Back to top
10 de Junio del 2020
Ideas
Lectura: 6 minutos
10 de Junio del 2020
Mauricio Alarcón Salvador

Abogado y director ejecutivo de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo

Altos y bajos de la Asamblea Nacional
0
La productividad de la Asamblea se verá afectada, sin duda, y es poco probable que se logre la aprobación de las más de diez leyes pendientes de la agenda legislativa.

La Asamblea Nacional 2017 -2021 entra en su último año de funciones. Este coincide, desafortunadamente, con un proceso en el que más de 100 asambleístas puede optar por la reelección. Según el calendario electoral, aún vigente y sin modificaciones, entre el 18 de septiembre y el 7 de octubre, los partidos y movimientos políticos registrarán a sus candidatos, y el 31 de diciembre de 2020 iniciará la campaña electoral.

Más allá de lo que digan las recientes reformas al Código de la Democracia, la Constitución establece que los asambleístas que opten por la reelección gozarán, obligatoriamente, “de licencia sin sueldo desde la fecha de inscripción de sus candidaturas hasta el día siguiente de las elecciones.” Es decir, hay una alta probabilidad de que la composición actual de la Asamblea Nacional se mantenga, a lo mucho, por cuatro meses más. A partir de octubre, vamos a ver en acción a un sinnúmero de suplentes, prácticamente desconocidos para la ciudadanía.

Aunque las cifras de confianza institucional no son las mejores (y eso que personalmente prefiero quedarme con las más altas, las del estudio Cultura política de la democracia en Ecuador y en las Américas, 2018/19, según el cual 4 de cada 10 personas confían en su Asamblea Nacional), este período ha tenido varios puntos positivos que debemos tener en cuenta.

A finales de mayo, el Consejo de Administración Legislativa (CAL) aprobó un Plan Integral de Austeridad con estrategias de optimización de recursos, que permite un ahorro de más de 3 millones de dólares. Probablemente puede parecer una cantidad pequeña, pero recordemos que el Legislativo es la Función del Estado que menos recursos recibe del Presupuesto General: apenas el 0.14%. El Plan, principalmente optimiza los recursos humanos, disminuye el presupuesto para viáticos y subsistencias, y simplifica los trámites con una propuesta “cero papeles”.

A los pocos días de decretado el estado de excepción a nivel nacional, el 19 de marzo de 2020, el CAL aprobó el Reglamento para la implementación de las sesiones virtuales y el teletrabajo emergente en la Asamblea Nacional. Nuestro Legislativo fue el primero en Latinoamérica en viabilizar el teletrabajo, las sesiones y votaciones virtuales de las comisiones permanentes, así como del Pleno y del propio órgano administrativo. Ahora, cualquiera de nosotros, a través de una conexión a Internet podemos ver no solo las sesiones del Pleno (como era costumbre) sino las sesiones de las Comisiones, mejorando la transparencia y permitiendo un mayor control social por parte de los ciudadanos.

De cara al último año de funciones, el trabajo legislativo enfrenta un escenario complejo, entre la emergencia sanitaria, el inminente proceso electoral y la creciente desconfianza ciudadana. La productividad de la Asamblea se verá afectada, sin duda, y es poco probable que se logre la aprobación de las más de diez leyes pendientes de la agenda legislativa.

A finales de 2019, la Asamblea puso en marcha, a través de la Subcomisión de Desarrollo Económico, una metodología de evaluación de las leyes que fue aplicada, en un primer estudio de caso, a la Ley Orgánica para el Fomento Productivo, Atracción de Inversiones, Generación de Empleo y Estabilidad y Equilibrio Fiscal. Este plan piloto, que debería aplicarse de manera permanente, permitió conocer, entre otras cosas, si realmente se están creando normas que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos, o son solo letra muerta.

En julio de 2019, el Pleno de la Asamblea aprobó una resolución para fomentar la implementación de políticas de parlamento abierto en el país, fortaleciendo los mecanismos de participación ciudadana, transparencia, acceso a la información pública, rendición de cuentas, ética y probidad. Si bien hay enormes retos pendientes para alcanzar plenamente la apertura parlamentaria, se avanza en la entrega de más y mejor información a los ciudadanos, incluso a través de una aplicación que cualquiera de nosotros puede descargar en su teléfono celular.

Estos son algunos aspectos positivos que lamentablemente se ven opacados por las denuncias de los “diezmos”, los casos de corrupción, la débil fiscalización o la falta de aprobación de leyes que los ciudadanos consideran prioritarias. De cara al último año de funciones, el trabajo legislativo enfrenta un escenario complejo, entre la emergencia sanitaria, el inminente proceso electoral y la creciente desconfianza ciudadana. La productividad de la Asamblea se verá afectada, sin duda, y es poco probable que se logre la aprobación de las más de diez leyes pendientes de la agenda legislativa. Hay normas urgentes que nuestros asambleístas deberían aprobar, con absoluta responsabilidad, en los próximos meses, entre ellas, la Ley de Extinción de Dominio, la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y las reformas al Código Orgánico de la Función Judicial.

Si usted es de aquellos que, a pesar de los aspectos positivos acá mencionados, desconfía de sus asambleístas, tenga en cuenta que, con toda seguridad, muy pronto los verá con su mejor sonrisa buscando la reelección. En ese caso, le invito a revisar un poco más del trabajo de la Asamblea y sus integrantes en el más reciente informe anual del Observatorio Legislativo, y a sacar sus propias conclusiones. Solo en nuestras manos está escoger buenos representantes.

[PANAL DE IDEAS]

Giovanni Carrión Cevallos
Mauricio Alarcón Salvador
Gabriel Hidalgo Andrade
Mariana Neira
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Gonzalo Ordóñez
Xavier Villacís Vásquez
Alexis Oviedo
Consuelo Albornoz Tinajero

[RELA CIONA DAS]

Las propuestas económicas del Gobierno, a fojas cero
Redacción Plan V
Los beneficios de trabajar en la Asamblea Nacional
Alianza PAIS: todo queda en familia
AGENCIA DE NOTICIAS INVESTIGATIVAS
Asamblea en blanco y negro: la educación, los impuestos y los cargos de los nuevos legisladores
Susana Morán
Fabricio Villamar y su propuesta de Ley de Barrios
Redacción Plan V
GALERÍA
Altos y bajos de la Asamblea Nacional
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La reconstrucción de Manabí en la mira de la Fiscalía
Redacción Plan V
El plasma se usa en pacientes severos y críticos con COVID en Ecuador
Redacción Plan V
Un julio con las peores cifras para Quito: hasta 18 muertes diarias
Redacción Plan V
¿Qué buscan las iniciativas anticorrupción y cómo lograr articularlas?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Médicos de primera línea preocupados porque no acceden a pruebas PCR
Susana Morán
Femicidio en Galápagos: crónica de una muerte anunciada
Redacción Plan V
En Ecuador, jueces rebajan sentencias ejecutoriadas para beneficiar a narcos
Redacción Plan V
Situación "crítica" en Quito: los hombres mayores son las principales víctimas
Redacción Plan V