Back to top
17 de Enero del 2022
Historias
Lectura: 18 minutos
17 de Enero del 2022
Manuel Novik
Los riesgos para el mundo en 2022, el reporte del Foro Económico Mundial
0

El Foro Económico Mundial presentó su informe anual sobre los riegos mundiales. Foto: Luis Argüello.PlanV

 

En un año donde la pandemia sigue, este reporte anual recoje los principales riesgos que atravesará el mundo. Según el reporte, los principales riesgos en el Ecuador podrían ser el colapso de los sistemas de seguridad social, el estancamiento económico y el desempleo. El mundo tendrá que afrontar desafíos en desigualdad de condiciones.


El Foro Económico Mundial (WEF) presentó el reporte anual sobre los riesgos que enfrentará el planeta en el 2022. Una transición climática desordenada, dependencias digitales y vulnerabilidades cibernéticas, barreras a la migración, y aglomeración y competencia en el espacio figuran entre los principales riesgos. La distribución de la vacuna y la recuperación post pandemia sufre de una gran desigualdad a escala global. En los 52 países más pobres solo un 6% de la población ha sido vacunada, mientras que los 50 países con mayores ingresos ya tienen cerca del 70% de su población vacunada.

Algunos países podrán recuperarse de mejor manera, pero otros tendrán barreras de adaptación tecnológica y administrativa que les imposibilitará volver a la situación prepandemia. Se espera que para el 2024 la economía mundial sea al menos un 2% menor a lo que hubiera sido sin el Covid. Según las proyecciones del WEF habrá al menos 51 millones de personas más en situación de pobreza a causa del virus. El cambio climático es otro de los riesgos que ya impactan al mundo; como el récord de 42 grados en Madrid, los -19 grados registrados en Dallas o las temperaturas 10 grados mayores en la Antártida en relación con años pasados.

El cambio climático es otro de los riesgos que ya impactan al mundo; como el récord de 42 grados en Madrid, los -19 grados registrados en Dallas o las temperaturas 10 grados mayores en la Antártida en relación con años pasados.


42 grados en Madrid, la capital española registró la cifra más alta en 18 años. Foto: Europa Press

La ciberseguridad será un factor para tomar en cuenta por los gobiernos. En el 2020 los ataques de malware y ransomware crecieron en más del 300% y están sobrepasando la capacidad de las autoridades de mantener el control. Ese mismo año otro problema dejó en claro su relevancia; la migración y la desigualdad. En plena pandemia otro récord histórico de 34 millones de personas fueron desplazadas de sus hogares por motivos de conflictos internos. Al mismo tiempo países como EE. UU. enfrentaron 11 millones de trabajos vacantes o la Unión Europea que registró un déficit de 400 mil trabajadores solo en la industria del transporte.

Otro de los riesgos que resalta el reporte del Foro es la guerra en el espacio. Así como lo escucha, una creciente militarización y armamento del espacio será un conflicto a futuro. Un mayor número de actores podría generar fricciones que produzcan coaliciones que dañen infraestructuras vitales para la conexión en la tierra.

Dentro de una encuesta conducida por el Foro Económico Mundial estos fueron los cinco principales riesgos identificados para Ecuador: colapso o falta de sistemas de seguridad social, estancamiento económico prolongado, desempleo y crisis, proliferación de actividades ilícitas e inequidad digital.


El desempleo y la erosión del conflicto social son riesgos que evidencia el reporte. Quito no es ajeno a esta problemática y registra altas cifras de desempleo en la actualidad. Foto: Luis Argüello / PlanV

Dos mundos

La mitad de la población mundial aun no ha sido vacunada, un 40% de los trabajadores se mantiene en teletrabajo y solo un 35% de los estudiantes vive en países donde las escuelas son presenciales. Son algunos de los datos que revela el reporte y que dan cuenta de la situación que atravesará el mundo post pandemia. Dentro del informe se realizó una encuesta sobre las percepciones de riesgos, un 41% pronostica un futuro volátil con múltiples sorpresas, un 37% destinos fracturados que separarán “ganadores” de “perdedores”, solo un 10% se manifestó optimista de una recuperación global.

