Back to top
10 de Marzo del 2019
Historias
Lectura: 15 minutos
10 de Marzo del 2019
Redacción Plan V
Venezuela toca fondo entre las sombras del apagón; Guiadó acusa al chavismo
0

Foto: Infobae

Durante casi 72 horas los venezolanos pasaron las noches con velas. 

El país caribeño se encuentra en tinieblas -literalmente- desde el jueves 7 de marzo, cuando un apagón masivo de causas desconocidas afectó a todo el territorio nacional. Mientras tanto, la estrategia de Juan Guiadó es interpelar a las Fuerzas Armadas para que le quiten el respaldo a Maduro.

Elizabeth Fuentes, periodista del portal venezolano El Cooperante, pudo ser contactada por PLANV la tarde de este domingo, en medio de un apagón de 72 horas que tiene a la nación tropical sumida en el caos. Fuentes, quien había logrado cargar dos baterías externas para su Iphone, también había podido obtener señal de internet en su celular de manera intermitente. 

Según explicó por medio de WhatsApp, la situación en Caracas es dramática, pues en el clima tropical de Venezuela la falta de electricidad significa que todos los ya de por sí escasos alimentos se estén dañando. "Es como un pos huracán. Yo pasé por el huracán Andrews en Miami y esto es peor. Aquí conseguir comida es una hazaña.  No hay y la que se consigue es hiper cara. Yo he tenido que botar mucha carne porque se descompuso y llevo tres días cocinando pero llega un momento en que es inútil porque ¿donde guardas lo cocinado?", dijo Fuentes desde Caracas. 

Absolutamente toda la infraestructura de Venezuela está paralizada, desde los semáforos de las calles hasta los aeropuertos, pasando por los hospitales, como si el país bolivariano hubiera regresado de pronto a los tiempos de la Independencia. Las bombas de agua, las gasolineras, las radios y canales de televisión y buena parte de la internet dejaron también de funcionar. 

Absolutamente toda la infraestructura de Venezuela está paralizada, desde los semáforos de las calles hasta los aeropuertos, pasando por los hospitales, como si el país bolivariano hubiera regresado de pronto a los tiempos de la independencia.

El periodista Víctor Amaya, del diario Tal Cual, sostuvo que por lo menos 13 personas han muerto desde el jueves en hospitales y centros de salud por falta de electricidad. Amaya cuestionó que la Cancillería del Ecuador, en un comunicado, hable de 79 muertos hasta el momento. 

"El apagón que comenzó el jueves  y que acumula más de 51 horas no ha generado 79 muertos. Esa cifra sale de la Encuesta Nacional de Hospitales y corresponde a 40 centros de salud entre el 19 de noviembre y el 9 de febrero". La imprecisión y la desinformación no ayudan", escribió en Twitter, sobre el comunicado ecuatoriano. 


El joven mandatario, Juan Guaidó, ha tomado medidas desde la Asamblea Nacional. Foto: CNN

En un comunicado, la Cancillería del Ecuador expresó "sus condolencias a los familiares de los fallecidos y reitera el apoyo al gobierno del presidente interino Juan Guaidó y hace votos para que la crisis que vive ese país sea resuelta por los venezolanos, mediante el diálogo y la reconciliación, por medios pacíficos y participación democrática, con respeto irrestricto a los derechos humanos y con amplias garantías para la observación internacional". También aclaró que la cifra de 79 muertos proviene del twitter de Juan Guiadó. 

Amaya agregó que la electricidad volvió a la mayor parte de Caracas la madrugada del lunes, lo que sin embargo produjo la explosión de una subestación eléctrica. 

Vuelta a las velas 

El fenómeno comenzó el jueves 7 de marzo, cerca de mediodía, cuando de repente se fue la luz en todo el país, sin que el Gobierno de Nicolás Maduro pudiera reconectar el servicio. Según denunció Juan Guiadó, la culpa es de los chavistas, que se "robaron" el dinero para la inversión en el Sistema Eléctrico Nacional, que alimenta al país. "El agravante más obsceno de la crisis es que Venezuela tiene alrededor de 19.000 megavatios instalados, pero hoy solo hay 2.500 disponibles. Su negocio fue robarse la plata y comprar plantas, no ponerlas operativas", explicó el presidente interino.

Aunque no lo mencionó directamente, Guaidó hace alusión a ex funcionarios chavistas como Nervis Villalobos, quien fuera viceministro de Electricidad entre 2001 y 2006, y quien fue detenido en España por haber blanqueado millones de dólares provenientes de la corrupción en el sector eléctrico. 

Según un reportaje de El País de España, Villalobos y sus socios, los llamados "Bolichicos" llegaron a tener más de 160 propiedades en España con el fin de blanquear el dinero. Parte del dinero desviado habría sido sustraído del mantenimiento de las redes eléctricas, lo que habría conducido al actual colapso. 

