Back to top
4 de Agosto del 2020
Historias
Lectura: 11 minutos
4 de Agosto del 2020
Redacción Plan V
Un julio con las peores cifras para Quito: hasta 18 muertes diarias
0

En julio, Quito tuvo en promedio seis muertes diarias por el virus, pero hubo días en los que la cifra se disparó hasta 18 muertes en  24 horas. Foto: José Jácome/EFE

 

Según las cifras del Registro Civil, entre marzo y julio de este año hubo 28.000 fallecimientos adicionales a los registrados en el mismo periodo de 2018 y 2019. Las estadísticas confirman que casi se ha duplicado la cifra de muertos en Ecuador en los últimos cinco meses. Junto a Quito, otras ciudades golpeadas fuertemente en las últimas semanas por la pandemia son Lago Agrio, Ambato y Santo Domingo.

Julio fue un mes crítico para Quito y la provincia de Pichincha. Según las últimas cifras publicadas por el Registro Civil, el mes pasado hubo 2.893 muertes por distintas enfermedades. Esta cifra significa un incremento de más del 150% respecto a los meses de julio de los años 2018 y 2019, cuando el número de defunciones llegó a 1055 y 1127, respectivamente.

La tendencia se mantiene al alza desde el inicio de la pandemia. En abril pasado, Pichincha ya registró 1281 muertes, en mayo subió a 1577 y en junio hubo 1803 fallecimientos. En definitiva, Pichincha se ubicó en julio en el segundo lugar del ranking de provincias con más exceso de mortalidad, según un estudio de Sebastián Naranjo, basado en las cifras del Registro Civil. De acuerdo a ese análisis, Pichincha, en el último mes, registró un 171% de exceso de muertes en comparación al promedio normal. Solo fue superada por Santo Domingo que tuvo un 175,8% de exceso de mortalidad. En tercer lugar se situó Sucumbíos con 170,5% y Tungurahua con 132,9%.

En Quito, los indicadores siguen siendo preocupantes. Al revisar los promedios de muertes diarias de años anteriores se puede observar un aumento inédito en el número de decesos en la ciudad. Por ejemplo, en los meses de julio de 2018 y 2019, en la capital se registraban en promedio entre 34 y 36 muertes diarias. Pero en julio de este año se incrementó a 93 muertes promedio diarias. Los días más críticos fueron el 17 y 20 de julio cuando se llegó a 98 y 97 muertes diarias, respectivamente.

En las cifras oficiales sobre la emergencia, Quito mantienen un alto número de contagios, pero este ha bajado en las últimas semanas. En los primeros días de julio, el promedio diario de contagios fue de 397 contagios. Aunque cabe resaltar que durante cuatro días no hubo información por parte del COE Provincial, por lo tanto el promedio se hizo solo para los seis días con datos disponibles. Mientras que en los últimos 10 días del mes, el promedio diario de contagios bajó a 200. Los días más críticos en la ciudad fueron el 1 de julio cuando hubo 682 contagios, el 5 con 590 contagios, el 11 con 497 y el 21 con 557. Quito empezó el mes con 6.571 contagios y terminó con 13.212, es decir en 31 días hubo 6641 nuevos contagios, la mayor cifra mensual en lo que va de la pandemia.

En cuanto a muertes confirmadas por COVID también hubo momentos críticos en el último mes. La ciudad tuvo en promedio seis muertes diarias por el virus, pero hubo días en los que la cifra se disparó hasta 18 muertes diarias. Eso ocurrió el 5 y 16 de julio. En Quito se encuentra el 90% de los contagios y muertes por COVID de toda la provincia y en julio se convirtió en el cantón con el mayor número de contagios a escala nacional por encima de Guayaquil.

Este alto nivel de contagios y muertes mantienen saturados los sistemas de salud público y privados en la ciudad.  El 21 de julio pasado, el Ministerio de Salud confirmó a Plan V que de las 367 camas disponibles para la hospitalización de pacientes con COVID, 319 estaban ocupadas, es decir el 86,92%. Mientras que en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), 131 de las 132 camas estaban ocupadas a esa fecha.

