Back to top
17 de Mayo del 2021
Ideas
Lectura: 5 minutos
17 de Mayo del 2021
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

Asamblea: ¿nuevas esperanzas?
0
Ya no más la presencia de alguna tiranía política, social o económica. Es indispensable para el presente y el futuro del país que se termine de enterrar ese correísmo malsano y enemigo de las diferencias. Esa posición política que pretende colocar el saber, la verdad y el poder en una sola persona.

Quizás podríamos colocar esperanzas en el porvenir de la nueva Asamblea Nacional. Parecería que el símbolo de la libertad y de la equidad podría hacer presencia de manera clara y eficaz. Pachakutik e Izquierda Democrática unidos se han propuesto crear un nuevo estilo de gobernanza legislativa que se haga cargo de las ideologías sociales y políticas que llenan el mundo actual. Pachakutik es el Inca invocado a provocar un cambio en del rumbo de nuestra Tierra. 

Ya no más la presencia de alguna tiranía política, social o económica. Es indispensable para el presente y el futuro del país que se termine de enterrar ese correísmo malsano y enemigo de las diferencias. Esa posición política que pretende colocar el saber, la verdad y el poder en una sola persona. 

Legislar y fiscalizar las dos fundamentales tareas de la Asamblea. Y para ello han sido elegidos mujeres y hombres que nos representan en una de las tareas más importantes de la democracia. ¡Qué fácilmente se pronuncian estas palabras que tienen mucho de mágico y también de real! Demasiado fácilmente. Así y todo, constituyen las tareas que cimientan la realidad política, jurídica y social del país. 

Los movimientos indígenas se han consolidado cada vez más. De olvidados y maltratados, los pueblos indígenas han pasado, legítimamente, a formar parte de algunos espacios de poder. Y son las elecciones democráticas las que garantizan este acceso. 

A la Asamblea Nacional deberían ir siempre mujeres y hombres con alta preparación y representatividad social y política. No lo pueden hacer los improvisados que llegan allá mediante componendas políticas, por arreglos electorales e incluso por otras razones nada santas, algunas bien podrían ser demasiado oscuras. La historia lo confirma.

La percepción es que los procesos políticos del país se habrían degenerado de forma alarmante. Y no porque se añoren tiempos pasados que no necesariamente fueron mejores que los presentes. Sino porque se esperaría que con el paso del tiempo se dé una mayor madurez política. Que se avance. Y no que el país se estanque o, peor aún, que se produzcan retrocesos que hacen mucho daño a la vida misma de la democracia.

Los movimientos indígenas se han consolidado cada vez más. De olvidados y maltratados, los pueblos indígenas han pasado, legítimamente, a formar parte de algunos espacios de poder. Y son las elecciones democráticas las que garantizan este acceso.

Un mayor y nuevo acceso de Pachakutik podría significar el comienzo de otra era política en el país. Tal vez como el inicio de una nueva forma de hacer política en la que el principio de representatividad logre su verdadero sentido. 

Democracia: una de las más hermosas palabras del hablar político de todos los tiempos. La inauguraron los griegos. La tomaron los romanos. Y la resucitaron los franceses, en su revolución. Gobierno del pueblo. No más reyezuelos, no más tiranos. No más sátrapas dictadores que se apropien del poder y hacen del país su propiedad privada. Los movimientos indígenas son parte consustancial, no solo de nuestra política, sino de nuestra identidad nacional y social. 

El gobierno del pueblo no es sinónimo de gobierno de la mediocridad. El pueblo se representa con sus mejores cuadros, con sus líderes, con los ciudadanos más preparados en todos los órdenes: social, académico, político. De ninguna manera se pretende que la preparación tenga que ver necesariamente con lo académico. La sabiduría, la sensatez, la diplomacia, la honorabilidad son anteriores a las universidades. 

Sin embargo, tampoco se puede vivir de romanticismos anacrónicos que lo único que hacen es permitir que el subdesarrollo se convierta en una especie de alma o de ley que vivifique el país. Ya no es dable que quienes se hacen cargo de la dirección del país carezcan de una adecuada y profunda formación que asegure su mejor intelección e interpretación de los tiempos, de las circunstancias, de los movimientos sociales y económicos del país y del mundo, 

El país no es un terruño. Por ende, los miembros de la Asamblea deberían poseer una visión amplia, profunda y casi visionaria del tiempo, de la realidad, del pasado y del futuro. Una visión histórica de la realidad. La Asamblea Nacional no puede convertirse en un oscuro escenario de improvisaciones de ningún orden.

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Gonzalo Ordóñez
Mariana Neira
Fernando López Milán
Diego Chimbo Villacorte
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Gianna Benalcázar
Iván Flores Poveda
Rubén Darío Buitrón
Ernesto Carrión

[RELA CIONA DAS]

En Pachakutik anochece a plena luz del día
Iván Flores Poveda
El debate sobre una nueva Ley de Comunicación tiene varios nudos
Redacción Plan V
Democracia directa: jugando al susto
Juan Cuvi
La calentura no está en las sábanas
Giovanni Carrión Cevallos
La bella y la bestia
Napoleón Saltos
GALERÍA
Asamblea: ¿nuevas esperanzas?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los hipódromos salen de la órbita de los juegos de azar
Redacción Plan V
Aborto por violación: ¿por qué la ley no debe tener un límite de edad gestacional?
Susana Morán
Las presiones que tumbaron a Jorge Madera del IESS
Redacción Plan V
Miles de ecuatorianos, solicitantes de asilo y expulsados, a la deriva en la frontera México-EEUU
Susana Morán

[MÁS LEÍ DAS]

España: los contratos de la Embajada con Podemos son "confidenciales" según la Cancillería
Redacción Plan V
¿La esposa de Pascual Del Cioppo tiene una empresa off shore en Panamá?
Redacción Plan V
Conozca a los asambleístas que se oponen a la protección de tiburones y animales exóticos
Franklin Vega
Alias ‘Sandía’ y la guerra del microtráfico en Guayaquil
Redacción Plan V