“NO HICIERON EL MANTENIMIENTO PREVENTIVO, Y YA NO APLICA EL CORRECTIVO PORQUE DESTRUYERON TODO. ESA VERSIÓN DEL HACKEO ES INVEROSÍMIL. ¿CÓMO ES POSIBLE QUE A TRES DÍAS DEL MEGA APAGÓN, NO HAYA UN REPORTE DEL GURI O DE LAS SUB ESTACIONES?”,

JUAN GUIADÓ

La versión oficial fue entregada por medios de comunicación alieneados con el chavismo, como Telesur o el canal ruso RT. Para Telesur, lo que ocurre es que se ha atacado el control automatizado de regulación del sistema de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, así como tres generadores de respaldo cuyos computadores fueron hackeados desde el exterior. Telesur responsabilizó del supuesto hackeo a Juan Guiadó, al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo y al senador de Florida Marco Rubio y admitió que 18 estados de Venezuela, casi el 70% del territorio nacional está afectado. 

La tarde del domingo, el vocero del Gobierno, Jorge Rodríguez, anunció que se declaró un feriado en Venezuela para el lunes 11 de marzo, aunque según ellos el sistema eléctrico se iría reconectando de manera paulatina. En declaraciones a RT, Maduro precisó que el hackeo ha afectado las computadoras que controlan el sistema eléctrico del país y que cuando ya habían logrado reconectarlo, volvieron a ser hackeados durante el fin de semana. Responsabilizó a Estados Unidos del ataque cibernético.

Pero el presidente interino, Juan Guiadó, sostiene en cambio que es imposible que se haya producido un hackeo, pues "el sistema es análogo". Según Guiadó, la causa real del apagón es "que por falta de mantenimiento preventivo hubo un incendio forestal que afectó el sistema de transmisión y que el régimen no está en capacidad de levantar dicho sistema".


Todo el país ha colapsado por falta de electricidad, al igual que de agua y combustibles.

“No hicieron el mantenimiento preventivo, y ya no aplica el correctivo porque destruyeron todo. Esa versión del hackeo es inverosímil. ¿Cómo es posible que a tres días del mega apagón, no haya un reporte del Guri o de las sub estaciones?”.

En la misma declaración, Guiadó y el médico Julio Castro rectificaron la cifra sobre los fallecidos. Castro informó que hay 15 fallecidos asociados a la falta de energía; también indicó que 15 mil pacientes renales están en riesgo porque sin electricidad no se pueden hacer las diálisis.

Guiadó anunció que la Asamblea Nacional que preside podría declarar la emergencia nacional en Venezuela, al conocerse que el apagón no ha sido solucionado por el Gobierno chavista. 

“No podemos voltear la cara. Le solicitaré al Parlamento que evalúe el estado de alarma a nivel nacional, que se debata y se discuta de emergencia, que evaluemos las acciones a seguir inmediatamente para atender la emergencia humanitaria que se acentúa y se agrava cada minuto que falta la energía eléctrica”, dijo el presidente interino. 

La estrategia de Guiadó

El joven presidente interino, acababa de volver a su país luego de una exitosa gira internacional que comenzó en Bogotá, donde recibió el apoyo del presidente Iván Duque. Luego pasó a Brasilia, en donde se entrevistó con el presidente Jair Bolsonaro, y a Buenos Aires, en donde fue recibido por el presidente Mauricio Macri y tuvo un emotivo encuentro con los migrantes venezolanos, con los que cantó el himno nacional Gloria al Bravo Pueblo en la puerta del Palacio San Martín, la Cancillería argentina. Luego Guaidó estuvo en Ecuador, y visitó al presidente Lenin Moreno y parte de su Gobierno, que pasaban el feriado de carnaval en la Base Naval de Salinas. 

Tras anunciar su retorno a Venezuela, Guiadó viajó en un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana primero a Bogotá, en donde tomó un avión comercial que lo llevó a Caracas vía Panamá. En el aeropuerto de la capital venezolana, pudo entrar libremente a su país, a pesar de los temores de que sería detenido por haber abandonado Venezuela cuando los jueces chavistas le decretaron un arraigo. Escoltado por diplomáticos extranjeros, entre ellos, los ecuatorianos que aún están en nuestra Embajada en Caracas, Guiadó regresó a la ciudad en medio de una marcha multitudinaria. 

Pero, ¿cuál es su estrategia? El papel de las Fuerzas Armadas en la salida de la crisis venezolana, estima la periodista Milagros Socorro, consultada por PLANV desde Caracas, es crucial. 

Por ello, Guiadó, en su intervención del domingo, volvió a interpelar a los militares: "Le pregunto a López Vega, de la Guardia Nacional; a Suárez Chourio, del Ejército; a Martín Alexandrelo, de la Armada; a Juliá Artiguez o a Remigio Ceballos, ¿van a seguir escondiendo al dictador?. Saben que no es viable una solución con él; ¿van a seguir ustedes, entonces escondiéndose detrás del dictador?. Señores militares mañana atentos a la información por que llegó el momento de dar el paso”.

