Back to top
27 de Agosto del 2018
Historias
Lectura: 10 minutos
27 de Agosto del 2018
Redacción Plan V
Yachay: la cátedra del lujo internacional

Foto: Diario El Telégrafo

Uno de los eventos más caros de la historia de Yachay fue la inauguración del año escolar de 2014, con la presencia del ex secretario René Ramírez. 

 

La Universidad creada por el correato con el nombre de Yachay Tech, un curioso neologismo de quechua e inglés, gastó casi un millón de dólares en eventos entre 2014 y 2015, la mayoría de ellos para promover su propuesta y extender sus redes con académicos extranjeros. A pesar de ello, el llamado "Silicon Valley" criollo nunca logró despegar.

Es una de las más grandes paradojas del correato. El régimen que se proclamaba de izquierda y se apartó de la línea política de los Estados Unidos se sentía, en secreto, fascinado por la academia norteamericana, en cuyas universidades se habían formado algunos de sus cuadros más recalcitrantes. El Gobierno que criticaba el "bobo aperturismo" y el libre comercio pretendía insertar al Ecuador en la economía mundial como lo hicieron algunos países de Asia: creando tecnología industrial. El Ejecutivo que hablaba de movilidad humana y fronteras abiertas cuando de extranjeros ricos y con PhD se trataba, expulsaba a migrantes pobres del Caribe. 

En un paraje de Imbabura, cerca de Ibarra, en los terrenos de una antigua hacienda, los académicos del correato montaron lo que querían sea una copia criolla del Silicon Valley de California: una centro de alta tecnología en donde se instalaran industrias del gran capital transnacional.

Se llama Yachay. En un paraje de Imbabura, cerca de Ibarra, en los terrenos de una antigua hacienda, los académicos del correato montaron lo que querían sea una copia criolla del Silicon Valley de California: una centro de alta tecnología en donde se instalaran industrias del gran capital transnacional. Para ello, como en tiempos garcianos, el correato buscó atraer a científicos extranjeros, con la diferencia de que la mayoría de ellos se negaron a dejar sus bien remuneradas cátedras en Europa y Estados Unidos por un cargo en el pintoresco proyecto correísta. En su lugar, se les aceptó que vinieran solo a eventos especiales, que se comunicaran y dieran cátedra por Skype y que tuvieran una presencia más bien virtual, mientras se construía en Urcuquí el campus de Yachay. 

En el marco de esa política, Yachay empezó a organizar eventos académicos de diverso tipo. En ellos, como era habitual, se prefería invitar a expertos extranjeros cuyos gastos eran cubiertos por la Universidad. Como todo en tiempos del correato, los gastos de YachayTech no tuvieron medida ni mayores frutos. 

Como organizador de estos eventos aparece, nuevamente, Diego Custode Salmon, contratista de la Cancillería durante la gestión de Ricardo Patiño y Guillaume Long, y actual organizador de todos los eventos del Palacio Legislativo, así como de los gabinetes itinerantes del Gobierno de Lenin Moreno. 

Según documentación disponible en el portal de Compras Públicas, Diego Custode Salmon y su equipo fueron contratados por Yachay en 2014 en dos grandes contratos: el uno llamado Servicios de Logística para la Ejecución de Eventos de la Universidad Yachay, por USD 336 mil dólares, y otro similar pero para la Empresa Pública Yachay, que, como se sabe, es otra entidad distinta del centro académico, en este caso, por USD 436.800. En total, ambas entidades de Yachay contrataron con ese rubro un total de USD 772.800.

Pero, ¿en qué gastaba ese dinero Yachay y sus dos entidades, por un lado, la Universidad como tal, y, por otro, la Empresa Pública que debía promover la transferencia de tecnología y gestionar los supuestos acuerdos con las grandes transacionales?

Este el detalle de los rubros de algunos de los gastos de los contratos por logística, a los que habría que sumar por lo menos otros dos contratos para eventos específicos, que tienen licitaciones y liquidaciones propias. 

El contrato de Yachay EP

En el contrato suscrito entre Yachay EP y la empresa de Diego Custode, se desglosan los rubros en los que se gastaron los más de USD 300 mil que le fueron adjudicados, al que luego se sumó un contrato complementario por USD 90 mil. El evento más caro fue la inauguración del año lectivo en octubre de 2014, que llegó a valer USD 215.553. 

USD 215.553

Costó la inauguración del año lectivo en Yachay en octubre de 2014. 

También consta que se gastaron USD 17.700 de esos recursos en una velada con la Comisión Gestora (un grupo de académicos extranjeros que manejaban la Universidad de manera virtual y venían al país esporádicamente), que tuvo lugar en el patio del ingenio azucarero. Las visitas de la Comisión Gestora al país en esa misma época, es decir, durante el segundo semestre de 2014, llegaron a costar USD 28.434, mientras que USD 5.035 costó una visita de la Comisión Gestora al ex presidente Correa. USD 14.497 costó un viaje al Reino Unido del rector y el secretario de la Universidad, y USD 4.955 el evento cultural "Conociendo nuestras raíces".

USD 28.434 

Se gastaron en los pasajes aéreos de los miembros de la Comisión Gestora al país. 