En lo privado, la capacidad también está al tope. Ana Delgado Cedeño, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador, confirmó a Plan V en una entrevista del pasado 27 de julio que los servicios de emergencia, hospitalización y UCI estaban totalmente llenos. “Al principio de la pandemia habían en Quito 50 UCIs, de las que al principio 23 estaban destinadas a la atención de pacientes COVID y las otras 27 al resto de pacientes. Pero en este momento la situación ha cambiado. Ahora hay 31 UCIs dedicadas a cuidado intensivo y 19 para pacientes no COVID. Se han tenido que adaptar camas en áreas que se han destinado a cuidados intermedios, y ahora hay 100 camas para hospitalización solo de pacientes COVID”.

Pichincha ha pasado de tener el 9% de los contagios nacionales el 1 de abril al 19% este 3 de agosto. Solo es superada aún por Guayas, que registra el 22,5% de los enfermos confirmados en el país. Durante julio, en Pichincha el número de contagios llegó a casi los 800 contagios en 24 horas el 12 de julio. En cuanto a muertes, el día con el mayor número fue el 16 de julio cuando un solo día se reportaron 27 decesos.

A escala nacional, julio arrancó con 1915 contagios diarios, la mayor cifra que se registró durante este mes. En los primeros 10 días, el promedio diario de contagios fue de 948 contagios. En los últimos 10 días, tuvo una leve disminución a 900 contagios.

En cuanto a fallecimientos en julio a escala nacional, pasó de 7655 fallecimientos por COVID, entre probables y confirmados, a 9172. Es decir, 1517 muertes más en un solo mes. Pero si tomamos de nuevo las cifras del Registro Civil, las muertes inusuales aumentan. Entre marzo y julio de 2018 hubo 29344 muertes; en el mismo lapso en 2019, 30362. Mientras que en 2020 la cifra llegó a un récord de 58466 decesos en cinco meses. Es decir, más de 28.000 fallecimientos que el promedio de los dos años anteriores. Las estadísticas confirman que casi se ha duplicado la cifra de muertos en Ecuador entre marzo y julio de 2020.

Ese exceso de muertes también está registrado en el visualizador de Sebastián Naranjo. Allí se observa que abril fue el peor mes de lo que va la pandemia: hubo un exceso de muertes del 222% a escala nacional, una crisis que se vivió sobre todo en Guayas en esa época. Durante su periodo más crítico (finales de marzo y abril), Guayaquil se ubicó entre las ciudades con el mayor exceso de muertes a escala mundial, superando a ciudades como Nueva York, Madrid y Lombardía.

Otras tres ciudades preocupan

Siguiendo el análisis de exceso de muertes de Naranjo, tres ciudades lideran el ránking nacional. La primera es Lago Agrio que en julio registró 278,4% de muertes más que el promedio mensual establecido en 32 fallecimientos. Pero en julio hubo 122 muertes. Esa es una cifra histórica para esta ciudad. En Sucumbíos, según las cifras del Registro Civil, entre marzo y julio de 2018 hubo 244 muertes, en el mismo periodo del 2019 se registraron 245. Pero en 2020, la cifra llegó a 443 decesos en ese lapso.

La segunda ciudad es Ambato con más incremento en muertes. De acuerdo al ranking, allí en promedio hay 152 muertes mensuales, pero en julio llegó a 469. Eso representa un aumento del más de 208% en decesos por todas las enfermedades. Tungurahua pasó 1186 muertes registradas entre marzo y julio de 2019 a 1974 en el mismo lapso del 2020. Los peores meses para esta provincia fueron junio y julio donde llegó a duplicar el número de fallecidos mensuales.

