Back to top
31 de Enero del 2021
Historias
Lectura: 15 minutos
31 de Enero del 2021
Mariana Neira

Periodista de investigación, dirigió la redacción de la revista Vistazo en Quito.

Yasuní: el gran engaño correísta a los jóvenes
0

Uno de los muchos letreros que surgieron de la campaña estatal por la iniciativa de dejar el petróleo en tierra. Al final todo se convirtió en un instrumento de la campaña correísta y un gran engaño al Ecuador y al mundo.

 

La lucha de una persona o un colectivo contra el poder es digna de admiración. Los ‘Yasunidos’ son uno de ellos, llevan 14 años luchando contra los correístas depredadores de la Amazonía ecuatoriana.


Usted, lector o lectora,  habrá tenido dos o cuatro años de edad cuando se dio esta historia del más grande engaño de Rafael Correa a los jóvenes ecuatorianos que, creyéndole ‘ecologista’, votaron por él y terminaron maltratados por defender al Yasuní. Les dijo ‘ecologistas infantiles’ y a los ecologistas del mundo les pidió que se metieran los centavos en las orejas, mientras una subalterna suya mandó a comer ‘m...’ y otros saboteaban una consulta popular.

Esta es la historia de uno de las más grandes y cínicas tramas que montó el correísmo.

Ustedes ya lo  saben, el Parque Nacional Yasuní que está en nuestra Amazonía, tiene 982.000 hectáreas y en 1989 fue declarado —por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco—, Reserva Mundial de la Biosfera porque, según los científicos, es una de las zonas de mayor biodiversidad en el planeta. Tiene 696 especies de aves, 2.274 de árboles y arbustos, 382 de peces, 169 de mamíferos, 150 de anfibios, además, dos pueblos indígenas no contactados.

Varios gobiernos intentaron perforar este paraíso para sacar petróleo. Incluso le pusieron un nombre: ‘campo petrolero ITT (Ishpingo, Tambococha Tiputini)’. Se salvaba por ser reserva ecológica, pero Correa llegó al poder y, engañándonos bonito a todos, mandó al diablo a la ecología y a los ‘ecologistas infantiles’ del mundo. Veamos cómo lo hizo.

Dos primeras mentiras

Se calcula que en el fondo del Yasuní existen 850 millones de barriles de petróleo. Ante el rumor de que Correa estaba por autorizar la perforación en este parque, ecologistas ecuatorianos y extranjeros lanzaron un grito y el 5 de junio del 2007 el presidente ‘verde’ ofrecía dejar el petróleo bajo tierra a cambio de aportes internacionales. En septiembre 2007, Correa llevó ‘su’ iniciativa a la ONU donde pidió la comunidad internacional que a cambio de los USD 700 millones anuales que recibiría Ecuador por la venta de ese petróleo, le diera 3.600 millones de dólares.

Entonces los publicistas empezaron a meter en la mente de los incautos del mundo la ‘iniciativa ecologista de Correa’, iniciativa robada a Acción Ecológica y la Red Oilwatel que la crearon en 1997. De todas maneras, fue un golpe de marketing: Correa se presentó al mundo con un pajarito en una mano y una torre de perforación oculta en la otra porque en su mente siempre estuvo el Plan B, o sea, la explotación del Yasuní.

“Según el cable 113883 del Departamento de Estado que fue hecho público gracias a la filtración facilitada por Julián Assange (amigo íntimo de Correa), la entonces embajadora de los EE.UU., Linda Jewel, manifestaba en tono irónico que el mismo día en que el Gobierno ecuatoriano hacía público su proyecto de mantener el petróleo bajo tierra, técnicos de Petroecuador hacían trámite de visa para viajar a los EE.UU. a entrevistarse con empresarios de ese país interesados en explotar el ITT”. (Dato del periodista Martín Pallares).