Un taller de parques tecnológicos

Una muestra de qué tipo de eventos organizaba Yachay es el Taller Iasp-Yachay: "La gestión de los parques tecnológicos y programas de innovación en América Latina: desafíos y problemas", que tuvo lugar en el campus de Urcuquí del 12 al 13 de noviembre de 2014, según la información disponible en la web de Yachay. 

Según la información de Yachay,  el evento tuvo dos ejes de discución: "los sistemas de innovación nacional alrededor de Parques Tecnológicos y la importancia de los Parques Tecnológicos en los países emergentes".


En un evento de dos días, en noviembre de 2014, se gastaron casi 136 mil dólares. 

El evento estaba dirigido a "gerentes y residentes de parques tecnológicos; investigadores y científicos internacionales; miembros de redes productivas, industriales y emprendedoras; altos miembros de instituciones públicas; y, representantes de la Ciudad del Conocimiento Yachay".

En el primer día, hubo tres conferencias, a cargo de Josep Piqué, de la División Europea de la IASP, Yoslan Nur, especialista de la Unesco, y Luis Sánz, también de la IASP, así como una intervención de Jorge Nicolás Audy, de Brasil. 

El evento, sin embargo, no era gratuito: las adhesiones costaban entre USD 120 y USD 180 por persona. 

USD 9000

Costaron los pasajes de avión de los tres conferencistas de un evento de dos días en noviembre de 2014. 

A pesar de ello, Yachay contrató a Diego Custode Salmon y su equipo para organizar el evento. El detalle de los gastos de los dos días de conferencias y una mesa redonda consta entre la documentación de acceso público de Compras Públicas. Por ejemplo, se gastaron USD 9000 en los pasajes de avión de dos conferencistas que llegaron de España y un tercero de Brasil. El evento, que contó con 60 participantes, incluyó el traslado desde Quito e Ibarra al campus de Yachay, avaluado en USD 4800. Por lo menos USD 8400 más costó el transporte de las personas hacia sus hoteles a la largo del día. El alojamiento de los conferencistas, en suites de hotel de cuatro estrellas, estuvo estimado en USD 3288, mientras que la cena del primer día, estimada también para 60 personas, se calculó en USD 45 por comensal. Para los almuerzos de dos días, se gastaron USD 5400, mientras que la carpa para el taller se facturó en 15 mil dólares. El mismo valor se pagó para la carpa del almuerzo.

La traduccion simultánea, entre tanto, se presupuestó en USD 6000, mientras que las pantallas y el material audiovisual alcanzó los USD 22.500. A cinco invitados de alto nivel se les entregó un souvenir del evento, avaluado en USD 150 cada uno. Tampoco se escatimó en gastos en las carpetas del kit de trabajo: una carpeta de cuero, con hojas y esfero fue entregada a cada uno de los 60 participantes, con un costo de USD 105 cada una, lo que se facturó en USD 6300. Para que el evento fuese inolvidable, se dio también a cada asistente una memoria USB de USD 32 cada una. 


Cuarenta invitados internacionales llegaron en 2014 a un think tank internacional en Yachay.

USD 105 

costó cada carpeta, hojas y esfero de un evento en Yachay. 

El think tank académico internacional

A principios de 2014, en febrero, la empresa de Diego Custode había organizado otro evento similar para Yachay. Se trató del "Think Tank Académico Internacional", avaluado en USD 187.495 y que se realizó del 8 al 16 de febrero en las instalaciones de Yachay. En este caso, un evento para 40 personas, venidas en su totalidad del exterior, costó en pasajes USD 80 mil, a pesar de que, se aclara, se les trajo en clase económica. El evento, que incluyó desayunos, almuerzos, cenas, kits de trabajo, alojamiento de los participantes y paseos de la Hostería Chorlaví cerca de Ibarra, tenía también el objetivo de promover la Universidad en la comunidad académica, en especial, de Estados Unidos. Hoy, su futuro es incierto. 

[RELA CIONA DAS]

Adrian Bonilla: Yachay debe ser una universidad para el Ecuador
Juan Carlos Calderón
Voyerismo político: ¿el otro lado de la ética?
Rodrigo Tenorio Ambrossi
La encrucijada económica de la universidad ecuatoriana
Los Confidenciales
Carlos Larreátegui: "hay más PhD pero menos universidad"
Redacción Plan V
Realidades paralelas
Simón Ordóñez Cordero
GALERÍA
Yachay: la cátedra del lujo internacional
 

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los ejes del golpe de timón en el Consejo de Participación
Redacción Plan V
El sistema de salud en el Ecuador es una fábrica de enfermos
Redacción Plan V
La vida nómada de los refugiados colombianos en Ecuador
Redacción Plan V
Dos informes dan nuevas esperanzas a Íntag, el verde valle que podría convertirse en una mina de cobre
Fermín Vaca Santacruz

[MÁS LEÍ DAS]

La empresa del Hotel Quito se descapitalizó por más de USD 28 millones
Fermín Vaca Santacruz
Arroz Verde: ‘Correa disponía, supervisaba y aprobaba’
Redacción Plan V
El arma del asesinato de Gavys Moreno fue hallada en la cárcel de Latacunga
Redacción Plan V
Todo se sabía
Juan Cuvi