Back to top
13 de Junio del 2023
Ideas
Lectura: 5 minutos
13 de Junio del 2023
Jean Cano

Periodista de investigación.

2025: hacia el fortalecimiento total del dólar y el cambio de la Constitución
0
De hecho, el problema no es Lasso. El mismo escenario habría enfrentado Yaku Pérez o cualquier otro que no pacte con los criminales, como en El Salvador de Bukele, o con los correístas, como propuso el Partido Social Cristiano.

Es difícil entender por qué hay gente que se alegra con la no postulación de Guillermo Lasso a la reelección. Contra todo pronóstico, los que más celebraron son quienes no obtuvieron contratos en la Presidencia o sus Ministerios pese a que se creían ganadores de dinero estatal únicamente por la llegada de ese político al poder. 

Sobre eso, incluso, los correístas fueron cautos. No celebraron como los del mismo sector ideológico del Presidente. La jugada política no estaba clara en un principio.  

De cualquier forma, y más allá de las mezquindades y las euforias de esos analistas “independientes”, este es un momento muy crítico para el país. La institucionalidad del Ecuador está muy golpeada. El Presidente sufrió ataques desde la primera semana de gestión. No hay que olvidar que enfrentó cuatro intentos de derrocamiento durante sus dos primeros años y eso nos debe dar una alerta clara de lo que puede venir si es que el país no consigue la unidad.

Incluso la derrota en la consulta popular no solo afectó la imagen de Lasso, sino que nos robaron la posibilidad de empezar el cambio profundo. Esos opositores a Lasso también ayudaron a esa derrota. Les pesó más su bolsillo —algo vacío— al bien nacional.   

De hecho, el problema no es Lasso. El mismo escenario habría enfrentado Yaku Pérez o cualquier otro que no pacte con los criminales, como en El Salvador de Bukele, o con los correístas, como propuso el Partido Social Cristiano.  

La unidad tiene que ir de la mano con renunciamientos y planes que resuelvan los principales problemas que aquejan a los ecuatorianos. En primer lugar está la seguridad, luego la falta de empleo. Para eso no solo se requiere de planes teóricos sino de destrabar los nudos creados desde el 2008.  

Por eso, el llamado que hizo Guillermo Lasso para que los precandidatos reflexionen sobre la viabilidad de sus propuestas políticas para las elecciones de agosto no debe pasar desapercibido. 

Fue un llamado que tiene como respaldo al 83 % de los ecuatorianos, según la última encuesta de Cedatos, que no saben por quién van a votar en las próximas elecciones presidenciales. Que es casi el mismo porcentaje que apoyó a la muerte cruzada.

El llamado de Guillermo Lasso a los pre-candidatos presidenciales debe tener acciones concretas de parte de esos políticos y de los partidos que los han acogido. Y no solo porque lo diga el Presidente, sino porque está muy demorado.

El modelo de la voracidad estatal está ahogado. El dinero que necesita el Estado es infinito, pero ese dinero es el que no se queda con los ciudadanos. El modelo del comunismo Cubano no pasa ninguna prueba económica, política y de derechos humanos.

Entonces, si el país, como bien lo dijo el Presidente, no quiere regresar a la época del autoritarismo, del totalitarismo, requiere un proceso de unión sobre puntos concretos.

Hay dos causas que son muy relevantes a largo plazo, incluso sobre el de la seguridad y el desempleo que deben ser inmediatamente atendidos. 

La primera es el cambio de la Constitución correísta que tiene guardada un ánimo totalitario, presidencialista y separatista. 

Y, el segundo, la defensa total de la dolarización y su fortalecimiento. La moneda es la que ha impedido que los políticos ahonden la crisis económica, que no se multipliquen los pobres como en la dictadura venezolana. Pero, la falta de políticas para fortalecerla, con beneficios para empresarios, emprendedores y trabajadores, hace que el país tampoco haya crecido como podría hacerlo. 

El modelo de la voracidad estatal está ahogado. El dinero que necesita el Estado es infinito, pero ese dinero es el que no se queda con los ciudadanos. El modelo del comunismo Cubano no pasa ninguna prueba económica, política y de derechos humanos. 

Esos dos temas pueden crear una tendencia democrática hacia el 2025.

Por ello no entiendo por qué se alegran los inconformes con la presidencia de Lasso, si lo único que ha hecho el Presidente es demostrar que el país todavía no sale del correísmo, ni se han producido los grandes cambios estructurales que tanto reclaman varios sectores. 

GALERÍA
2025: hacia el fortalecimiento total del dólar y el cambio de la Constitución
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Cristian Paula: "no hay adoctrinamiento LGBT, pero los padres pueden escoger la escuela que quieran"
Fermín Vaca Santacruz
15 hechos desconocidos sobre el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
María Brown: en Ecuador, siete de cada diez estudiantes no aprenden (Parte I)
Juan Carlos Calderón
Ecuador, uno de los pocos países al margen del control del comercio de armas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

‘Hacen este trabajo y tienen derecho a medio Quito’: Este es el testimonio anticipado en el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
¿Cómo Estados Unidos moldeó la estrategia militar y la política económica del «nuevo Ecuador»?
Luis Córdova-Alarcón
Las declaraciones de Arturo Moscoso sobre Leonidas Iza que levantaron polvareda
Redacción Plan V
15 hechos desconocidos sobre el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V