Según Guiadó, coroneles, tenientes, tenientes coroneles, mayores, capitanes, sargentos, saben que esta situación no es viable, y además “no quieren seguir bajo el secuestro de una cúpula, no quieren seguir bajo el asedio de inteligencia y contra inteligencia de los cubanos”.

Milagros Socorro estima que "mucha gente pensó que la ayuda humanitaria entraría", y atribuyó a voceros de Guaidó que se creara una gran expectativa sobre el ingreso de medicinas al país el pasado 23 de marzo, cuando los militares venezolanos impidieron el paso de camiones que intentaron cruzar desde Colombia.

Milagros Socorro estima que "mucha gente pensó que la ayuda humanitaria entraría", y atribuyó a voceros de Guaidó que se creara una gran expectativa sobre el ingreso de medicinas al país el pasado 23 de marzo, cuando los militares venezolanos impidieron el paso de camiones que intentaron cruzar desde Colombia. Se esperaba, recordó Socorro, que los militares permitieran el paso de los camiones y eso produjera un quiebre político importante, pues evidenciaría que los militares iban a quitar su apoyo a Maduro. Aunque esto no ocurrió realmente, Socorro cree es importante destacar que el Gobierno chavista se apoyó no en las Fuerzas Armadas sino en colectivos de paramilitares. 

Ya antes del apagón, recordó Socorro, la situación en su país es "verdaderamente desesperada" pues no es posible para los pacientes con diabetes, VIH o necesitadas de diálisis. Destacó también la muerte de varios indígenas pemones en la frontera con el Brasil, así como la dura represión contra opositores y medios. Socorro recordó que un jubilado gana actualmente en Venezuela menos de seis dólares de pensión, mientras un paquete de harina de maíz cuesta un dólar. Socorro, quien sufre un problema odontólogico, asegura que debe pagar en dólares su tratamiento porque todos los materiales deben ser importados. "Los precios cambian de la mañana a la tarde", asegura. 

La situación que describe Socorro fue constatada por el portal El Cooperante, que destaca que ante el colapso de los sistemas bancarios, la población ha empezado a comprar en dólares o euros, pues ya no se consigue con facilidad la moneda nacional venezolana. 

Para la periodista, la muerte del opositor Fernando Albán sería un indicio de que la vida de Guaidó puede correr peligro, pues el chavismo "detiene y tortura a los opositores y sus familias, entran a las casas y se roban todo". 

¿Es posible una intervención?

Aunque en la calles de Caracas se recuerda la invasión de Estados Unidos en Panamá, en 1989, que derrocó al dictador Manuel Antonio Noriega, en realidad hay reservas sobre una intervención militar en Venezuela. Milagro Socorro cree que una invasión a su país "sería una tragedia", pues tendría un alto costo en vidas humanas. La intervención "no es necesaria", pues lo que se pretende es lograr que Maduro cese "en la usurpación del cargo de presidente", mientras la vida en Venezuela es "invivible". Socorro destaca que los cortes de servicios básicos y la falta de transporte público son constantes. La comunidad internacional, en especial Colombia y Estados Unidos, son, para Socorro, los aliados más importantes que tiene su país. 

Para Elizabeth Fuentes, "la gente quisiera que se llevaran los marines a Maduro", pero en realidad hace mucho tiempo que no ha habido guerras en Venezuela. Al mismo tiempo, hay una fuerte presencia de la guerrilla colombiana en ese país y grupos armados chavistas que podrían organizar una guerra de guerrillas, por lo que es es más bien partidaria de que continuen los diálogos políticos y la presión internacional. Sin embargo, la periodista cree que "no va a ser pronto", que se pueda solucionar el conflicto político en su país. 

"A este país, cuando se haya Maduro habrá que refundarlo", sentencia Fuentes, mientras se desconecta para ahorrar batería de su celular. 

[RELA CIONA DAS]

Mujica, el apóstol
Fernando López Milán
Las historias de la diáspora venezolana: entre el Ávila y el Pichincha
Fermín Vaca Santacruz
Dibujos para curar las huellas de la migración a Ecuador
Susana Morán
La hipocresía regional
Guillermo Rovayo
Maduro o el poder de los infames
Rodrigo Tenorio Ambrossi
GALERÍA
Venezuela toca fondo entre las sombras del apagón; Guiadó acusa al chavismo
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Venezuela va camino de su propia primavera
Redacción Plan V
Las cifras de la represión en Venezuela
Redacción Plan V
Las cifras en rojo de los derechos humanos en Venezuela
Redacción Plan V
Leopoldo López: una condena que deteriora más a Venezuela
Carlos Malamud

[MÁS LEÍ DAS]

La esclavitud sexual en la Frontera Norte: un negocio de USD 200 millones
Redacción Plan V
Las claves para entender la trama de "arroz verde"
Redacción Plan V
La victoria wao tiene rostro de mujer
Susana Morán
Marcelo no quiere tomar pastillas de colores
Por María Cristina Bayas