Back to top
18 de Abril del 2016
Historias
Lectura: 17 minutos
18 de Abril del 2016
Redacción Plan V
#TerremotoEcuador: el impacto económico

Fotos. Reuter Media Express

A la severa crisis de la caja fiscal para 2015 se suma la destrucción de miles de viviendas en las ciudades manabitas. REUTERS/Guillermo Granja

 

El daño a la economía aún no es calculado, pero el presidente Rafael Correa habla de entre dos y tres mil millones de dólares. El Gobierno anunció cinco medidas económicas, entre estas, el aumento del IVA en dos puntos, lo que ya fue rechazado por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, por Lourdes Tibán de Pachakutik y por los protestantes de la avenida de La Shyris.

El presidente Rafael Correa calcula que el impacto económico del terremoto le costará al país entre dos y tres mil millones de dólares en los daños y la reconstrucción, es decir, por lo menos dos puntos del PIB.

La noche del 20 de abril de 2016, en un mensaje a la Nación desde el Palacio de Gobierno de Quito, luciendo la banda presidencial y acompañado de los presidentes de las otras funciones del Estado, Correa anunció una serie de medidas económicas para enfrentar las consecuencias del siniestro. 

Entre las medidas propuesta por el Gobierno están:

- Se establece el aporte de un día de sueldo para los que ganan más de 1.000 dólares. Según explicó Correa, "si se gana $ 1.000 se contribuirá 1 día de sueldo, un mes; si se gana más de $ 5.000 se contribuirá 1 día durante 5 meses".

-El  Impuesto al Valor Agregado (IVA), que se paga en todas las compras, subirá dos puntos durante un año del 12% al 14%.

- Se establecerá por una sola vez la contribución del 3% adicional sobre utilidades de las empresas. 

- Se establecerá, por una sola vez, el 0.9%  para personas naturales con patrimonio mayor a un millón de dólares. 

Por lo pronto, el Gobierno anticipó que reconstruir el cantón Pedernales podría costar por lo menos USD 240 millones, mientras que la población de Jama costaría USD 60 millones, si bien, se aclaró, será un proceso que tomará varios años. 

Según el asambleísta Virgilio Hernández, de Alianza PAÍS, el estado de excepción vigente permite que la Asamblea trámite dos proyectos económicos urgentes al mismo tiempo, por lo que la primera reforma tributaria, que deberá aprobarse en segundo debate hasta el viernes 29, seguirá su trámite entre lunes y martes próximos.Por lo menos USD 700 millones rendiría el aumento del IVA, aunque reconoció que puede haber un 30% de reducción de compras.

El ministro coordinador de la Producción,Vinicio Alvarado, precisó en Twitter que de acuerdo con la Ley de Régimen Tributario, todos los bienes muebles y los servicios pagan IVA. Pero no lo pagan los alimentos en estado natural -los alimentos procesados sí pagan- y los servicios de salud, religiosos, funerarios y de educación que tienen tarifa cero. Esto significa que el 90% de los alimentos no pagan IVA.

Explicó que el día de sueldo que los ciudadanos contribuirán se calcula de un mes de 30 días. Para un sueldo de USD 1000, el aporte sería de unos USD 33. Quienes ganen USD 2 000, pagarán dos días de su sueldo, un día por mes. Para quienes ganen USD 3000, serán tres días, en tres meses. Para quienes ganen USD 4000, serán cuatro días, en cuatro meses y quienes ganen USD 5000 o más serán cinco días por cinco meses.

En las zonas afectadas por el terremoto se aplicarían mecanismos para que no rijan las medidas. 

Para la asambleísta  Lourdes Tibán no se debería cobrar el IVA a las provincias afectadas y las medidas no son la solución sino que profundizarán la contracción económica que ya vivía el país antes del terremoto.

De su lado, el alcalde Jaime Nebot dijo que "me voy a oponer y estoy en discrepancia absoluta con esta nueva tragedia financiera tributaria con la que se pretende solucionar la tragedia anterior que es la telúrica y mezclarla con la tragedia anterior que es la financiera y económica previa, pero eso no va a impedir nunca que sumemos inclusive con el gobierno en un aspecto de solidaridad y ecuatorianidad para socorrer a la gente que ha perdido sus familias y bienes".

Según dijo Nebot al diario El Universo, este tipo de medidas económicas a veces causan el efecto contrario, porque no hay tributo que no lo pague el pueblo o que se traslade al consumidor final especialmente a los pobres y clase media. Aseguró que el Estado empobrecerá a las personas tomando dinero de sus bolsillos y dejará sin recursos a la sociedad para comprar, pagar y movilizar la economía, lo que iniciará en una cadena de miseria, decrecimiento económico y esto generará menos ingresos para el Estado.

Nebot agregó que el gobierno no debió desestimar la creación permanente de un fondo de contingencia para este tipo de desastres importantes con la bonanza petrolera que hubo. Agregó que la creación de este fondo hubiese permitido la obtención de los recursos para afrontar la crisis telúrica y poder acudir a organismos internacionales que otorguen créditos aceptables y a largo plazo.

