Back to top
12 de Diciembre del 2017
Ideas
Lectura: 5 minutos
12 de Diciembre del 2017
Gabriel Hidalgo Andrade

Politólogo y abogado. Docente universitario.

¿Autogol?
Ayer renunció Eduardo Mangas, el funcionario más poderoso del régimen morenista. En sus manos se concentraba la antigua secretaria general de la administración con todas sus funciones. Renunció porque no ya no goza de apoyo en la Asamblea Nacional y porque podrían venir más audios que resulten más comprometedores. No se trata de un triunfo pírrico para las presiones de la prensa privada. Se trata de algo menos ingenuo.

En un audio muy extraño, el secretario de la Presidencia de la República, Eduardo Mangas, se confiesa. Es raro porque se escucha un leve eco, unas tazas y platos que chocan, y nadie cerca. ¿Por qué Mangas hace estás confidencias, casi todas recitadas, frente a unas pocas personas que solo escuchan, sin chistar, en una reunión de cafetín?

Quien calla consiente. Quiénes asistieron a la reunión también deberán ser convocados ante la justicia ordinaria y el control político. Mangas repite en algunas ocasiones que es importante ofrecer estas “infidencias” en “éstas provincias de ésta zona” ¿qué provincias y qué zona? ¿Por qué habría de ser importante?

Al finalizar interviene una moderadora con un acento inconfundible. ¿La reunión se celebraba acaso en algún lugar de la zona administrativa 6? ¿Doris Soliz, la figura emblemática del correismo más ortodoxo, es quien modera la reunión? Luego esta misma segunda persona le da la palabra a  Alex Mora, secretario de la comunicación del gobierno. ¿Mora coincide con las declaraciones de Mangas, que las aceptó con su silencio? ¿El secretario de la información pública del gobierno de Moreno sabía que corre una versión sobre la falta de transparencia en las presidenciales y un engaño político frente al manejo de la corrupción del anterior gobierno?

Ayer renunció Eduardo Mangas, el funcionario más poderoso del régimen morenista. En sus manos se concentraba la antigua secretaria general de la administración con todas sus funciones. Renunció porque no ya no goza de apoyo en la Asamblea Nacional y porque podrían venir más audios que resulten más comprometedores. No se trata de un triunfo pírrico para las presiones de la prensa privada. Se trata de algo menos ingenuo.   

En el audio filtrado seguramente por él mismo, certifica todo lo que ya sabíamos: que los resultados de las elecciones presidenciales son cuestionables, que la política económica de Correa no cambiará con el nuevo gobierno y que las denuncias de corrupción son reales.

A Mangas no le importa quemarse. Es un extranjero que no será candidato y que responde a las líneas de otros. Tan suelto de huesos, al secretario de la presidencia tampoco le importaba ser cuestionado por la Asamblea Nacional. De la misma forma que el aliancismo lucía dividido para tratar asuntos partidarios, resurgía como un monolito para proteger a Jorge Glas, Augusto Espinosa, Richard Espinosa o Carlos Ochoa, cuestionados por la oposición. La mayoría correista, morenista o lo que sea, protegería al secretario presidencial en su comparecencia a la legislatura. Pero las cosas cambiaron de repente, ahora son distintas y tuvo que renunciar.

Siguiendo el argumento de Mangas, el mismo Consejo Electoral que dio el triunfo a Moreno en las presidenciales será quien proclame los resultados de la consulta popular de febrero de 2018. Entonces, ganará. Y los correistas ortodoxos de todas formas se quejan. Siempre lo supieron y aplaudieron esta práctica confirmada por Mangas sobre la década ganada, pero ahora, en orilla distinta, ya no les gusta. ¿O eso también forma parte del libreto gatopardo?

El aliancismo disputa un partido en contra de sí mismo, jugando de locales, con árbitro parcializado y jugadores de un solo equipo. La oposición no juega a nada desde las gradas, mirando engañada y quejándose.

En un espectro ideológico dividido entre, al menos, izquierda, centro y derecha, los revolucionarios se ubican entre el centro derecha y la extrema izquierda, dejando disponible solamente el espacio de la extrema derecha a los que sobran ¿y nadie en la oposición lo nota?

Por eso siempre está presente la idea del golpe constitucional, del golpe plebiscitario o del golpe blando. ¿Golpe en contra de quién, si son brazos del mismo cuerpo los mismos que siguen en el poder? ¿Acaso ellos se darán el golpe, se tomarán juramento, se posesionarán y se repartirán el Estado en nombre de una nueva política que viene de los mismos actores? ¿Se darán un golpe de estado para no cambiar nada? ¿Cambiaran todo para que nada cambie?

Mientras tanto, la oposición llora sobre la leche derramada. Ignora que la disputa por el poder está en otro lado, que se mira a través de esa rendija que delata el tropiezo en esta línea del libreto que buscaba tener contentos a todos y cuyo fracaso obligó la salida del secretario Mangas del régimen.

Filtrar el audio fue un tiro por la culata. En el fútbol eso se llama autogol. Pero ¿cuenta un gol en contra de sí mismo en un partido sin equipos?

Todo apunta a que vendrán nuevas traiciones.

@ghidalgoandrade

[PANAL DE IDEAS]

Iván Flores Poveda
Fernando López Milán
Juan Carlos Calderón
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Gabriel Hidalgo Andrade
Fanny Zamudio
Alfredo Espinosa Rodríguez
Carlos Arcos Cabrera
Oswaldo Toscano
Mauricio Alarcón Salvador
Carlos Rivera

[RELA CIONA DAS]

¿Para quién se gobierna?
Giovanni Carrión Cevallos
El inventario inédito de los regalos de Lenin Moreno
Redacción Plan V
Correa y los Bucaram
Gabriel Hidalgo Andrade
La venganza y la urgente organización ciudadana
Jean Cano
¿Hacia dónde va la democracia moderna?
Carlos Chamorro Arturo
GALERÍA
¿Autogol?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El informe que desnuda el alcance de la brutal represión en Venezuela
Redacción Plan V
La plataforma COSMOS y los ex agentes de Inteligencia
Redacción Plan V
Desde la cárcel de Latacunga, un albanés dirigió un emporio de droga en Europa
Redacción Plan V
Carapaz y el abrazo partidario que reafirma el mito barthiano del Tour de France: “una gran epopeya”
Andrés Lasso Ruales

[MÁS LEÍ DAS]

María Del Carmen Maldonado, propuesta en lugar de Alexis Mera para organismo judicial de la OEA
Redacción Plan V
‘El Fantasma’ ¿otra vez el gran favorecido en el concurso de frecuencias?
Redacciones Fundamedios y Ecuavisa
Más de 100 mil estudiantes no volvieron al sistema educativo
Andrés Quishpe
La embajada del Ecuador en Londres fue un gran centro de espionaje internacional
Redacción Plan V