Back to top
15 de Agosto del 2023
Ideas
Lectura: 3 minutos
15 de Agosto del 2023
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

Asesinar la libertad
0
Villavicencio, con su vida, su voz y sus denuncias, se convirtió en una suerte de piedra en el zapato de algunos posiblemente ubicados en las zonas oscuras del poder.

Fernando Villavicencio ya nunca más estará entre nosotros. Fue vilmente asesinado por sicarios. Las informaciones preliminares desde Colombia dan cuenta de que los sicarios supuestamente colombianos poseen un largo y escalofriante curriculum: gente muy experimentada en el oficio. 

¿Quién los contrató para asesinar a Villavicencio?

Villavicencio "merecía" la muerte. No era justo que un ciudadano, como él, servidor de la honorabilidad y la democracia, se atreva a dar la cara al mal y a denunciar un sistema perverso que funciona en la sociedad e incluso en ciertos espacios importantes del poder social.

El poder no es unívoco. Todo lo contrario, es absolutamente vago y polivalente: desde el poder de hacer el bien y también el de ocasionar el mal extremo como el de martirizar a débiles e inocentes hasta el extremo de que clamen por la muerte. 

Porque antes y ahora hay quienes creen poseer el poder de administrar la muerte y de darla al otro, al inocente, como si se tratase de un don. Para los sicarios, asesinar constituye un oficio que les permite vivir. Y quienes los contratan son igualmente criminales. Los hay de toda clase y condición, incluso de cuello y corbata. No es imposible que hasta ostenten títulos académicos y hasta podrían desempeñar funciones públicas. Todo es posible cuando alguien se ha dejado invadir por el mal.

El sicariato es un viejo estilo romano de asesinar: Quien iba a matar escondía en los pliegues de su túnica el puñal (cica) que hundía luego en el cuerpo de la víctima justo en el momento del beso de saludo. Por ende, casi siempre el asesino era alguien conocido por la víctima.

Los sicarios no eligen a la víctima. Le han pagado para matar a alguien absolutamente determinado. Por ende, recibirán su paga sin ir más allá de esa inmediatez que, en definitiva, le encubre. Esa muerte constituye el último eslabón de un perverso proceso que comienza, posiblemente, en algún espacio importante del poder político y social. Ese espacio privado en el que se reúnen los verdaderos asesinos para decidir y planificar el asesinato.

Sin embargo, es preciso aclarar que antes de la acción asesina ya se produce el verdadero asesinato cuando los complotados deciden la muerte de su supuesto enemigo. 

Por ende, no solo los criminales dispararon a Fernando Villavicencio. Antes de ellos están quienes ya lo condenaron por su tenaz defensa de los derechos y libertades. Por sus incansables denuncias de ese espacio sembrado de ignominias y de hipocresías.

Villavicencio, con su vida, su voz y sus denuncias, se convirtió en una suerte de piedra en el zapato de algunos posiblemente ubicados en las zonas oscuras del poder. 

Villavicencio habitaba la casa de verdad y la justicia

Allí lo buscaron y allí lo encontraron. Allá fueron quienes recibieron un puñado de monedas para acabar con su vida. Mientras era herido de muerte, los otros festejaban su triunfo.

Nunca se supo quien verdaderamente ordenó el asesinato de Kennedy.

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Mariana Neira
Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
María Amelia Espinosa Cordero
Aldo Lorenzzi Bolaños
Milagros Aguirre
Juan Carlos Calderón
Giovanni Carrión Cevallos
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

Estas son las 10 preguntas que dejó el juicio por el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
Pena máxima para autor mediato de asesinato de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
Sicarios de Fernando Villavicencio destruyeron dos teléfonos la noche del crimen
Redacción Plan V
Más de 60 indicios balísticos se recogieron en la escena del crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
Estos son los generales que no atendieron los pedidos para reforzar la protección de Fernando Villavicencio, según jefe de seguridad
Redacción Plan V
GALERÍA
Asesinar la libertad
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Novela: "El pasado anterior" o cómo un misterio puede romper la Historia
Redacción Plan V
Carlos Pólit dice que no huyó de Ecuador en 2017 e insiste a la Corte que lo libere hasta su sentencia
Redacción Plan V
Atentado a Trump: el camino a la Casa Blanca está allanado
Ugo Stornaiolo
Crimen organizado, delincuencia común e invasores asechan las áreas protegidas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Una red de empresas fantasmas en Ecuador exportó 500 millones de dólares en oro
Por Plan V y medios aliados
Feria del Libro de Quito: el chasco del periodismo cultural
Miguel Molina Díaz - Escritor
El correísmo no pierde tiempo en su intento de hacerse de la Judicatura
Redacción Plan V
José Serrano habla de narcotráfico y relaciona a Ministro de Agricultura
Redacción Plan V