Para el economista de la Universidad Católica de Quito, Pablo Dávalos, subir los impuestos como el IVA es una medida inadecuada en tiempos de crisis económica.

Los nuevos impuestos, que servirían para financiar por los menos USD 300 de los USD 600 millones que el Gobierno anunciaba como déficit fiscal antes del terremoto y, ahora, la factura de la tragedia, son cuestionados por Dávalos, pues la teoría económica recomienda más bien disminuir los impuestos al consumo, como, por ejemplo, bajar el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Este tipo de medidas motivan a la gente a consumir más, en el marco de una "política anticíclica". Para Dávalos, el Gobierno está privilegiando su propia liquidez, ya que los nuevos impuestos no iban a reactivar la economía. Dávalos explicó que cuando el Gobierno baja impuestos como el IVA, logra que la gente consuma más y por eso recauda más dinero que cuando sube el IVA. No obstante, el Gobierno está haciendo lo contrario, precisó. 

Ante la inminencia del ajuste, el Gobierno tenía opciones como el endeudamiento interno y se vería obligado a reducir instituciones públicas, en especial, de aquellas que no crean riqueza ni aportan en el conjunto de la sociedad, dijo Dávalos.

Desde sectores de oposición, como los grupos que se reúnen en la avenida de los Shyris, al norte de Quito, se convocó a una "marcha de los indignados" que saldrá el jueves 28 de abril desde la tribuna hacia el Centro Histórico. Los autodenominados "indignados" anunciaron que protestan contra los nuevos impuestos. 

Aunque nadie se atreve aún a calcular un monto, la referencia es que el reciente terremoto de Chile, de similiares características, le costó USD 30 000 millones a ese país, si bien los costos de suelo, mano de obra y materiales son distintos en cada país. 

Pero los expertos como Michael Henderson, analista de la consultora de riesgo Maplecroft, citado por la agencia Reuters, dijo que Ecuador no estaba tan bien equipado para recuperarse como Chile. "Mientras que la economía de Chile estaba recuperando fuerza a raiz de la crisis financiera global cuando su propio terremoto, Ecuador se ha desacelerado drásticamente debido a la crisis de los precios del petróleo", afirma. 


Una casa colapsó en el centro de Guayaquil, como consecuencia del sismo del 16 de abril. REUTERS/Lalo Calle

El FMI calculó que recientemente que las previsiones para el Ecuador para el 2016 eran de 4.5 puntos del PIB, mientras que para el 2017 calculó pérdidas del 4.3% del PIB. Esto significa unos 9000 millones de dólares en estos dos años. A esto se debe sumar el impacto económico del terremoto, pues su reconstrucción incluye ciudades enteras, infraestructura básica, carreteras, líneas de trasmisión eléctrica, atención a los damnificados... Las autoridades energéticas dijeron, sin embargo, que ninguna de las obras de infraestructura estratégica fue afectada, en especial, las grandes represas construidas en la zona en años recientes. Pero, ahora queda la duda si el gobierno ecuatoriano emprenderá en la construcción de la Refinería del Pacífico, proyecto que se ubica en plena zona de desastre y en el cual ya se habían invertido USD 1200. El proyecto total estaba valorado en USD 12.000 millones.


Los daños en la infraestructura pública como puentes, carreteras y pasos a desnivel, como este dañado en Guayaquil, aún no se han podido cuantificar. REUTERS/Henry Romero

Otros proyectos que se verán afectados son los turísticos. Ecuador había apostado mucho en la reactivación del turismo. Precisamente, el presidente Correa fue sorprendido por el terremoto en Italia, país al que llegó con una comitiva de ministros por una invitación de El Vaticano. Días antes había estado en Nueva York, en el estreno del documental Royal Tour, donde él es el protagonista que muestra las bondades turisticas del Ecuador, una de ellas la zona de playas devastada por el terremoto.

Henderson dijo que "el daño total de los activos en dólares puede ser un poco más bajo que en Chile, debido a la menor magnitud del sismo y el hecho de que el Ecuador es un país mucho más pobre".

 A pesar de estas previsiones, el experto Henderson dijo que "el daño total de los activos en dólares puede ser un poco más bajo que en Chile, debido a la menor magnitud del sismo y el hecho de que el Ecuador es un país mucho más pobre", según mencionó a Reuters.

Incertidumbre económica

La semana anterior, la publicación por parte del Fondo Monetario Internacional sobre que el Ecuador decrecería este año en por lo menos el 4,5% del PIB llamó la atención de varios analistas económicos, que señalaron que la situación de recesión en la que la se encuentra la economía ecuatoriana hacía imposible determinar si el decrecimiento iba a ser igual o menor. A esto se sumó la catástrofe que asoló, principalmente, la provincia de Manabí y sus poblaciones más importantes.

Para Vicente Albornoz, de la Universidad de Las Américas, antes del terremoto había dos factores que considerar para calcular el decrecimiento de la economía nacional. El año, ya desde antes de la catástrofe, estaba "complicado" pues el crecimiento de la economía dependía de factores externos como el precio del petróleo, imposible de predecir, y también por la capacidad del Gobierno de obtener créditos del extranjero de por lo menos USD 2000 millones. Ambos factores, precisaba Albornoz, como son difíciles de preveer, dificultan la estimación del crecimiento de la economía nacional. No obstante, Albornoz consideró que la estimación del FMI era pesimista, aunque no podía descartarse por completo, en especial, tomando en cuenta la crisis en la que el país ya estaba sumido antes del terremoto de Manabí. 