La iniciativa mentirosa de Correa nació oficialmente el 10 de diciembre de 2007 cuando formó una Comisión Negociadora con el canciller Fander Falconí, el ex canciller Francisco Carrión, y los ecologistas de prestigio internacional: Roque Sevilla y Yolanda Kakabadse. Ellos debían promover el proyecto para captar las donaciones. Empezaron a pasar el sombrerito, ya estaban recibiendo ofertas cuando en enero 2010 sonó el primer escándalo.

la embajadora de EE.UU., Linda Jewel, manifestaba en tono irónico que el mismo día en que el Gobierno ecuatoriano hacía público su proyecto de mantener el petróleo bajo tierra, técnicos de Petroecuador tramitaban su visa para viajar a los EE.UU. a entrevistarse con empresarios de ese país interesados en explotar el ITT.

‘Ecologistas infantiles’

El 9 de enero 2010, durante una ‘sabatina’ (enlace radial y televisivo que la presidencia ordenaba todos los sábados), Correa atacó a sus amigos de antaño que intentaban ejecutar la ‘iniciativa’.
“Yo he sido engañado… No he estado negociando con los donantes sino con Alberto Acosta y su argolla, con el ecologismo infantil y ciertas fundaciones ambientalistas”. (Acosta, considerado un defensor del medioambiente, fue su gran aliado, presidente de la Asamblea Constituyente, ministro de energía.)

‘Pónganse los centavitos en las orejas’

A los donantes extranjeros les dijo: “¿Saben qué señores? Vayan a mandar a su casa, cambien su donación en centavitos y pónganse en las orejas, porque nosotros no vamos a recibir órdenes de nadie. Si es así quédense con su plata, con sus millones, y en junio empezamos a explotar el ITT. Aquí no vamos a claudicar nuestra soberanía”.

“¿Qué le molestó a Correa? Lo dijo: “Venía a informarme el equipo negociador de que vamos a hacer un fideicomiso, pero si la política del Gobierno es contraria a los fideicomisos… bueno aceptemos el fideicomiso, después, manejados por el PNUD, pero si estamos en contra de la burocracia internacional, porque no lo maneja el CFN, no, que los donantes quieren que sea en PNUD”. Los donantes sabían lo que pedían porque no confiaban en el Estado ecuatoriano que manejaba el dinero alegremente.

Tercera mentira: ¡Hace mucho que preparaban la perforación!

Los miembros de la Comisión Negociadora de la ‘iniciativa’ renunciaron y Correa anunció la aplicación del plan B (explotación). El ecologismo mundial se sintió engañado, más aún cuando la prensa mostró ‘pruebas físicas’ de que, mientras los negociadores andaban por el mundo buscando incautos aportantes, en el Yasuní preparaban el terreno para la explotación petrolera.

Lo dijo el 15 de enero 2010 la columnista del diario El Comercio, Milagros Aguirre —residente en la Amazonia—: “Ahora está marcada (al menos así parece) la cancha. El proyecto de explotación (petrolera) del ITT se está cumpliendo a cabalidad: mientras unos visitaban no sé cuántos países (pidiendo donaciones) otros trabajaban en la ribera del Napo buscando por donde hacer pasar el tubo de Pañacocha a Edén para mezclar el crudo liviano con el pesado del ITT”.

Muchos salieron a defender al Yasuní

Ecologistas, organizaciones, pueblos y nacionalidades indígenas, autoridades seccionales, líderes y dirigentes regionales y nacionales se unieran para crear mecanismos de defensa del gran parque natural que se convirtió en causa universal.

La campaña ‘Amazonía por la Vida’ instituyó en el 5 de marzo ‘El Día de la Defensa del Yasuní’. Se creó el grupo ‘Los guardianes del Yasuní’ para una vigilancia permanente y denuncia de los movimientos petroleros en la zona. Se organizaron eventos culturales para motivar a los ‘ecologistas infantiles’ (niños) para la defensa del Yasuní. La Compañía Nacional de Danza del Ecuador creó la obra Del Humo y del Espejo, inspirada en la iniciativa Yasuní-ITT, para desarrollar la conciencia ciudadana sobre el cuidado del ecosistema.

