Back to top
14 de Julio del 2023
Ideas
Lectura: 6 minutos
14 de Julio del 2023
Álex Ron

Escritor y catedrático universitario.

Anticorreísmo: ¿posición política o estatus sociocultural?
0
Ecuador vive una época dicotómica, binaria y totalmente bipolar, la democracia está en riesgo porque el binarismo político correísmo-anticorreísmo ha imposibilitado cualquier debate y construcción discursiva. Vivimos dentro de una burbuja gigantesca de relatos, imágenes distorsionadas, rumores, bulos, fake news. La posverdad se ha impuesto como una realidad paralela que supera a los hechos.

Homo sapiens es una especie de la posverdad, cuyo poder depende de crear ficciones y creer en ellas.                                         

Yuval Noah Harari

 

Mañana luminosa, el aula de clase es amplia tiene vista al valle de Tumbaco, a lo lejos se observa al Cayambe con sus nieves refulgentes. Juntamos dos mesas y dejamos en el centro algunas fundas de chifles, tortillas de maíz, papas fritas picantes y té helado. El ambiente es distendido, realizó una exposición sobre el concepto de Infocracia, de Byung Chul Han. Abro el debate, los chicos preguntan, respondo, repregunto. Planteo una comparación entre lo que plantea el filósofo surcoreano con lo que estamos viviendo en la actual campaña electoral en Ecuador.

Coincidimos en que la campaña es más marketing político que propuestas discursivas, yo insisto en la idea de que la infocracia es un tipo de gobierno de la información algorítmica, algo demencial pero real. Paula, una chica de ojos almendrados y cabello castaño, cree que vivimos la política del postureo, un tipo de demagogia que hemos naturalizado. Ariana, una estudiante de nariz aguileña y ojos azules, pregunta al grupo si ya decidieron por quien votar. Por un momento un silencio incómodo recorre el aula, algunos ensayan algunos nombres de candidatos, otros dicen que van a anular y también hay los que no han decidido. Me preguntan por quien voy a votar y les digo abiertamente que por Luisa González. Jaime, un chico trigueño de pelo ensortijado me pregunta admirado: ¿Alex, pero tú eres correísta? Esbozo una sonrisa, bebo algo de té y respondo que no soy correísta, pero que estoy de acuerdo con el keynesianismo y Correa ha sido el presidente que más se ha acercado a ese modelo económico.

Joaquín, un estudiante de movimientos felinos y arete de plata, me pregunta: ¿qué es el keynesianismo? Ariana le explica con lujo de detalles sobre los fundamentos del keynesianismo, un modelo económico basado en la inversión estatal. Daniela una chica que normalmente no participa afirma que el correísmo aumentó el narcotráfico y la corrupción. Aldo, un estudiante de tez canela que lleva un arete con una pluma celeste, sostiene que, en Esmeraldas, su ciudad de origen, varias familias de la noche a la mañana se convirtieron en gente con mucho dinero. El tema genera cierta incomodidad en el grupo, realizo una digresión y regresamos a Byung Chul Han.

Ecuador vive una época dicotómica, binaria y totalmente bipolar, la democracia está en riesgo porque el binarismo político correísmo-anticorreísmo ha imposibilitado cualquier debate y construcción discursiva. Vivimos dentro de una burbuja gigantesca de relatos, imágenes distorsionadas, rumores, bulos, fake news. La posverdad se ha impuesto como una realidad paralela que supera a los hechos

Hace pocos días apareció un artículo en New York Times, donde se plantea que Ecuador es hoy un país extremadamente peligroso, tomado por diversas mafias de narcotraficantes y que dejó de ser la “isla de paz” de hace diez años. Hay una parte que dice: “Entre 2005 y 2015, Ecuador fue testigo de una transformación extraordinaria, ya que millones de personas salieron de la pobreza, aprovechando la ola del auge petrolero cuyas ganancias el presidente de ese momento, Rafael Correa, de izquierda, invirtió en salud y otros servicios sociales.” Luego señala: “de repente, las amas de casa y los albañiles creyeron que sus hijos podrían terminar la escuela secundaria, convertirse en profesionales y vivir vidas completamente diferentes a las de sus padres. Hoy, esos ecuatorianos ven cómo sus barrios se deterioran en medio del crimen, las drogas y la violencia.”