El FMI también había señalado el aumento del desempleo en el país, pero Albornoz estima que la variable relevante en el país es el subempleo. El año actual, en el que no se iba a crear empleo ni en el sector público ni en el privado, probablemente estimule el aumento del subempleo, es decir, de empleos subpagados e informales. "Es difícil saber en cuánto va a aumentar el desempleo salvo que el precio del petróleo se dispare o recibamos créditos muy altos. Esto motiva que la pobreza también aumente, si bien no se ha disparado". 


El presidente de la República, Rafael Correa, inspecciona la zona de desastre en el barrio comercial de Tarqui, en la ciudad de Manta, Manabí. Foto: Presidencia de la República

Las estimaciones de la Universidad Católica

Los estudios de la Facultad de Economía de la Universidad Católica estimaban, antes del terremoto de Manabí, un decrecimiento del menos 2% de crecimiento para  el año 2015.

Para el catedrático de la Universidad Católica, Pablo Dávalos, las previsiones del FMI tienen "mala fama a nivel académico", pues se tiende a dudar las previsiones del organismo internacional.

Dávalos sostiene que los pronósticos del Fondo solo sirven para enviar mensajes relacionados con la política neoliberal. No obstante, el académico aseguró, antes del sismo, que la Cepal -a la que considera más creíble-  había apuntado a un crecimiento mínimo de la economía del país, de menos del 1%. Por otro lado, los estudios de la Facultad de Economía de la Universidad Católica estimaban un decrecimiento del menos 2% del PIB para 2015. Por ello, pidió cautela frente a los pronósticos del FMI. Sin embargo, la crisis de la economía nacional, para Dávalos, evidencia una fuerte recesión, con pérdida de empleos y la falta de inversión de los sectores públicos y privados. Sobre las estimaciones del desempleo realizadas por el FMI, Dávalos sostiene que hay un gran sector informal en el país, pues no se puede afirmar que hay pleno empleo entre el 95% de la población económicamente activa. El "empleo inadecuado" en el Ecuador sería de por lo menos el 50% de las personas en edad de trabajar, y el empleo formal en la economía llega apenas al 45%. De nueve millones de ecuatorianos en edad de trabajar, por lo menos cinco millones no tienen un empleo de calidad, y solo cuatro millones tienen un trabajo estable. 

Con respecto a la pérdida de empleos, Dávalos precisa que de los cerca de cuatro millones de empleados, aproximadamente 700 mil trabajan en el sector público y el resto en el privado, y se están perdiendo empleos fijos en sectores como servicios, comercio, construcción, industrias, en las pequeñas y medianas empresas, entre otros sectores. 

La proforma presupuestaria ya tenía un déficit de por lo menos USD 6800 millones, y entidades como el Observatorio de la Política Fiscal calculaban en por lo menos 11 mil millones el déficit. El impacto del terremoto aún no se cuantifica.

Sobre la definición de la recesión, Dávalos afirma que el término proviene del manejo económico de los Estados Unidos, que realiza mediciones trimestrales del PIB. En el caso ecuatoriano, se toman en cuenta mediciones del PIB anuales, y las políticas económicas del Gobierno deben combatir la recesión. 

La proforma presupuestaria ya tenía un déficit de por lo menos USD 6800 millones, y entidades como el Observatorio de la Política Fiscal calculaban en por lo menos USD 11 mil millones el déficit. El problema para cubrir esas brechas, señaló Dávalos, es la saturación de los créditos que había llevado al Gobierno a realizar una suerte de privatizaciones de los recursos naturales como los campos petroleros. 

 

[RELA CIONA DAS]

La reconstrucción de Manabí en la mira de la Fiscalía
Redacción Plan V
Un poco de oxígeno…
Giovanni Carrión Cevallos
José Villavicencio: esta no es una ley de apoyo humanitario sino una nueva carta de la esclavitud
Redacción Plan V
Deterioro del mercado laboral
Giovanni Carrión Cevallos
Calibrando la economía ecuatoriana para dos años
Carlos Rivera
GALERÍA
#TerremotoEcuador: el impacto económico
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La reconstrucción de Manabí en la mira de la Fiscalía
Redacción Plan V
El plasma se usa en pacientes severos y críticos con COVID en Ecuador
Redacción Plan V
Un julio con las peores cifras para Quito: hasta 18 muertes diarias
Redacción Plan V
¿Qué buscan las iniciativas anticorrupción y cómo lograr articularlas?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Médicos de primera línea preocupados porque no acceden a pruebas PCR
Susana Morán
Femicidio en Galápagos: crónica de una muerte anunciada
Redacción Plan V
En Ecuador, jueces rebajan sentencias ejecutoriadas para beneficiar a narcos
Redacción Plan V
Situación "crítica" en Quito: los hombres mayores son las principales víctimas
Redacción Plan V