Back to top
17 de Agosto del 2020
Historias
Lectura: 11 minutos
17 de Agosto del 2020
Mariana Neira

Periodista de investigación, dirigió la redacción de la revista Vistazo en Quito.

Vacunas científicas o vacunas políticas: así se juega con nuestra salud
0

La carrera geopolítica por la "primicia" de una vacuna contra el nuevo coronavirus afecta a los certificados y protocolos cientificos que debe tener una vacuna que sea efectiva e inocua.

 

La "carrera" de las potencias por anunciar una vacuna contra el nuevo coronavirus siembra dudas sobre su eficacia a la hora de luchar contra la pandemia. Los intereses geopolíticos y financieros están por encima de las decisiones científicas.


La discusión sobre las vacunas se parece a aquella sobre la hidroxicloroquina y el dióxido de cloro. ¿Curan o matan? Al final se dijo que provocaban daños colaterales que, tarde o temprano, podrían llevar a la muerte.

Las vacunas contra el coronavirus. que ya mismo aparecen en el mercado, generan dudas porque algunas fueron hechas en meses, velocidad que va en contra de las normas sanitarias mundiales.
“El desarrollo de una vacuna es un proceso largo y complejo que a menudo tarda de 10 a 15 años, e involucra la participación combinada de organizaciones públicas y privadas. El sistema actual para crear, probar y regular vacunas se creó durante el siglo XX, cuando los grupos involucrados estandarizaron sus procedimientos y reglamentos”. Esto se dice en la nota: Desarrollo, pruebas y reglamentos para las vacunas, publicada en historyofvaccines.org/es

Allí también indican los pasos previos y de pruebas que deben realizarse "bajo supervisión de los organismos internacionales FDA (Food and Drug Administration de Estados Unidos) y Agencia Europea de Medicamentos. Un comité de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace recomendaciones para los productos biológicos utilizados a nivel internacional; muchos países han adoptado las normas de la OMS. Esta alianza surgió luego de que en 1954 sucediera un accidente con una vacuna contra el poliovirus (conocido como el incidente Cutter)”. El ‘visto bueno’ de estas organizaciones garantiza que la vacuna dé vida y no provoque efectos que dañen la salud.

¡Soldados, marchen a hacer vacunas!

La velocidad con la que el coronavirus contagia, más su alta capacidad para matar llevó a todos los países del mundo a romper las reglas dictadas para elaborar una vacuna, lo que ha sido aprovechado por irresponsables que solo piensan en el poder.

Para enfrentar a la velocidad del virus, se usó la velocidad en los inventos de vacunas que parece una competencia olímpica. Van a la cabeza: Estados Unidos, Europa, Rusia y China. La posición de los dos primeros no sorprende porque tienen amplia trayectoria científica, no así los dos últimos que parecen, por sobre todo, empeñados en ganar la ‘medalla al imperio más grande del universo’.

Rusia y China ordenaron a sus militares, expertos en fabricar armas y guerrear, hacer vacunas. ¿Por qué los militares y no instituciones científicas, médicas, civiles? Porque en esos países los militares manejan todo.

El 19 de marzo 2020, cuando recién despertábamos a la realidad con un virus atacando a los terrestres, China ya empezaba a hacer la vacuna. Dice la nota Obsesionada sólo por su imagen, China presiona a científicos para ganar la carrera por la vacuna contra el coronavirus, de Infobae, 19 marzo 2020, que “la Comisión Militar Central ordenó a los expertos que desarrollen la cura contra el COVID-19 luego de conocer que en un laboratorio norteamericano había reclutado voluntarios para las primeras pruebas”.

El 10 de abril 2020, un laboratorio chino avanzaba a la segunda fase de pruebas de la vacuna contra el coronavirus. Era el “CanSino Biologics que ejecutó la primera etapa de los exámenes con éxito. De la segunda fase también participa el Instituto de Biotecnología de la Academia de Ciencias Médicas Militares. La droga fue desarrollada en el espacio de un mes por un equipo de investigación liderado por la médica militar Chen Wei, viróloga y epidemióloga reconocida por sus estudios sobre los virus del SARS y del ébola. De hecho, parte del trabajo estuvo basado en el estudio de vacunas existentes contra esta última enfermedad”.


Chen Wei, médica militar, viróloga y epidemióloga reconocida por sus estudios
sobre los virus del SARS y del ébola.

Chen Wei se inoculó la vacuna contra el coronavirus antes de que se aprobaran los exámenes a voluntarios (AMMS). El 17 de junio la estaban probando en sus militares.

La Universidad de Séchenov anunció que estaba creando una vacuna. El 6 de abril, el diario oficialista cubano Granma informaba que el país de Putin “inició las pruebas de la vacuna contra el Covid-16 en monos”

Por el 30 de abril, el laboratorio chino Sinovac Biotech informó estar listo para producir 100 millones de dosis al año de la posible vacuna contra el COVID-19.

Un ministro de Brasil dijo que China estaba usando el coronavirus en un ‘plan para dominar el mundo’. Esto levantó la ira del país asiático. (Un ministro de Brasil levanta la ira de China al acusarla de usar el coronavirus en “un plan para dominar el mundo.  El País. 7 de abril 2020). Pero lo que dicho por el brasileño parece cierto si leemos esta nota: Vacuna contra covid-19 desarrollada en China será universal; la nación ofrece préstamo de USD 1 000 millones a Latinoamérica para su acceso. El Comercio.com  23 de julio 2020.

Mientras tanto, Rusia se mantenía en la carrera con cierta discreción. La Universidad de Séchenov anunció que estaba creando una vacuna. El 6 de abril, el diario oficialista cubano Granma informaba que el país de Putin “inició las pruebas de la vacuna contra el Covid-16 en monos”. El 17 de junio 2020 se dijo que realizaban pruebas en humanos.

