

Tipo de construcción. Ambas son parecidas y peligrosas. En Mirador, la construcción es llamada aguas arriba. Esta clase de construcción es la más peligrosa; originalmente el diseño era de línea central. En Brumadinho, la construcción aguas arriba fue rellenado durante 37 años, recibió relaves hasta el año 2016. 

Altura de las relaveras. En Mirador es 3 veces más alta, 260 metros de altura. Convirtiéndose en la relavera más alta construida en la historia. Inicialmente iba a medir “solamente” 63 metros de altura. En Brumadinho tiene 86 metros de altura.

No es la primera vez que los relaves de Mirador han sido comparados con otras construcciones de riesgo. En el informe de E-Tech International se señala que el embalse del proyecto minero a cargo de la empresa china Ecuacorriente es muy similar al embalse de relaves de la mina Mount Polley en la provincia de British Columbia, en Canadá. Este se rompió en 2014 y causó un aluvión de más de cinco millones de metros cúbicos de lodos tóxicos que inundó todo a su paso. “El embalse de relaves de Mirador es prácticamente idéntico en extensión de área, contemplando en su construcción muros de tierra que no están asegurados a la roca, usando la misma técnica de "línea de centro" para levantar los muros de los embalses de relaves, los cuales fueron diseñados por la misma Compañía, la Knight Piésold”, dice el reporte. 

Campolina durante el recorrido presentó su experiencia sobre las diversas violaciones de derechos causadas por la minería a gran escala en el estado de Minas Gerais-Brasil, donde hay más de 300 presas de relaves mineros. La mayoría de proyectos son minería de hierro y oro, muchos de ellos están en riesgo y algunos han sido declaradas en emergencia, lo que significa que pueden colapsar en cualquier momento. “Nosotros tenemos minería desde hace 300 años, desde antes que Brasil sea república. En las comunidades donde hay minería vemos pobreza, violaciones a derechos humanos y las mujeres son las más afectadas. Toda la economía depende de la minería. Entonces las personas dejan de ver otras posibilidades de vida”, finaliza. 

Un recorrido por zonas mineras

La gira inició el 14 de enero en Tulcán y finalizó el pasado jueves 23 en Quito. Estuvieron en Ibarra e Íntag. En esta última está ubicada el proyecto minero de Llurimagua, donde las activistas también creen que hay riesgos por la relavera que allí se construirá. “Hay un informe de la Contraloría que señala que las proyecciones de la relavera están mal hechas, pues se hicieron con información recogida en otra zona hidrológica”, sostiene Ramos. También estuvieron en Carzapamba donde hay concesiones mineras. 


Foto de archivo de la comunidad de Intag. Foto: La Hora

El grupo también llegó a Pacto, donde asegura haber encontrado resistencia de las comunidades a las actividades mineras que allí se desarrollaron. Pacto es parte del Chocó Andino, que en febrero de 2019 la Unesco la incluyó en la Red Mundial de Reservas de Biósfera dedicada a la conservación y protección de la biodiversidad.

En Cotopaxi visitaron Moraspungo y en Bolívar llegaron a Las Naves, San Luis de Pambil y Telimbela. En Gualaquiza, en Morona Santiago, visitaron una comunidad shuar, donde participaron 150 personas shuar y de ciudades cercanas como Loja y Saraguro. 

En Azuay estuvieron en el proyecto Río Blanco, que está paralizado desde 2018. En este sector aseguran que hay daños ambientales notables y no hay planes para recuperar las zonas afectadas. En esa provincia se reunieron con el prefecto Yaku Pérez, a esa cita asistieron 500 personas para escuchar la experiencia de El Salvador.  Ana Dubón, de ese país centroamericano, es activista de las comunidades de Chalatenango, que se convirtieron en símbolo de resistencia y encabezaron consultas populares para frenar la minería. En el 2017, el congreso salvadoreño aprobó la ley general de minería metálica y así se convirtió en el primer país en prohibir esta actividad. Pero Dubon contó que ese logró significó una organización muy grande de las comunidades. Pero también sucedieron tragedias como la muerte de una activista. 

[RELA CIONA DAS]

Ecuador, ¿más sombras que luces al empezar el nuevo decenio?
Isaías Campaña C.
El Ministerio de Energia declaró "confidencial" a la información minera
Redacción Plan V
Los awá no quieren minería en su territorio
Susana Morán
Dos informes dan nuevas esperanzas a Íntag, el verde valle que podría convertirse en una mina de cobre
Fermín Vaca Santacruz
Así funciona en la región el EITI, el estándar que revela las cifras de la industria extractiva
Redacción Plan V
GALERÍA
La tragedia de Bromadinho podría ocurrir en Mirador, según activistas
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La otra historia de Mirador
Redacción Plan V
El Ecuador minero y su deuda con la transparencia
Redacción Plan V
Dos informes dan nuevas esperanzas a Íntag, el verde valle que podría convertirse en una mina de cobre
Fermín Vaca Santacruz
Yo soy de Pacto y no quiero minería
Ramiro Ávila Santamaría

[MÁS LEÍ DAS]

Coronavirus: La odisea de los primeros tres recuperados en Ecuador
Susana Morán
Esta es la historia no contada de la paciente 0 en Ecuador
Redacción Plan V
Minuto a minuto sobre el coronavirus
Redacción Plan V
¿Cuánto tiempo podrán el Ecuador y el mundo sostener la cuarentena?
Redacción Plan V