Según el Foro Económico las disparidades de ingresos corren el riesgo de aumentar la polarización y el resentimiento dentro de las sociedades. La erosión del conflicto social se percibe como el principal riesgo a corto plazo entre 31 de 124 países encuestados. El Banco Mundial estima que para mediados del 2021 el 20% más rico del mundo ya habría recuperado la mitad de sus pérdidas por la pandemia, mientras que el 20% más pobre habría perdido un 5% más de sus ingresos.

Las tensiones geopolíticas son otro riesgo que se refleja en la creciente competencia entre EE. UU. y China. Se teme que las alianzas regionales de las potencias se hagan a expensas de una integración global. Así mismo la posibilidad de una acción fallida por el cambio climático es un riesgo latente. La COP26 reveló las tensiones sobre las compensaciones por daños climáticos, ya que los países afectados se enfrentan a la presión de los grandes emisores, incluidos los Estados Unidos.


Personal médico en Mumbai, India realiza tareas preventivas en torno al COVID-19 . Foto: AP / Rafiq Maqbool, Archivo

Neutralidad de carbono para 2050

Según los datos del reporte, al menos 40 millones de puestos de trabajo serán creados solo en la industria de las energías renovables para el 2050, pero se perderían unos 8,5 millones de empleos en las industrias de combustibles fósiles. La transición a la red cero, el estado en el cual los gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera se equilibran con su remoción, podría transformar las economías del mundo. Sin embargo, el riesgo de actuar muy tarde está latente. Según el reporte, la inacción en cuanto al cambio climático puede accionar pérdidas de entre el 4% y el 18% del PBI global.


La transformación energética es el reto más grande de la humanidad. Reuters/ Prapan Chankaew

La evidencia está ahí; el derretimiento del hielo terrestre, el aumento del nivel del mar y períodos prolongados de calor y frío son algunas de las consecuencias ocasionadas por la actividad humana. Con las paralizaciones debido al COVID-19 se produjo un descenso en las emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, las trayectorias ascendentes pronto se reanudaron. Durante la COP26, una alianza financiera anunció que más de USD 130 billones de capital privado estaría comprometido con la neutralidad del carbono, lo suficiente para lograr la neutralidad de carbono en el 2050.


Uno de los efectos más visibles es la pérdida irreversible de los sistemas de glaciares en todo el planeta. Foto: Reuters / Hannibal Hanschike


Foto: Getty Images / 
Marc Guitard
 

estos fueron los cinco principales riesgos identificados para Ecuador: Colapso o falta de sistemas de seguridad social, estancamiento económico prolongado, desempleo y crisis, proliferación de actividades ilícitas e inequidad digital.

La estabilidad en el corto plazo se opone a una “transición verde”. A largo plazo, los países se enfrentarán a cuestiones relativas a la viabilidad del suministro de combustible y gas para vehículos cuando gran parte de la población se haya alejado de los motores de combustión, el gas y la calefacción.

Según el WEF los trabajadores que no tengan las habilidades para la transición ecológica estarán especialmente en riesgo. La industria de lo sustentable tendrá varias interrogantes. ¿Si el auge de las inversiones sostenibles se convierte en una burbuja, seguido de una caída que paralice el progreso? ¿Qué pasa si una nueva tecnología es transformadora, pero no se puede producir en masa a bajo costo? Son algunos de los desafíos que tendrá el sector en el futuro.

Dependencia digital y ciberataques

El reporte indica que hay una brecha de 3 millones de ciber profesionales necesitados a lo largo del mundo. La dependencia en sistemas digitales ha cambiado la forma en que funcionan las sociedades radicalmente en los últimos 20 años. Herramientas como servicios en la nube, proveedores de servicios, agregadores de datos e interfaces de programación son herramientas muy útiles pero que hacen vulnerable a las sociedades que solo dependen de ellas.

Una manifestación del cambio en el paradigma tecnológico será el metaverso. Una red de espacios virtuales en 3D, habilitada mediante criptomonedas y fichas no fungibles (NFTs) entre otras tecnologías, acompañada de experiencias de realidad virtual inmersivas. La seguridad en los mundos virtuales no está garantizada. La presencia en los mundos digitales se incrementará, y con ello se relegará la vida fuera de esos espacios.