Pero el 11 de agosto 2020, Vladimir Putin “detalló que la vacuna fue desarrollada por el Instituto Gamaleya y registrada después de dos meses de ensayos en humanos. En esa línea, dijo que una de sus dos hijas –María o Katerina- fue vacunada con el preparado ruso y ahora se siente bien y tiene un alto número de anticuerpos”.

En la misma información se dijo que la vacuna será distribuida el primero de enero 2021 a los trabajadores sanitarios, profesores y otros grupos de riesgo, y que la vacunación será voluntaria.

Doping

La gente no se explica cómo Rusia y China, con aparente poco conocimiento científico, van primeros en esta competencia de velocidad pro vacuna. La explicación es simple: por hackeo, espionaje y saltarse la fase III de pruebas. (Viene a ser como doping en competencias deportivas).

Esto denunció la prensa: Vacuna del coronavirus: qué se sabe de los intentos de espionaje de los estudios sobre covid-19 de los que Canadá, Reino Unido y EE.UU. acusan a Rusia. BBC. 16 julio 2020.

La prensa también denunció: Arrestada la científica china que se refugió en el consulado en San Francisco. El país.com  24 julio 2020.

¿Por qué la arrestaron? “Las autoridades aseguran que la bióloga Juan Tang ocultó su relación con el Ejército chino para obtener su visado en EE UU. Así entró a trabajar en la Universidad de California.  Los documentos en el tribunal relevan que el FBI ha localizado al menos a otros dos académicos provenientes del gigante asiático que han usado identidades falsas para tramitar visados y permanecer en universidades estadounidenses. Estos trabajaron en las universidades de California, San Francisco y Duke. Los investigadores han relacionado los casos y estiman que se trata de una red de espionaje de propiedad intelectual para obtener información sobre tratamientos médicos desarrollados en Estados Unidos. Esta semana, el Departamento de Justicia también acusó a dos hackers chinos de haber vulnerado sistemas informáticos de centenas de empresas occidentales y de intentar robar datos de las investigaciones del desarrollo de la vacuna contra la covid-19”.

Por estas denuncias llegamos a una conclusión simple: las vacunas en el mundo capitalista, socialista, comunista se hacen con las mismas fórmulas que se piratean unos a otros. Quiere decir que si Estados Unidos pone chips en sus vacunas, también los pondrán los rusos y los chinos en las suyas. (Esto no les va a gustar a los antivacunas que le dieron un giro ‘antiyanqui’ a su rechazo a las vacunas).

Los documentos en el tribunal relevan que el FBI ha localizado al menos a otros dos académicos provenientes del gigante asiático que han usado identidades falsas para tramitar visados y permanecer en universidades estadounidenses.


La Vacuna Rusa Sputnik V, cuya aprobación ha sido dispuesta por el gobierno de Putin a pesar de no haber entrado a la fase de pruebas masivas en humanos. 

Ni los médicos rusos quieren la vacuna rusa

Como sea, esta carrera de velocidad por la ‘medalla al mayor imperio’ parece que la va ganando Rusia que otra vez cambió de fecha. Según nota de Infobae del 16 de agosto 2020: Rusia anunció que comenzará la vacunación masiva contra el coronavirus en un mes (o sea en septiembre próximo). Y pisándole los talones estaría la ahora silenciosa China.

De inmediato surgieron críticos a la actitud de estos dos países. Por ganar la competencia habrían saltado pasos de comprobación de la eficacia de la vacuna y de sus efectos secundarios.

La oposición a la masiva vacunación rusa y china procede hasta de la OMS. Vea usted estos títulos:
Advierten sobre seguridad de posibles vacunas de China y Rusia contra covid-19. El Comercio. 31 de julio 2020.

La OMS duda del éxito de la vacuna rusa: se reportan hallazgos que luego tardan en pasar por todas las fases necesarias. 20minutos.es.  4 de agosto 2020.

Vacuna rusa Sputnik V: por qué genera dudas la primera vacuna aprobada contra el covid-19.  BBC. 11 de agosto 2020.

Y  lo más increíble: Médicos rusos no están dispuestos a inyectarse nueva vacuna contra el covid-19, según sondeo. El Comercio. 14 de agosto 2020.

En Rusia, los rusos están opuestos a ponerse la vacuna de su país, pero en América Latina este tema empezó a ponerse rojo. Por ahí una autoridad peruana, roja, insistía en que se comprara la vacuna rusa.

La mayoría de ecuatorianos no quiere vacunas ideológicas, quiere vacunas de calidad comprobada y que las expendan las cadenas de farmacias porque ya no confiamos en las bodegas de los hospitales ni del ministerio de salud administradas por ‘traficantes de medicinas’.

GALERÍA
Vacunas científicas o vacunas políticas: así se juega con nuestra salud
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Jalisco Nueva Generación: el cartel narco mexicano que pisa el Ecuador
Redacción Plan V
Diez años después: el "fantasma" de Froilán Jiménez aún espera justicia
Redacción Plan V
Un "mal gobierno", un "chimbador" y nostalgia: las elecciones en Bolivia
Redacción Plan V
Ximena Peña: ‘Ni morenista, ni correísta, me considero una mujer progresista’
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Juego de tronos en el Hospital Carlos Andrade Marín
Redacción Plan V
30S: militares al rescate; y diez años después, al rescate de los militares
Redacción Plan V
César Montúfar: "enfrentaremos la crisis desde cuatro andariveles articulados"
Fermín Vaca Santacruz
Repsol Ecuador vende todos sus activos por USD 5 millones
Redacción Plan V