Back to top
29 de Julio del 2019
Historias
Lectura: 17 minutos
29 de Julio del 2019
Redacción Plan V
¿Se viene un remezón en el mercado farmaceútico?
0

El mercado farmacéutico ecuatoriano es considerado un caso especial en el mundo y ahora puede verse sometido a cambios con la aprobación del Código Orgánico de la Salud.

 

Mientras los debates del proyecto de Código Orgánico de la Salud, COS, giran en torno al aborto, el consumo de cannabis y varios temas importantes, una disposición general, la 21, pasa desapercibida para el público en general. Está, de aprobarse, cambiará el mercado farmacéutico en el Ecuador tal como lo conocemos.

La legalización del aborto en casos de violación, el uso medicinal del cannabis, así como de la medicina ancestral fueron los temas que concentró el martes 28 de mayo el segundo debate de las reformas al Código Orgánico de la Salud. Pero de estos temas, polémicos en los debates y en los medios de comunicación, hay uno que no consta y que, de aplicarse, desencadenaría una hecatombe en la estructura económica del mercado farmaceútico en el Ecuador. 

La norma en mención es la Disposición General VIGÉSIMA PRIMERA.- “Los establecimientos farmacéuticos o sus accionistas no podrán ser propietarios total o parcialmente de prestadores de servicios de salud o de servicios farmacéuticos del Sistema Nacional de Salud”.

Esta no estaba en el borrador para el segundo debate del Pleno, pero luego, en el informe oficial que la Comisión de Salud de la Asamblea, presidida por el legislador oficialista y médico William Garzón, la disposición 21 apareció, como la penúltima de las Disposiciones Generales. 

¿Cómo impactará esta disposición en el mercado?

El COS define a los establecimientos farmaceúticos en su artículo 327.- Establecimientos farmacéuticos.- La Autoridad Sanitaria Nacional, habilitará y reconocerá para su funcionamiento en el territorio nacional, a los establecimientos farmacéuticos y de dispositivos médicos, entendiéndose por tale: los laboratorios farmacéuticos, productores de dispositivos médicos, casas de representación farmacéutica o de dispositivos médicos, distribuidoras farmacéuticas o de dispositivos médicos, empresas de logística y almacenamiento de medicamentos o dispositivos médicos públicos o privados. (…)”

Y a los servicios farmacéuticos como: 

“Artículo 329.- Servicios farmacéuticos y de dispositivos médicos.- La Autoridad Sanitaria Nacional, regulará, controlará y vigilará los servicios farmacéuticos y de dispositivos médicos, entendiéndose por tales las farmacias y boticas públicas y privadas, que serán los únicos autorizados para brindar atención farmacéutica, a dichos servicios se los considerará establecimientos prestadores de servicios de salud y forman parte del Sistema Nacional de Salud. (…)”

Es decir, según la disposición general 21, los laboratorios, productores, casas de representación y distribuidoras farmaceúticas y de dispostivios médicos no podran tener bajo su estructura empresarial o propiedad accionaria a las cadenas de boticas y farmacias. 

la disposición 21 del COS, "generará de manera obligatoria, un proceso de desinversión, procedimiento sin precedentes en nuestro país, dada la estructura (integración vertical) que tienen la mayoría de los actores en este mercado".

De acuerdo a expertos en derecho de la competencia, consultados por este portal, la disposición vigésima primera del COS, "generará de manera obligatoria, un proceso de desinversión, procedimiento sin precedentes en nuestro país, dada la estructura (integración vertical) que tienen la mayoría de los actores en este mercado. El proceso sería totalmente traumático y conllevaría costos irrecuperables, destrucción de un modelo altamente eficiente y que ha creado muchísimos beneficios tanto a los operadores económicos involucrados como a los usuarios y consumidores. El resultado sería el incremento de los costos y una seria disminución del acceso a los medicamentos pues los costos como aumentarían. Las inversiones programadas en base de la estructura actual se verán sumamente afectadas".

¿Cómo funciona esta estructura del mercado y cómo se vería afectada?

El Ecuador tiene altos niveles de concentración en el mercado farmaceútico, lo que se da en llamar oligopolio, según el informe Industria Farmacéutica iniciativa impulsada por ESPAE Graduate School of Management de la Escuela Superior Politécnica del Litoral, ESPOL.

