Back to top
17 de Abril del 2019
Ideas
Lectura: 4 minutos
17 de Abril del 2019
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

Assange y la turbiedad del poder
0

Si algo caracteriza al affaire Assange es la turbiedad. Por eso, los intentos para explicarlo son tan abundantes como las posibilidades que ofrece la imaginación humana. Hay análisis que van desde las versiones más aterradoras hasta las más disparatadas.

Entre las primeras sobresale la tesis de la estrategia del gobierno de Donald Trump para bloquear al acceso a información pública a nivel global. Entre las segundas aparece aquella que sostiene que uno de los puntos de la carta de intención que suscribió el gobierno ecuatoriano con el Fondo Monetario Internacional exige el levantamiento del asilo a Julian Assange.

Lo único sobre lo que medianamente podemos tener certeza es que el Ecuador se halla inmerso en una trama de espionaje cibernético del más alto nivel, de la cual difícilmente llegaremos a enterarnos en su totalidad. Pasarán muchos años para que los detalles se filtren. Hasta tanto, no tenemos más que seguir conjeturando.

La primera pregunta que salta a la vista es qué obtuvo a cambio el anterior Gobierno para concederle el asilo a Assange y qué obtuvo el actual para darlo por terminado. Porque en una situación diplomática tan compleja y delicada, resulta ingenuo aceptar las retóricas oficiales respectivas a propósito de la soberanía, la lucha contra el imperialismo o el respeto a la dignidad nacional. Lo que primó en ambas decisiones son intercambios puros y duros, presiones y chantajes. Dicho de otro modo, juegos de poder.

En una situación diplomática tan compleja y delicada, resulta ingenuo aceptar las retóricas oficiales respectivas a propósito de la soberanía, la lucha contra el imperialismo o el respeto a la dignidad nacional. Lo que primó en ambas decisiones son intercambios puros y duros, presiones y chantajes. Dicho de otro modo, juegos de poder.

En ese sentido, los cueros al sol que se han sacado Moreno y Correa a propósito de sus culpas pasadas y presentes no son más que sombras de una realidad complicada e inaccesible. Como en la caverna de Platón, los ecuatorianos únicamente hacemos suposiciones a partir de una información que nos llega por goteo. Y, además, distorsionada.

La turbiedad del caso aumenta ahora que han entrado en escena los servicios de inteligencia británicos. En consecuencia, también irrumpen sus aliados incondicionales, los servicios de inteligencia gringos. Las negociaciones las harán ellos directamente con Wikileaks, y el mundo tiene que prepararse para innumerables sorpresas. La vehemencia con que reaccionaron las autoridades rusas anticipa graves tormentas (y eso sin mencionar el sospechoso silencio del gobierno chino).

El Ecuador, mientras tanto, queda fuera del escenario internacional. Por lo mismo, el bochinche entre el anterior y el actual mandatario alrededor de la filtración de información se reduce al ámbito local. No pasará de una bronca de mercado. No obstante, por higiene pública debemos esclarecerla. Porque aquí también se juegan negocios ocultos. Sobre todo, por la corrupción imperante durante las administraciones de Alianza PAIS.

Que Assange haya salido de la embajada en Londres no implica que, por arrastre, la corrupción haya sido extirpada del espacio público nacional.

[PANAL DE IDEAS]

Xavier Villacís Vásquez
Alfredo Espinosa Rodríguez
Luis Córdova-Alarcón
Patricio Moncayo
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Apawki Castro
Rubén Darío Buitrón
Carlos Rivera
Carlos Arcos Cabrera
Hugo Marcelo Espín Tobar
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

RADIOGRAFIA DE LOS THINK MONEY DEL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI
REDACCIÓN PERIODISMO DE INVESTIGACIÓN
Hedonismo inteligente y otros demonios
Álex Ron
¿Fraude? ¿Por qué no?
Juan Cuvi
Yasuní: el gran engaño correísta a los jóvenes
Mariana Neira
El delirio de los populismos siempre en contra de la democracia
Consuelo Albornoz Tinajero
GALERÍA
Assange y la turbiedad del poder
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Assange: así fue la "Operación Hotel" para un huésped incómodo
Fernando Villavicencio Valencia
El ataque más grave a la libertad física y mental de Julian Assange
Srecko Horvat
Julian Assange: el problema existencial del Ecuador
Ana Minga
El ecuatoriano Julián Assange:¿periodista o dudoso gurú?
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Guillermo Lasso cambia de consultor: los nombres que suenan
Redacción Plan V
Alias Rasquiña y la disputa por las cárceles: ¿Cómo llegamos a la tragedia de decenas de muertos?
Redacción Plan V
Duelo en Twitter entre Fernando Villavicencio y Alexis Moncayo
Redacción Plan V
La masacre del #23F y la gobernanza criminal en Ecuador
Luis Córdova-Alarcón