Back to top
30 de Julio del 2018
Historias
Lectura: 13 minutos
30 de Julio del 2018
Mariana Neira

Periodista de investigación, dirigió la redacción de la revista Vistazo en Quito.

Nueva guerrilla y más violencia armada en América

Foto: AFP

La firma de un acuerdo de paz con el Gobierno de Colombia dejó a miles de milicianos de las FARC dedicados a actividades criminales en varias partes de ese país. 

 

Guacho tenía contacto con altos oficiales de la policía, con quienes chateaba por años, y policías le vendían armas, pero, cuando el gobierno de Moreno resolvió intensificar el control del narcotráfico en la frontera, policías allanaron la casa de su mamá y se llevaron diez millones de dólares, el ‘Guacho’, encolerizado, se vengó matando a los nueve ecuatorianos, cuatro en suelo ecuatoriano y cinco en la selva colombiana, demostrando que tiene control sobre la franja fronteriza.

Qué equivocados estuvimos cuando pensamos que Walter Patricio Arizala Vernaza, alias ‘Guacho’, era un narquito insignificante, disidente de la narcoguerrilla, culturalmente limitado, dirigiendo una bandita de narcodelincuentes descarriados. La cadena de hechos, desde cuando descubrimos su existencia, nos ha puesto frente a una ficha importante en un nuevo plan narcoguerrillero para sustituir a las FARC.

Empezamos a ver esa realidad a partir del asesinato de nueve ecuatorianos en apenas 22 días (20 de marzo al 11 de abril 2018): los marinos Luis Mosquera, Jairon Sandoval, Sergio Elaje, Wilmer Álvarez; los compañeros del equipo  periodístico de El Comercio, Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra; y la pareja Oscar Villacís y Katty Velasco.

Aún nos duele su muerte tanto como el cruel periplo al cual sometieron los asesinos a sus cuerpos hasta cuando llegaron a descansar en sus tumbas, pero quienes seguimos en la tierra no estamos en paz por la secuencia de hechos que nos ha puesto en una situación de incertidumbre y temor por el futuro.

Están reconstruyendo las FARC

Noviembre 2017, el presidente Juan Manuel Santos atribuyó al ‘Guacho’ el asesinato de 6 campesinos colombianos y nos develó la existencia de este  hombre que intercambiaba correos con Miguel Botache Santillán, alias ‘Gentil Duarte’, entonces comandante del Frente 7 de las FARC, en Guaviare, Amazonía colombiana.

‘Gentil Duarte’ le escribió al ‘Guacho’ el 2 de noviembre 2017: “Valoramos positivamente lo que ustedes manifiestan en el correo, que siguen en pie de lucha sin defraudar los principios revolucionarios del Marxismo-Leninismo… y sobre todo cumpliendo con esa gran tarea de tomar el poder utilizando todas las formas de lucha”. Y “manifestó la importancia de seguir ‘unificando la fuerza de los combatientes en armas, que en este caso seremos nosotros los verdaderos hijos de Manuel (Marulanda)”. Y le pide al ‘Guacho’ que ponga en práctica “los lineamientos de la cartilla militar” para evitar que les capturen los militares, le da los códigos para intercomunicación por radio y le recomienda que exija a sus subalternos orden.

La revista Semana, de Colombia, dijo que ‘Gentil Duarte’ estaría gestando “un plan para refundar las FARC” uniendo “a los jefes de 29 estructuras integradas por disidentes y consolidar el poder militar y financiero”.

Un ‘Guacho’ conmovido le escribió a ‘Gentil Duarte’: “Agradezco… su gran solidaridad al haber entendido que no somos unos bandidos…somos revolucionarios… Buscamos el cambio de la igualdad con justicia social…”

‘Gentil Duarte’ es considerado el líder de los disidentes de los frentes de las FARC “más metidos con el narcotráfico”. Es el más buscado en Colombia por tráfico de cocaína a México, Brasil, Venezuela. A raíz de la firma de la paz anda diciendo a los campesinos “que él y sus hombres son las verdaderas Farc y que quienes firmaron la paz son los traidores al legado de ‘Manuel Marulanda’ y ‘Alfonso Cano”. Inteligencia colombiana dice que está bajo la protección del ELN. Detalles en diario El Tiempo, nota: ‘Un disidente de las FARC, el hombre más buscado de Colombia’. 19 de febrero 2018.

El intercambio epistolar, vía internet, entre ‘Gentil Duarte’ y ‘Guacho’ lo descubrieron dentro de las dos computadoras que la policía ecuatoriana confiscó en la casa de la madre del ‘Guacho’, el 16 de marzo 2018, y son parte del proceso judicial, según relata diario El Comercio en la nota: ‘En 2017, ‘Gentil Duarte’  reveló a ‘Guacho’ su plan para las FARC’. 17 julio 2018.