Para el 2017, el crecimiento del precio promedio de medicinas alcanzaba USD 6.58 y era sostenido desde 2012, donde 7.075 farmacias se disputaban 1.469 millones de dólares y 220 millones de unidades, de acuerdo a una investigación de mercado hecha por la Escuela Politécnica del Litoral, ESPOL.

Esto reflejaba "un grave problema de concentración oligopólica en el cual, 3.632 farmacias pertenecen a cadenas, con precio promedio de USD 6.89, y 3.443 son independientes con USD 5.28 de precio promedio, lo cual se debe a su incapacidad para vender recetas completas y vendiendo al detalle productos de más bajo costo", decía el informe.

Lo crítico de esta situación era que en el 2017 solamente 1.970 puntos de venta expendían el 80% de todo el valor del mercado.

Los cinco grupos comercializadores más grandes de medicinas representan 86% del mercado y los 20 primeros constituyen el 99%. Y visto desde diferente perspectiva, las cadenas de farmacias venden el 85% del mercado y las farmacias independientes el 15%, según la ESPOL.

En el mercado de distribución y dispensación de productos farmacéuticos destacan cinco grandes:

Holding Grupo Difare Cía. Ltda., con sus subsidiarias Difare S.A. que opera con las marcas de farmacias Cruz Azul, Pharmacy’s y Comunitarias; y Dyvenpro S.A.

Corporación Grupo Fybeca S.A. GPF con sus subsidiarias Farmacias y Comisariatos de Medicinas
S.A. Farcomed bajo la marca Fybeca; Econofarm S.A. bajo la marca Sana Sana; Farmaliadas S.A,

Tiecone S.A., Abefarm S.A. y Provefarma S.A. Farmaenlace Cía. Ltda., con las marcas Farmacias Económicas, Medicity y Farmadescuentos.

Quifatex S.A., con la marca Su Farmacia y su subsidiaria Vanttive Cía.Ltda.

Leterago del Ecuador S.A.

Lo crítico de esta situación era que en el 2017 solamente 1.970 puntos de venta expendían el 80% de todo el valor del mercado. Más de cinco mil farmacias escasamente vendían 294 millones de dólares, con una venta promedio de USD 4.800 mensuales lo que no generaba ni siquiera un salario mínimo vital de utilidad.

Las farmacias significan 72.35% del mercado privado de medicinas, las instituciones públicas ocupan un importante 20.24%, mientras que las instituciones privadas son solo el 3.80% y los otros actores son el 3.21%. Sin embargo, hay que notar que los precios de los productos éticos nuevos ya se estabilizaron y los únicos que varían son los de venta libre por lo cual no se puede pronosticar un crecimiento sostenido.

Los laboratorios farmacéuticos mantienen aún el 70% de su comercialización a través de distribuidores y solamente un 30% mediante venta directa.

A pesar de que la nueva Ley Orgánica de Salud, no ha sido promulgada aun, Ecuador todavía es un mercado muy regulado, especialmente por la Superintendencia de Regulación y Control de Poder de Mercado y la ARCSA.

Esta industria es muy conservadora y normalmente adversa al riesgo, por lo cual ha debido enfrentar en este periodo algunos retos, que han sido gestionados con singular éxito. Utilizó hábilmente el incremento de precios de los productos liberados y evitó la fijación de precios en las fórmulas infantiles. Tuvo que poner en práctica el cambio de empaques de acuerdo al Decreto 522 para la impresión de “Medicamento Genérico” y “Medicamento de Referencia” para los productos que perdieron su patente, pero los productos de marca no sufrieron un cambio considerable. No hubo la eliminación del seguimiento prescriptivo de los médicos privados que sostiene un mercadeo farmacéutico orientado a medicinas de marca.

Los laboratorios farmacéuticos continuaron la reducción de sus estructuras, especialmente los multinacionales con nidos en Colombia, Perú y Centroamérica, esto en consecuencia de la posible prohibición de la visita médica a las instituciones públicas. Las subastas inversas corporativas fueron reemplazadas por subastas de emergencia, como consecuencia de los cambios en las políticas de gasto público y la evidente restricción fiscal.

