Back to top
17 de Mayo del 2017
Ideas
Lectura: 3 minutos
17 de Mayo del 2017
Álex Ron

Escritor y catedrático universitario.

Ballena Azul: crónica de un suicidio anunciado
Según Jean Baudrillard, en el mundo actual ya no existe comunicación, sino contaminación viral, todo se contagia de manera inmediata. Es lo que expresa la palabra promiscuidad, todo esta ahí­, de inmediato, serializado, sin distancia, ni encanto y, peor aún, sin auténtico placer.

La pulsión de muerte, planteada por Freud, es el deseo del ser humano por destruir su entorno social o por auto destruirse.

Lamentablemente, la pulsión tanática, hoy más que nunca, es la piedra angular de un sistema social basado en el consumo indiscriminado de objetos. El consumo como práctica que confiere prestigio o status  funciona como una de las tantas pruebas con las que el sistema capitalista desafía a millones de seres humanos carentes de voluntad, para que resuciten extasiados mientras son fagocitados por sus mercancías. 

Philipp Budekin, el millenial ruso de 22 años, con su juego suicida de la ballena azul ha creado una metáfora trágica sobre los avatares comunicacionales de la sociedad on line, globalizada e internautizada del siglo XXI.

Uno de los conceptos que mejor describe esta preocupante avalancha de suicidios, es el de violencia simbólica, desarrollado por Pierre Bourdieu.

De acuerdo con Pierre Bourdieu, la violencia simbólica es casi siempre impuesta sin ser percibida por sus propias víctimas: “la violencia simbólica, violencia amortiguada, insensible, e invisible para sus propias víctimas, que se ejerce esencialmente a través de los caminos puramente simbólicos de la comunicación y del conocimiento o, más exactamente, del desconocimiento, del reconocimiento o, en último término, del sentimiento” (1)

Esta claro que las víctimas de este juego fueron adolescentes de la generación Z (post milenio) hábiles para la comunicación virtual pero extremadamente vulnerables por su incapacidad para crear lazos afectivos con el mundo real. Por ello, estos chicos convirtieron a un psicópata—virtual en un profeta que les estaba enseñando a vivir mientras avanzaban en la cadena de retos propuesta por Budeikin.

La viralización tanática de Ballena Azul construyó una tragedia donde lo único real fue la muerte.

No debería sorprendernos el hecho de que un psicópata de 22 años como Philipp Budeikin, ex estudiante de psicología, haya logrado controlar la conciencia de cientos de jóvenes para hacerlos suicidar.

Vivimos una era virtual, pulsionar, inmediatista, donde Facebook administra nuestras relaciones interpersonales. Zuckerberg logró que 2000 millones de personas se relacionen en una red social que administra likes, dopamina y egos. ¿Por qué Zuckerberg fue la persona del año para TIME? ¿Acaso no es tan mórbido y aterrador como Budeikin?

Facebook y la secta de la Ballena azul navegan por un océano comunicacional de aguas turbias donde cada día es más difícil reconocer latidos humanos. Hoy, la gente, se enamora mirando pantallas y no pupilas.

Bibliografía:

Bourdieu, Pierre (2003). La dominación masculina. Barcelona: Anagrama.
Baudrillard, Jean (1994). Cultura y simulacro. Barcelona:Anagrama.

[PANAL DE IDEAS]

Rodrigo Tenorio Ambrossi
Marlon Puertas
Carlos Rivera
Luis Córdova-Alarcón
Consuelo Albornoz Tinajero
Fernando López Milán

[RELA CIONA DAS]

La campaña de Moncayo y las redes
El permanente cuco de los autoritarios: la libertad de expresión
Consuelo Albornoz Tinajero
Sobre los grupos de wasap
Juan Carlos Calderón
La política en internet: ¿un elefante en la sala?
Fermín Vaca
Las pugnas por el control del mercado de la internet
Redacción Plan V
GALERÍA
Ballena Azul: crónica de un suicidio anunciado
 
1

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

CREO pierde un cuadro importante
Venezolanos llegan a Sucumbíos tras ser estafados
Texto: Susana Morán. Fotografías: Luis Argüello
Venezolanos llegan a Sucumbíos tras ser estafados
Texto: Susana Morán. Fotografías: Luis Argüello
Venezolanos llegan a Sucumbíos tras ser estafados
Texto: Susana Morán. Fotografías: Luis Argüello

[MÁS LEÍ DAS]

Red de trata: historia de una sobreviviente
Redacción Plan V
La izquierda a la que Correa persiguió, goza de buena salud
Andrés Quishpe
Ecuador cierra el capítulo de Julián Assange
Redacción Plan V
Matrimonio igualitario: ¿una bocanada de aire fresco?
Redacción Plan V