Oxford, el prestigioso diccionario inglés, define el término post-truth como la preeminencia de creencias personales y emociones por encima de los hechos objetivos. Creo que vivimos en una época marcada por la hegemonía política basada en las posverdades, es decir en construcciones culturales de grupos de poder a través de los mass media. Para Philip Kottak, los estereotipos son ideas prefijadas —con frecuencia desfavorables— sobre la forma de ser de los miembros de un grupo. Ecuador vive una época dicotómica, binaria y totalmente bipolar, la democracia está en riesgo porque el binarismo político correísmo-anticorreísmo ha imposibilitado cualquier debate y construcción discursiva.

Vivimos dentro de una burbuja gigantesca de relatos, imágenes distorsionadas, rumores, bulos, fake news. La posverdad se ha impuesto como una realidad paralela que supera a los hechos. Además, en Ecuador, aunque ambos grupos tienden al fundamentalismo, el anticorreísmo funciona como un tipo de estatus sociocultural, una forma de distinción respecto a lo popular, lo cholo, lo indígena y lo marginal.

Lamentablemente, este proceso de enajenación se ha extendido como un fenómeno cultural que afecta las decisiones políticas de amplios grupos de la población. En estos grupos reconocer alguna virtud del correísmo te convierte inmediatamente en “borrego” o persona no pensante, si tú les argumentas que lo que propones se basa en datos de New York Times, seguramente te dirán que este medio de comunicación fue hackeado, en fin.

Termino la clase haciendo énfasis en que es fundamental pensar con matices, es urgente abandonar todo tipo de binarismos y fundamentalismos para construir sociedades más libres, que acepten la otredad. Brindis y risas.

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Alexis Oviedo
Patricio Moncayo
Pocho Álvarez
Fernando López Milán
Juan Carlos Calderón
Juan Carlos García
Mario Pazmiño Silva
Marko Antonio Naranjo J.

[RELA CIONA DAS]

Noboa, la diplomacia y el autoritarismo con viraje a la derecha
Alfredo Espinosa Rodríguez
Lumpenización de la política
Juan Cuvi
El correísmo, desesperado, ya está en la lucha por sobrevivir
Jean Cano
No nos hagamos ilusiones, la ‘excepción’ no acabará con la ‘guerra narco’
Mariana Neira
Elecciones presidenciales 2023 y deterioro del populismo correísta
Alfredo Espinosa Rodríguez
GALERÍA
Anticorreísmo: ¿posición política o estatus sociocultural?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Juicio contra Carlos Pólit (día 5): Así se involucró a la empresa Plastiquim en la trama de sobornos de Odebrecht
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
Juicio contra Carlos Pólit (día 5): Olivio Rodrigues aseguró que las coimas de Odebrecht pasaron por las empresas Cosani, Plastiquim e Italcom
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Qué dice la denuncia por "traición a la patria" contra Rafael Correa?
Redacción Plan V
¿Qué sanciones busca México contra Ecuador y cuán posibles son?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Juicio contra Carlos Pólit (día 4): Gerardo de Souza confirma que entregó dinero a Pamela Martínez, exasesora de Rafael Correa
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Quién es Diego Sánchez, el testigo en el juicio contra Carlos Pólit que tiene un acuerdo con EEUU?
Redacción Plan V
Santos sobre Carlos Pólit en el juicio (día 2): ‘Me pidió que pagara sobornos para eliminar multas contra Odebrecht’
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
Juicio de Carlos Pólit (día 1): El excontralor llegó a la Corte de Miami para asistir a la elección del jurado
Susana Morán, desde Ecuador, y Marcos Medina, desde Miami