Un dato interesante que presenta el reporte tiene que ver con el incremento de ataques cibernéticos en el 2020, un aumento de 435% en ataques de ransomware, una forma de hackeo. Usualmente, los ransomware secuestran información valiosa y la entregan a cambio de altas sumas de dinero virtual. Este tipo de ataque está lejos de ser irrelevante, en 2020 recibió USD 406 millones, mientras que en 2019 fueron USD 19 millones. El monto lo reciben en crypto monedas, que son convertidas al dólar. 

El reporte del WEF argumenta que el fallo de ciberseguridad es uno de los riesgos que más empeoraron a través de COVID-19. Tomando en cuenta que los sistemas todavía son operados por personas, el reporte indica que el 95% de los problemas de ciberseguridad se debe a errores humanos. Para los gobiernos que intentan prevenir fallos de ciberseguridad, los mecanismos de aplicación entre las jurisdicciones siguen obstaculizando los esfuerzos para controlar la ciberdelincuencia.

La seguridad digital afectará tanto a potencias como a países en desarrollo. A empresas grandes y pequeñas. En 2021, por ejemplo, el fraude bancario creció un 117% en el Reino Unido en un año en que la gente realizó una mayor cantidad de compras virtuales. El WEF estima que las grandes empresas pueden gastar entre 1% o 2% en temas de ciberseguridad, mientras que empresas de menor envergadura pueden tener un mayor desafío al tener que invertir al menos un 4% en este rubro. Por último, están en riesgo quienes no están en la vanguardia, al menos un 40% de la población mundial no está conectada a internet.

Barreras a la migración

Los refugiados por cambio climático serán al menos 200 millones para el 2050, según las estimaciones del reporte. Durante los últimos años ha ido creciendo el número de migrantes, de 221 millones en el 2010 a 281 millones en el 2020. En los países más ricos se imponen barreras a la migración, pero según el reporte un 83% de los residentes en 22 países de la OCDE ha experimentado ganancias netas a causa del flujo migratorio.

El cambio climático, los conflictos y la inestabilidad política obligarán a millones de personas a abandonar sus hogares. En el 2021 se presentaron cifras sobre una disminución del 9% en inversión extranjera en países de bajos recursos. Esta disminución en el apoyo puede ser una de las causas por las que 34 millones de personas fueron desplazadas de sus países por conflictos internos. Países como Afganistán, Myanmar, Sudan, Syria y Venezuela figuran entre los más convulsionados. Paralelamente las barreras fronterizas están incrementando.


Una carvana de migrantes en Centroamérica viaja por tierra a pesar de la pandemia. Foto: ONU.

Los refugiados por cambio climático serán al menos 200 millones para 2050. Durante los últimos años ha ido creciendo el número de migrantes, de 221 millones en 2010 a 281 millones en 2020. un 83% de los residentes en 22 países de la OCDE han experimentado ganancias netas a causa del flujo migratorio.

El Foro Económico Mundial afirma que la pandemia ha disminuido la financiación externa a los países en desarrollo en USD 700.000 millones, lo que equivale al PIB combinado de 36 de las economías más pobres del mundo. Irónicamente, mientras los países imponen altas barreras fronterizas, las empresas se arriesgan a una baja demanda de trabajadores por falta de personal.

Otro de los riesgos presentados está en el agravamiento de las crisis humanitarias. Los largos desplazamientos de gente pueden llevar a más pérdidas de vida, secuestros y trata de personas. En el 2021 al menos 4800 personas se habrían perdido, en su mayoría intentando ingresar a Europa desde África. El reporte indica que las fisuras geopolíticas podrían agravarse si se utiliza la migración como un instrumento geopolítico.

La competencia en el espacio

Para el 2030 se espera cinco nuevas estaciones espaciales desarrolladas por distintos gobiernos en el mundo. Según el Foro Económico Mundial en las próximas décadas se lanzarán al menos 70 mil nuevos satélites, actualmente hay unos 11 mil orbitando. Además, ya hay 28 Estados con regulaciones domésticas sobre el espacio. Las órbitas externas a la Tierra ya ha sido contaminadas por la actividad humana, el reporte indica que hay más de 1 millón de piezas de escombros.