A propósito, la revista Semana, de Colombia, dijo que ‘Gentil Duarte’ estaría gestando “un plan para refundar las FARC” uniendo “a los jefes de 29 estructuras integradas por disidentes y consolidar el poder militar y financiero”.

Ecuador, socio ideal, estratégico y corrupto

Por geografía y corrupción, a los disidentes de las FARC Ecuador les resulta un socio estratégico ideal para la reconstrucción de las redes y rutas narcos y territorios guerrilleros.

Por las investigaciones a mensajes telefónicos, de internet, videos, incluidos los archivos en computadoras incautadas en escondites del ‘Guacho’, más delaciones de sus cómplices detenidos, ahora sabemos que él tenía contacto con altos oficiales de la policía, con quienes chateaba por años, y policías le vendían armas, pero, cuando el gobierno de Moreno resolvió intensificar el control del narcotráfico en la frontera, policías allanaron la casa de su mamá y se llevaron diez millones de dólares, además, metieron en la cárcel a algunos de sus compinches. El ‘Guacho’, encolerizado, se vengó matando a los nueve ecuatorianos, cuatro en suelo ecuatoriano y cinco en la selva colombiana, demostrando que tiene control sobre la franja fronteriza de los dos países.

Tan pronto se dio la denuncia pública de estos hechos, sin ninguna investigación previa, funcionarios de alto nivel del gobierno y la policía se dedicaron a desmentir las dos acusaciones y han dejado de hablar del tema. Esperemos que algún día la justicia aclare esta supuesta corrupción.

Sigue asesinado

Se intensificó la búsqueda del ‘Guacho’ y él respondió con más crímenes. El 11 de julio 2018 su banda acribilló a balazos a tres funcionarios de la fiscalía de Colombia que está cazándolo e investigándolo, y los incineró dentro del vehículo en el que se movilizaban. Sus víctimas fueron: Douglas Dimitry Guerrero, perteneciente a la Unidad Nacional Contra el Crimen Organizado; Willington Montenegro Martínez, investigador del grupo Antiexplosivos, y Jair Alfonso Montenegro Galindes, técnico investigador del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía.

¿También matan a líderes sociales?

La fiscalía responsabiliza de estos crímenes a “las organizaciones delincuenciales que son verdaderos ejércitos al servicio del narcotráfico”. No precisa si en esos ‘ejércitos’ están disidentes, ahora delincuentes

Nada raro sería que los de ‘Guacho’ también estuvieran participando en la oleada de asesinatos a líderes sociales y defensores de los derechos humanos en Colombia. Según la Fiscalía, 178 líderes sociales han sido asesinados desde 2016, de los cuales, 30 crímenes han sucedido en lo que va de 2018. Pero la Defensoría del Pueblo tiene un balance más preocupante: entre el 1 de enero de 2016 y el 30 de junio de 2018 fueron asesinados 311. Coinciden con las fechas de negociación y firma del acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las FARC.

La fiscalía responsabiliza de estos crímenes a “las organizaciones delincuenciales que son verdaderos ejércitos al servicio del narcotráfico”. No precisa si en esos ‘ejércitos’ están disidentes, ahora delincuentes. Más datos en la nota: ‘Fiscalía atribuye oleada de asesinatos de líderes sociales en Colombia al narcotráfico’. Nuevo Herald, 6 julio 2018.

Amenazan a los periodistas

Y, aparentemente, estos grupos violentos no tienen la intención de dejar de matar. El diario El País de España publicó el 17 de julio 2018: ‘Colombia sufre una oleada de amenazas de muerte a periodistas’. Resumo: No es infrecuente ver a un periodista con dispositivo de seguridad en Colombia y la protección es casi la regla en el caso de las figuras más visibles. El pasado sábado, Jineth Bedoya, editora del diario El Tiempo, y el portal La Silla Vacía fueron señalados como ‘objetivos militares inmediatos’ en un panfleto atribuido al comando central de las Águilas Negras, un grupúsculo criminal de ultraderecha.

María Jimena Duzán,  columnista de la revista Semana, recibió una amenaza de muerte de un usuario anónimo de Twitter.

Yolanda Ruiz, directora de noticias de RCN radio, denunció un intento de intimidación telefónica. “Esta mañana recibimos una llamada en la cual se amenaza directamente a varios de nuestros periodistas. Se menciona a Jorge Espinosa, Juan Pablo Latorre y a la que está al aire… Algún cobarde que dice ser del ELN llamó hace unos minutos a la redacción y me mandó decir que tenía 72 horas para no volver a hablar de ‘las organizaciones’. Que me pondrían en seguimiento”.

El presidente Juan Manuel Santos que firmó la paz con las FARC ha dicho: “Las amenazas a los periodistas me preocupan mucho porque eso es producto también de una ola para generar todo tipo de angustia y miedo. Algunos estarán interesados en que ese miedo se multiplique porque así pueden manipular más fácilmente a la población”.