10 de noviembre 2012. Para apaciguar las dudas, Ivonne Baki, la negociadora que escogió Correa para sustituir a la Comisión Negociadora, ofrecía un almuerzo en un elegante restaurante de Quito para relatar sus viajes por el mundo con el fin de recaudar dinero para la iniciativa Yasuní-ITT.

27 noviembre 2012. Y, para insistir en la mentira de que Correa era ‘verde’, sus aduladores organizaron el festival musical internacional ‘Todas la Voces todas’. Dijeron que el propósito era generar recursos para aportar al proyecto Yasuní.


El campo Tiputini en el Bloque 43 creó polémica porque, a pesar de estar fuera del área protegida del Parque Yasuní, los Yasunidos denunciaron la construcción de vías y la expoltación de la zona. 

nunca sabremos si por desinformación o burla, la oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur concedió al presidente Rafael Correa el premio "Liderazgo visionario y triangular 2012" por llevar adelante la iniciativa.

Los monitos huían y a Correa lo premiaban 

3 diciembre 2012. Estaba por terminar el 2012 que para los animales del Yasuní fue ¡pésimo! Los monos huían espantados por los helicópteros que entraban a un proyecto petrolífero cerca del Yasuní. “Hace dos años, cuando llegué, no se escuchaban. Desde hace cinco meses se oyen cuatro veces a la semana (a los helicópteros). Los monos corren asustados, algunos se abrazan”, contó la investigadora Sara Álvarez al diario Hoy.

20 de diciembre 2012. Sin embargo, nunca sabremos si por desinformación o burla, la oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur concedió al presidente Rafael Correa el premio "Liderazgo visionario y triangular 2012" por llevar adelante la iniciativa ambientalista Yasuní-ITT “que busca dejar bajo tierra un enorme yacimiento petrolero en la selva del Amazonas”. A nombre de Correa, el premio recibió Lenin Moreno.

"Mi delirio sobre los Illinizas"

12 agosto 2013. Correa decidió ascender al nevado los Illinizas, a 5.126 metros de altura para mostrarse como un amante de la naturaleza y decir una ‘frase célebre’: “Nada es imposible si nos lo proponemos”. Los medios estatales destacaron que “Rafael Correa se convirtió en el primer Jefe de Estado de la región —y quizás del mundo— en haber coronado una montaña de más de 5 mil metros”.

El tirano Gabriel García Moreno era menos que él porque solo subió a la cima del Pichincha, 4.698 metros.

15 de agosto 2013. A las 8 de la noche de este día, Correa se presentó en cadena de radio y televisión para dar a conocer lo que ya sabíamos: “Con profunda tristeza, pero también con absoluta responsabilidad con nuestro pueblo y con la historia, he tenido que tomar una de las decisiones más difíciles de mi Gobierno. El día de hoy he firmado el decreto ejecutivo para la liquidación de los fideicomisos Yasuní-ITT y con ello poner fin a la iniciativa” porque apenas se reunió “el 0,37% de los USD 3.600 millones esperados. La explotación, dijo, afectará a menos del 1 por mil del parque Yasuní, cálculo que fue desmentido por expertos. De allí se sacarían 18 mil millones de dólares para combatir a la pobreza, especialmente en la Amazonia, y dar mayor cobertura de servicios públicos al 50% de la población ecuatoriana”.

Roque Sevilla, político, ambientalista y promotor turístico destituido por Correa junto a los otros miembros de la comisión negociadora del Yasuní preguntó: “¿El Presidente será capaz de ver a los ojos a sus hijos y nietos cuando el Yasuní esté devastado y no quede nada…?”

Gabriela festejó mandando a comer m...