Mientras que Santo Domingo es la tercera ciudad que ha escalado en los últimos meses a las primeras posiciones. Su promedio normal de fallecimientos por mes es de 136, pero en julio llegó a 402 lo que significa un exceso de muertes del 195,4%. En toda la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas, entre marzo y julio de este año se registraron 1501 muertes, es decir más de 500 muertes que en el mismo periodo del 2019.

Se agranda la brecha del análisis de las pruebas

Las cifras también revelan que el análisis de las pruebas para COVID en Ecuador está en crisis. El 3 de agosto, aún estaban pendientes por revisar 40675 muestras. Eso es el 16% del total nacional. Eso es un incremento significativo. El 1 de julio solo faltaban por procesar 14093 pruebas, es decir el 9% del total nacional. Pero el 12 de julio, la brecha subió a las 22.680 muestras pendientes y a fin de mes, este casi se ha duplicado.

Respecto al número de pruebas tomadas, en los primeros días de julio el promedio fue de 3000 muestras diarias, mientras que en los últimos días hubo un leve incremento a 3250 diarias.

El súbito aparecimiento de un gran número de recuperados

En la noche de domingo 2 de agosto, la cifra de los recuperados por COVID tuvo una importante modificación en el informe oficial: pasó de 5900 a 59344. Ese súbito incremento fue explicado de la siguiente manera por el Ministerio de Salud:

El indicador “recuperados” se empezó a reportar desde el 27 de abril e inició con 1103 casos. Estos casos se reportaron con dos pruebas moleculares negativas y después de 14 días de iniciados los síntomas. Al 31 de mayo se acumuló 3900. Del 1 al 30 de junio hubo 12 días con información de incremento de pacientes recuperados, con un promedio de 69 pacientes por día.

La nueva metodología del indicador Recuperados tiene como objetivo mostrar la cantidad de personas que, habiendo tenido la enfermedad COVID-19, ya sea leve, moderada o grave, han superado clínicamente el tiempo para no transmitir el virus. Este indicador, por sí solo no puede ser usado como el éxito de un país en el combate a la pandemia, sino que forma parte de los diversos indicadores de procesos y resultados de la mitigación de la pandemia.

En la leyenda de la infografía oficial define a los recuperados como “aquellos que han sido ingresados al sistema de vigilancia con al menos una prueba RT-PCR positivo, han pasado al menos 29 días desde la fecha de inicio de síntomas y están vivos”.

Sin embargo, en el boletín oficial no se explica cómo Salud sabe que estas personas están vivas si no todas pudieron haber pasado por el sistema de salud nacional. También abre otras inquietudes: ¿el Ministerio ya no hará segundas ni terceras pruebas a los enfermos para el alta epidemiológica como decía el protocolo? Esas preguntas fueron enviadas por Plan V a Salud, pero aún no tienen contestación.

Esto va de la mano también con la escasez de pruebas para COVID en el Estado. Plan V pudo confirmar, por ejemplo, que los servicios como el 171 recomiendan a los pacientes recuperados a realizarse pruebas en laboratorios privados para confirmar si el virus está o no aún en su organismo.

GALERÍA
Un julio con las peores cifras para Quito: hasta 18 muertes diarias
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Más de 2.000 contagios diarios se registraron la semana pasada; Pichincha con las peores cifras
Redacción Plan V
Situación "crítica" en Quito: los hombres mayores son las principales víctimas
Redacción Plan V
Guayas, entre las zonas más golpeadas del mundo junto con Bérgamo y Nueva York
John Cajas-Guijarro
La escasez de reactivos y la falta de laboratorios complican la realización de pruebas en el país
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Más de 100 mil estudiantes no volvieron al sistema educativo
Andrés Quishpe
Protección a cambio de silencio: los acuerdos entre Assange y el gobierno ecuatoriano
Redacción Plan V
Tribunal ratifica sentencia contra Correa y lo señala como el instigador del cohecho
Redacción Plan V
El dramático impacto de la pandemia en el Centro Histórico de Quito
Redacción Plan V