Lea: Colombia sufre una oleada de amenazas de muerte a periodistas

Ecuador, ¡cuídate!

Tan dinámico y violento como está el plan de reconstrucción del negocio narcoguerrillero en Colombia, para no contaminarse, Ecuador debe mantenerse en alerta, poner a funcionar a su ‘inteligencia’ a su máxima capacidad, con profesionalismo y ética. Queremos un Estado que nos proteja, porque en las circunstancias actuales no estamos libres de amenazas.


Las acciones criminales de "los del Guacho" contra ciudadanos ecuatorianos provocaron muestras de repudio en nuestro país. 

¿A quién beneficiaría una nueva narcoguerrilla?

Pedro Carreño, exmilitar y diputado a la Asamblea Nacional Constituyente, expresó durante una entrevista en Televen, que Venezuela está militarmente preparada para enfrentar una eventual invasión de Estados Unidos y lo haría derribando puentes colombianos.

Cuando se hace esta pregunta, la gente que gusta del  análisis político pone sobre la mesa algunas hipótesis. Una nueva narcoguerrilla, se ha comprobado, no beneficiaría al ‘pueblo’. Beneficiaría a los narcoguerrilleros disidentes que no pueden insertarse en la sociedad por miedo o porque no saben hacer más que manejar armas, a los narcos que necesitan una fuerza armada para proteger sus movimientos, sus negocios, a los gobernantes ‘revolucionarios’, corruptos, de países vecinos, en riesgo de caer de sus tronos, y a los ‘imperios’ que están repartiéndose el universo.

¿Venezuela invadiría Colombia?

Recién, Pedro Carreño, exmilitar y diputado a la Asamblea Nacional Constituyente, expresó durante una entrevista en Televen, que Venezuela está militarmente preparada para enfrentar una eventual invasión de Estados Unidos y lo haría derribando puentes colombianos.

“El compañero presidente Chávez nos dejó blindada la revolución bolivariana, desde el punto de vista de la defensa territorial, (…) nuestros Sukois tendrán la responsabilidad, un río que divide a Colombia de sur a norte, que es el río Magdalena y tiene 7 puentes fundamentales, la primera acción de nuestra fuerza aérea es derribar estos puentes para dividir a Colombia en dos”. Vea la nota: ‘Hombre fuerte del chavismo plantea atacar Colombia si EE.UU. invade a Venezuela’. El Mundo. 9 julio 2018.

Predicción: expansión de la violencia

Si sucediera una invasión y enfrentamiento armado entre Colombia y Venezuela, ¿a quién apoyarían las nuevas FARC y otros paramilitares, al ‘uribista’ Duque o al ‘revolucionario’ Maduro? No se sabe, pero es muy probable que un acto armado no tendría marcha atrás.

Los analistas más radicales creen (predicen) que la violencia armada se expandiría en América Latina como en Medio Oriente (Irak, Libia, Afganistán, Siria, etc.) y África donde se calcula existen 25 conflictos armados. La gente se ve obligada a emigrar en masa. Los grandes beneficiarios del caos son las potencias mundiales que venden las armas y se llevan el petróleo y otros recursos naturales a precios bajísimos porque hacen tratos directos con funcionarios locales corruptos. (‘A río revuelto, ganancia de pescadores’).

Estos analistas creen que los iniciadores del caos armado interno en América Latina son Venezuela, Nicaragua, con gobiernos corruptos que despertaron la ira social, y México con su narco violencia. Han provocado muchos muertos y no hay indicio de un fin.

¡Que la predicción de expansión no se cumpla!

[RELA CIONA DAS]

Jacobo Zoldán, el cruzado contra los vehículos oficiales sin placas
Redacción Plan V
César Vernaza, el escurridizo ‘Empresario’
Redacción Plan V
Caso El Comercio: Ecuador y Colombia con versiones encontradas
Redacción Plan V
Cae grupo que supuestamente proveía armas a Guacho y otros
Redacción Plan V
¡Ojo al parche!
Ana Minga
GALERÍA
Nueva guerrilla y más violencia armada en América
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Así protegieron al violador de "El Principito"
Redacción Plan V
El largo camino de los pueblos indígenas para llegar a la universidad
Katicnina Tituaña
Los mecheros de la muerte en la Amazonía
Susana Morán
La varias veces centenaria biblioteca del convento de Santo Domingo se renueva
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Gaby: cuando la justicia obliga a una niña a ser madre
Susana Morán
Quién es quién y quién llevó a quién en el Municipio de Yunda
Fermín Vaca Santacruz
El costo político de Santiago Cuesta
Redacción Plan V
Diario de una esclava sexual en la Frontera Norte
Redacción Plan V