3 de octubre 2013. La orden de Correa de explotar los bloques 31 y 43 (Tiputini, Tambococha) en el parque nacional Yasuní debía ser confirmada por la Asamblea Nacional con mayoría gobiernista. Aprobó. Muy emocionada por el ‘triunfo’ (que permitirá comenzar la depredación del Yasuní), la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira dijo: “Hay que virar la tortilla: que los pobres coman pan y los ricos mierda, mierda” (parafraseando una canción ‘revolucionaria’). La gente se preguntaba: ¿Dónde están ahora los latisueldos y los nuevos ricos?

Los valientes defensores del Yasuní

La historia continuó con el nacimiento de los valientes ‘Yasunidos’ que, con el apoyo de Acción Ecológica, comenzaron el 5 de abril 2014 a recolectar firmas para ir a una consulta popular en la cual la ciudadanía se pronunciaría sobre la explotación de petróleo en el parque Yasuní, pero se les aparecieron dos Frentes ’chimbadores’: el Frente de Defensa de la Amazonía (FDA) constituido por 29 alcaldes amazónicos que apoyaban al Presidente Correa y el Frente de Defensa Total de la Amazonía relacionado con el colectivo Diabluma, muy cercano al Gobierno, que tenía como vocero a Felipe Ogaz.

El 6 de abril 2014, Correa dedicó 15 minutos de su enlace de los sábados a insultar a los Yasunidos.

“Estos son los tirapiedras de siempre, ¿cómo viven, dónde estudian? Seguramente tienen la pancita bien llena y al resto le dicen no coma, quédense sin educación, sin salud, pero a mí nadie me toca el Yasuní porque soy ecologista… no es Rafael Correa el que se perjudica. No podremos tener la escuela del milenio en Paján. No podremos tener las Unidades Comunitarias. No podremos tener las carreteras, agua potable y alcantarillado que tanto necesitan”.


En la zona exterior del Consejo Nacional Electoral, los Yasunidos, Acción Ecológica y demás organizaciones que llamaron a consulta, entregaron las firmas para que se diera paso a la misma.

Pese a los insultos y zancadillas, los ‘Yasunidos’ recogieron más firmas de las que por ley debían hacerlo y las presentaron al Consejo Nacional Electoral, CNE.

El 6 de mayo 2014, el titular del Consejo Nacional Electoral (CNE), Domingo Paredes, anticipó que el colectivo ‘Yasunidos’ alcanzó 359.761 firmas válidas, no suficientes para dar paso a la consulta popular.

De manera tramposa, el CNE había anulado el 69% de las firmas de acuerdo a lo demostrado por los Yasunidos e investigaciones periodísticas como una de planv: anularon formularios enteros solamente por el gramaje del papel, por el color del esfero, el orden de los nombres; y entre las firmas anuladas estaban muchas de los recolectores del colectivo y sus voceros.

Por eso, dijo Pedro Bermeo, vocero de ‘Yasunidos’, resolvieron demandar por “fraude electoral a la consulta popular del 2014” a Paredes, al exvicepresidente (Paúl) Salazar, encargado de los procesos, y (Juan Pablo) Pozo.

Su demanda es justa y todos los ecuatorianos a los que realmente nos preocupa el medioambiente deberíamos respaldarlos.
 

GALERÍA
Yasuní: el gran engaño correísta a los jóvenes
 


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Crónica de un Yasunicidio
Juan Carlos Calderón
La gran farsa de la anulación de las firmas de la consulta por el Yasuní
Manolo Sarmiento
El complejo (y opaco) entramado tributario en torno a la minería y el petróleo
Redacción Plan V
Bahamas: una ruta más costosa para el tráfico de migrantes ecuatorianos, pero igual de insegura
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

La dura carta de una ex cónsul en España que acusa de abusos a Cristóbal Roldán
Redacción Plan V
Tres concejales correístas podrían decidir la suerte del alcalde Jorge Yunda
Fermín Vaca Santacruz
La Universidad Andina presentó su nueva oferta académica
Redacción Plan V
Crudo Ecuador y Juan Mateo Zúñiga, los reyes del Tik Tok, asesoran a Keiko Fujimori
Redacción Plan V