En Ecuador, la razón Gasto salud/PIB creció a una tasa anual de 7.5% en período 2000-2015, con un gasto total de USD 8.558 millones en 2015 y un nivel de gasto per cápita de USD 980 (PP). El principal motor fue el gasto público cuya participación en el total subió de 29% en 2000 a 50% en 2015, mientras que el gasto privado era principalmente gasto de bolsillo (88%).

3000 mil  MILLONES DE DÓLARES EN VENTAS GENERÓ LA INDUSTRIA FARMACEÚTICA EN EL 2018, SEGÚN FUENTES DEL SECTOR. 

El mercado privado de medicinas se acerca a USD 1.5 mil millones, con un gasto per cápita de USD 88, mientras el mercado institucional opera a través de subastas inversas (SICM), con las que se hacen adquisiciones para dos años (en 2011 fue de USD 450 millones y para 2016 se habían adjudicado compras por USD 133 millones)

Las ventas de los laboratorios locales representaron alrededor de 15% del mercado privado (25% en volumen, 2015); así como 54% de las compras públicas de 2011, destacando que las compras públicas representan entre 30% y 40% del total de ventas de la industria local.

El mercado local de fármacos se abastece mayormente por importaciones, que sumaron USD991 millones en 2017 (crecimiento anual de 6.4% desde 2007), de los cuales 66% provino de apenas diez países, mientras que las exportaciones apenas alcanzaron USD 39 millones en 2017 (crecimiento compuesto de 1.9% en igual periodo).


Lea aquí el estudio de la ESPOL.

En una investigación lidera por el médico PhD Esteban Ortíz, y publicada por la Universidad de las Américas, Udla, se señala que "el mercado farmacéutico del Ecuador comprende características particulares, con tendencias de consumo sui generis, donde las vitaminas y las leches infantilizadas son los productos más demandados y adquiridos por la población, así mismo el Estado gasta millones de dólares en biosimilares de alta tecnología, paradójicamente posee dificultad en conseguir medicamentos huérfanos disponibles desde hace más de 60 años. Esta dinámica nos ha motivado a compilar, organizar y analizar información relevante sobre las estrategias productivas de la industria farmacéutica ecuatoriana y las habilidades de ventas de las multinacionales radicadas en el país. Un sistema de salud mixto, en donde la gran mayoría de la población depende del sistema público, es un reto para cualquier Estado.

"La amalgama de variables y las características propias de un mercado para más de 16 millones de habitantes, ocasiona que el Ecuador sea uno de los países suramericanos con mayor consumo per cápita de medicamentos. Un mercado con gran predilección por los medicamentos de marca y por aquellos genéricos que astutamente se hacen pasar por estos, han causado que los medicamentos genéricos “verdaderos” tengan mala fama entre los consumidores. Basados en datos de las subastas de medicamentos y las tendencias del sector privado, se ha establecido que para el año 2015, el Ecuador gastó alrededor de 1.5 billones de dólares en estos productos, siendo las dos terceras partes de esta cifra, dependiente del consumo privado y no estatal".

De acuerdo al informe de la ESPOL, "la entrega física de las medicinas ocurre a través de farmacias, clínicas, hospitales, instituciones públicas y privadas, botiquines populares y demás centros de asistencia. Al ser las farmacias el canal de distribución final para los laboratorios, las estrategias para la distribución y venta al cliente final de fármacos se orientan fuertemente a las cadenas de farmacias, que han mostrado un crecimiento significativo a partir de la ampliación de sus servicios y remodelación de locales (incluyendo puntos de salud, centros de enfermería, oferta de productos de consumo y descuentos).

"Las estrategias comerciales de las cadenas de farmacias con los laboratorios abarcan la negociación de plazos de crédito, así como formas de comercializar sus productos a través de publicidad y promociones. Por otro lado, acorde al Estudio de Concentración de Farmacias de la Superintendencia de Control de Poder de Mercado (SCPM), 2.569 farmacias independientes cerraron sus puertas entre 2001 y 2014 (al desaparecer o ser absorbidas), al tiempo que estimaciones del mercado mostraban una reducción de la participación de las farmacias independientes de 26% en 2009 a 21% en 2012, y a 15% actualmente, mientras el peso relativo de las cadenas de farmacias pasó de 74% en 2009 a 79% en 2012 y a 85% en la actualidad. Al término del primer trimestre de 2018, ARCSA reportaba un total de 5.774 permisos vigentes de funcionamiento para farmacias a escala nacional.