Hay actualmente un mercado de satélites comerciales operando en una orbita geoestacionaria. Esta órbita está perdiendo valor ante las nuevas fronteras espaciales; la Órbita Terrestre Baja (LEO) y la Órbita Terrestre Media (MEO). Desde estas nuevas órbitas los competidores esperan ofertar nuevos servicios y abrir nuevos mercados. El aumento de la explotación de estas órbitas conlleva el riesgo de congestión, un aumento de los desechos y la posibilidad de colisiones en un ámbito con pocas estructuras de gobierno para mitigar las nuevas amenazas.

Los gobiernos están impulsando a actores privados para la explotación espacial. Esta es la principal forma de financiamiento para el espacio. Pero adicional al interés estatal hay empresas, start-ups y entidades de investigación que están proliferando con la explotación espacial. La infraestructura espacial de la que dependen muchas entidades civiles y comerciales deberá mantenerse y protegerse. De lo contrario un colapso en los sistemas terrestres podría suceder.


El espacio será la siguiente frontera que los gobiernos se disputarán en el futuro. Imagen referencial. Xataca

Una teoría a la que acude el reporte, conocida como el "efecto Kessler" plantea las consecuencias potenciales de un efecto en cascada. Se estima que el número actual de escombros más pequeños es de casi un millón, mientras que los objetos más grandes se cuentan por miles. La prestación de servicios orbitales y la retirada de desechos podría ayudar a aliviar algunas de las peores consecuencias. El seguimiento de los desechos es una herramienta fundamental para prevenir colisiones o daños, pero tendrá que ser cada vez más sofisticado para mantener la fiabilidad en un ámbito más congestionado.

El efecto describe un escenario en el cual la densidad de objetos (satélites y escombros) en la LEO es lo suficientemente alta como para que las colisiones entre objetos puedan causar una cascada, en la que cada colisión genere desechos espaciales que aumenten la probabilidad de nuevas colisiones y un crecimiento exponencial de los desechos. Una implicación es que la distribución de los desechos en órbita podría llenar de desechos la órbita y esto podría dificultar las actividades espaciales y el uso de satélites en rangos orbitales específicos durante muchas generaciones.

Otro de los riesgos que presenta el informe se relaciona con las ambiciones espaciales nacionales que conllevan un riesgo creciente de militarización del espacio. Hay países como Estados Unidos que ya han abierto filas en sus fuerzas armadas dedicadas al espacio. Japón y el Reino Unido también crearon comandos espaciales en los últimos años. La carrera armamentística con armas hipersónicas también contribuye a la militarización del espacio: China, Rusia y Estados Unidos están desarrollando este tipo de armas y cada uno las probó en la segunda mitad de 2021.

El reporte del Foro Económico Mundial se presenta anualmente. Este año fue marcado por la pandemia y los desafíos que emanan de su recuperación. Un mundo segregado, el cambio climático, la dependencia digital y la competencia por la carrera espacial figuran entre los principales riesgos globales para este 2022 y el futuro.

GALERÍA
Los riesgos para el mundo en 2022, el reporte del Foro Económico Mundial
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los siete datos clave sobre la mujer en el mundo en 2015
Redacción Plan V
Reporte especial: Cómo China se apropió del petróleo de Ecuador
Joshua Schneyer y Nicolás Medina Mora Pérez*
Las dos lecturas del informe de Derechos Humanos de la ONU
Redacción Plan V
Ecuador no recupera el millón de dólares que entregó a la ONU para anticorrupción
Fermín Vaca Santacruz

[MÁS LEÍ DAS]

La larga pelea de Luis Felipe Varas por sus derechos de autor, y no es un cacho
Redacción Plan V
Este fue el minuto a minuto de la matanza en la cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas
Redacción Plan V
15 familiares de Carlos Pólit firmaron su fianza
Susana Morán
Cronología: estos son los hechos que han marcado el proceso de Carlos Pólit en Miami antes de su lectura de cargos
Susana Morán