Back to top
13 de Noviembre del 2019
Ideas
Lectura: 6 minutos
13 de Noviembre del 2019
Carlos Rivera

Economista, catedrático de la Universidad de Cuenca. 

Alcoholismo, bombas de tiempo y gallinas
0
La bomba de tiempo se refiere a la activación de ese auténtico polvorín que representa los recurrentes y sistemáticos desequilibrios fiscales con altos niveles de endeudamiento, que da lugar a serios riesgos de default y posibilidades de que la autoridad en algún momento opte por la emisión de dinero para saldar sus deudas

Este título no ha salido de los efectos alucinógenos de ninguna droga, sino representa tal cual la realidad económica del Ecuador hoy en día, en la que estamos haciendo méritos para requerir una cita urgente en el Lorenzo Ponce, antes que pensar en comprar un boleto para enrumbarnos en el tren del desarrollo; terrible mal que está aquejando a toda América Latina como resultado de una droga bolivariana que todavía revolotea fuertemente en nuestra región.    

En efecto, el alcoholismo se refiere a esa vieja adición que tenemos por el gasto público excesivo, los subsidios, el déficit fiscal y el endeudamiento agresivo; y que en 1999 más allá de que fueron la crisis bancaria y la falta de una buena regulación en el sector —así como una dosis de mala suerte por la ocurrencia de fenómenos naturales adversos y shocks exógenos negativos— los que gatillaron en última instancia la gran crisis; también estuvieron presentes estos excesos fiscales para dar lugar a esa trilogía del desastre: emisión, devaluación e inflación que terminaron acabando con la vida del sucre y la imposibilidad de hacer política monetaria para estabilizar la economía, tal cual la vida de los alcohólicos, que no pueden darse el lujo de tomarse un buen whisky por ningún motivo.  

Entre 2000 y 2006 parecía que aprendimos la lección y dimos grandes pasos en abandonar el alcoholismo fiscal y cimentar las bases de una economía sana a través de la estabilidad macro.

Desde allí, entre 2000 y 2006 parecía que aprendimos la lección y dimos grandes pasos en abandonar el alcoholismo fiscal y cimentar las bases de una economía sana a través de la estabilidad macro. Pero de un momento al otro, no solo que volvimos a caer en el alcoholismo fiscal y con mayor fuerza, sino que avanzamos a otros vicios mayores al habernos dejado seducir por las tentaciones de la cocaína fiscal. No obstante de ello, al habernos dolarizado previamente, logramos escapar de aquella trilogía fatal antes citada, pero no por ello hemos estado exentos de pagar fuertemente las consecuencias de todos nuestros vicios y excesos fiscales.

Es así que hoy hablamos de los twin déficits, del efecto crowding out de la inversión privada, del estancamiento de la actividad económica y el empeoramiento de los indicadores del mercado laboral como consecuencias directas del alcoholismo y la drogadicción fiscal que padecemos desde 2007, y donde los conflictos políticos y sociales que están detrás de las propuestas de ajuste que se han discutido en estos últimos días, simplemente representan los coletazos del síndrome de abstinencia que deben pagar todos los adictos al alcohol y la droga cuando intentan dejar el vicio.

Por otro lado, la bomba de tiempo se refiere a la activación de ese auténtico polvorín que representa los recurrentes y sistemáticos desequilibrios fiscales con altos niveles de endeudamiento, que da lugar a serios riesgos de default y posibilidades de que la autoridad en algún momento opte por la emisión de dinero para saldar sus deudas y cubrir sus gastos en una propuesta forzada y de última instancia de un sistema bi-monetario para Ecuador, todo lo cual  es un juego de niños al lado de lo que nos propone la CONAIE, con el regreso del manejo del dinero electrónico al Banco Central y la posibilidad de que éste pueda prestarle alegremente al fisco, que representa para todo efecto práctico una propuesta de juego de ruleta rusa para Ecuador con efectos en el cortísimo plazo.

Finalmente cuando hablo de gallinas, me refiero a cierto símil que encuentro entre las protestas sociales en Ecuador con las observadas en Chile, y es que ambas protestas buscan matar a la gallina del crecimiento económico. Naturalmente cuando hablamos de Chile, nos estamos refiriendo a la gallina de los huevos de oro, y es que las demandas sociales chilenas si bien pueden ser atendidas en buena forma gracias al gran ahorro previo y la fortaleza de las cifras fiscales, cualquier exceso implicará que se está buscando matar la gallina de los huevos de oro. 

Esperemos que no prosperen esas ideas de asamblea constituyente y otras locuras que se escuchan por allí. Esto significará el comienzo del acabose del país más rico y próspero de la región gracias al desembarco de las huestes socialistas del Foro de Sao Paulo en una historia muy parecida a la vivida en Venezuela. Para Chile que vivió en carne propia los horrores del socialismo en los primeros años de los setenta, eso sería como volver a fumar después de haberse curado de un cáncer al pulmón. Para Ecuador, las demandas sociales en cambio representan querer matar una gallina con mal, lo cual es un sacrilegio, ya que es como pedir que un paciente fuertemente anémico done sangre.

En conclusión en estos tiempos turbulentos en donde se juntan viejas y perversas adicciones con una situación económica bastante delicada, que activan una auténtica bomba de tiempo en materia fiscal, resulta urgente calmar las expectativas de los agentes económicos con una buena propuesta de política económica y no con intentos de apagar el incendio con gasolina.

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Rodrigo Gehot
Natalia Sierra
Gonzalo Ordóñez
Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Juan Carlos Calderón
Patricio Moncayo
Carlos Rivera

[RELA CIONA DAS]

La gallina de los huevos de oro
Gonzalo Ordóñez
La crisis de los puertos ecuatorianos: pérdidas por USD 184 millones
Redacción Plan V
Las propuestas económicas del Gobierno, a fojas cero
Redacción Plan V
Chile y el tedio de existir
Andrés Ortiz Lemos
Un ABC a la reforma tributaria
Carlos Rivera
GALERÍA
Alcoholismo, bombas de tiempo y gallinas
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

2021: las reformas electorales cambian las reglas del juego
Redacción Plan V
José Serrano no le teme al narco ‘Gerald’
Redacción Plan V
Los últimos pasos de Telmo Castro
Redacción Plan V
La solitaria lucha de Claude Roulet contra los abusos del transporte de pasajeros
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El "contertulio" Alexis Moncayo sale de Radio Majestad
"Hay un discurso guerrerista-templario en el Gobierno": Nelson Reascos
Fermín Vaca Santacruz
El origen de "ven para mearte" y otras frases de Nebot
La caída nacional de las ventas es de -20%