Se perderían cientos de empleos y los precios subirían

Sin embargo, una consultoría empresarial contratada por el sector farmacéutico del Ecuador, al que tuvo acceso Plan V, hizo una proyección del impacto que tendría en el mercado de medicamentos e insumos la aplicación de la disposición general 21 en el Código de la Salud.

"Esto implica un choque externo muy fuerte para el sector ya que se traduce en procesos de desinversión dentro de la cadena de distribución y comercialización de fármacos. En el Ecuador las empresas de distribución de fármacos han llegado a plantear modelos de negocio en los que se incluye el eslabón de comercialización, factor que permite una réplica de economías a escala dentro de su cadena de valor y proceso de producción", señala el informe final hecho en julio de este año. 

Para fuentes de la industria, el mercado de la distribución farmacéutica se caracteriza por ser desconcentrado y competitivo, los indicadores HHI y de razón de concentración (938,5 y 23,4 respectivamente para el año 2018) son muestra evidente de que dentro del este mercado no existen no vicios de monopolio u oligopolio ni poder de mercado por parte de alguno de sus agentes económicos.
En el 2018, la industria empleó a 15.132 personas en modalidad de empleo formal y adecuado, reportó activos por USD 1.790 millones, ventas por USD 3.100 millones, utilidad anual por USD 98 millones y el impuesto a la renta causado fue de USD 25,9 millones en el 2018.

La investigación estableció dos posibles escenarios de desinversión, y los efectos que tendría esa política. En el escenario más amable, con una desinversión del 10% de los activos se darían disminuciones de USD 240 millones en ventas, USD 6,9 millones en utilidad y 228 puestos de trabajo. En un escenario de desinversión del 70%, la caída sería de USD 1.680 millones en ventas, USD 48,6 millones en utilidad y la pérdida de 1599 plazas de empleo formal y adecuado.

En consecuencia, los efectos negativos que tuviese dicha desinversión, dice la industria, no solo afectan a la industria en general, efecto que la haría tambalear, "sino que pone en riesgo fuentes de empleo y una posible alza de precios de fármacos ante la eliminación de las economías a escala producto de la eventual desinversión en el sector". El segundo debate de fines de mayo quedó suspendido hasta una nueva oportunidad,y se espera que antes de aprobar el COS, los legisladores definan primero las reformas al Código Orgánico  Integral Penal (COIP), para no caer en contradicciones punitivas, sobre todo en los temas de legalización del aborto en casos de violación, así como la comercialización de cannabis para fines medicinales.

El COS tiene 405 artículos, divididos en tres libros referentes al Sistema Nacional de Salud, el cuidado integral de salud y el control y sanción en el Sistema Nacional de Salud.

[RELA CIONA DAS]

Medicamentos: la misma vieja historia
Juan Cuvi
El San Pedro, sustancia ancestral, a la cárcel. ¿Mañana, la ayahuasca?
Redacción Plan V
Las 18 toneladas de los medicamentos de la muerte
Redacción Plan V
Así se 'mató' a Enfarma
Redacción Plan V
Janeth Hinostroza: el delito de preguntar
Redacción Plan V
GALERÍA
¿Se viene un remezón en el mercado farmaceútico?
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Medicamentos: el contrato "confidencial" de 290 millones
Redacción Plan V
Las 18 toneladas de los medicamentos de la muerte
Redacción Plan V
Medicamentos: la misma vieja historia
Juan Cuvi
José Serrano no le teme al narco ‘Gerald’
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El "contertulio" Alexis Moncayo sale de Radio Majestad
"Hay un discurso guerrerista-templario en el Gobierno": Nelson Reascos
Fermín Vaca Santacruz
El origen de "ven para mearte" y otras frases de Nebot
La caída nacional de las ventas es de -20%