Back to top
7 de Octubre del 2020
Ideas
Lectura: 6 minutos
7 de Octubre del 2020
Mauricio Alarcón Salvador

Abogado y director ejecutivo de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo

Candidatos íntegros
0
La campaña basada en agresiones, difamación y mentiras, la desinformación y las noticias falsas, es propia de candidatos deshonestos. La campaña sucia no debe tener cabida en nuestro país si lo que buscamos es adecentar la política.

Cada vez está más cerca el proceso electoral y aumenta la presencia de los candidatos, a la Presidencia y a la Asamblea Nacional, en los medios de comunicación. Los ofrecimientos rimbombantes están a la orden del día. Desde arreglar el país en 100 minutos hasta una nueva Constitución en 45 días, pasando por hacerle a Barcelona campeón de América en caso de resultar electo. En sintonía con una de las principales preocupaciones del electorado, y para no quedarse fuera del discurso de moda, hablan y hablan de luchar contra la corrupción.

Pero poco se les ha escuchado decir sobre la integridad. Hablar de integridad, es hablar de la cualidad de ser honesto, de tener principios, de ser coherente y de actuar con ética. La integridad no solo se predica, también se practica.

Bien dice el refrán popular que nadie da lo que no tiene. Es por eso que llama la atención que muchos candidatos se limiten a hablar de combatir a los corruptos, pero no practiquen la transparencia. Si queremos un Presidente y Asambleístas honestos, necesitamos candidatos íntegros. Pero, ¿cómo lograrlo?

Primero, respetando las reglas de juego, las normas electorales. Si la precampaña está prohibida, ¿es íntegro un candidato que hasta pauta en redes sociales publicidad de su candidatura? ¿Es ético entregar donaciones y regalos durante la campaña, si hacerlo constituye una infracción electoral grave? Ni qué decir de aquellos que, ocupando un cargo público aceptan precandidaturas y se aprovechan de los recursos públicos para promocionarse, o de los que buscan la reelección, pero no piden licencia sin sueldo desde el momento en que inscriben sus candidaturas, violando abiertamente la Constitución.

La campaña basada en agresiones, difamación y mentiras, la desinformación y las noticias falsas, es propia de candidatos deshonestos. La campaña sucia no debe tener cabida en nuestro país si lo que buscamos es adecentar la política.

Segundo, con cuentas claras. El financiamiento de partidos y campañas no es una actividad corrupta por si misma, pero la reciente historia política de Ecuador y de varios países de América Latina ha ligado el tema con la corrupción. Para ello, bastaría con que todos los candidatos, sin excepción, cumplan con lo establecido en la legislación vigente. El punto de partida es declarar, registrar y justificar el origen y monto de los recursos y de los bienes que sirven para la acción política. Además, indicar el destino de los gastos electorales de la manera más clara y completa posible. Pero también pasa por respetar los límites del gasto electoral y no utilizar mañas y chanchullos para excederlos y burlarse de las posibles sanciones.

Tercero, con transparencia proactiva. Para ello, bien podríamos implementar en Ecuador la iniciativa “3 de 3”, exitosamente desarrollada por nuestras organizaciones pares de Transparencia Internacional en México y Centroamérica. Así, los candidatos nos presentarían a los electores su declaración patrimonial juramentada, en los mismos términos que aquella que harían en caso de ser electos: sus ingresos, egresos, bienes, patrimonio. Contar con esta declaración, nos permitiría a los electores hacer seguimiento al patrimonio del candidato y de sus familiares y posibles variaciones que puedan ocurrir antes de su posesión. Nos entregarían además una declaración de intereses, referida a las actividades o relaciones de los candidatos que podrían influir con el ejercicio de sus funciones o con la toma de decisiones, en caso de ser electo. En ella conoceríamos información sobre actividades financieras, profesionales y otros intereses, tanto del declarante como de sus familiares en primer grado y dependientes económicos. Por último, una declaración fiscal que nos permita corroborar si los candidatos están al día con sus obligaciones tributarias, de tal forma que luego, en caso de ser elegidos, no se beneficien de sus propias decisiones.

Finalmente, los candidatos íntegros hacen campañas honestas. La campaña debe estar enfocada en presentar las propuestas que forman parte del plan de trabajo que se entrega ante el Consejo Nacional Electoral al momento de inscribir la candidatura. La campaña basada en agresiones, difamación y mentiras, la desinformación y las noticias falsas, es propia de candidatos deshonestos. La campaña sucia no debe tener cabida en nuestro país si lo que buscamos es adecentar la política.

La Constitución garantiza que cualquier ciudadano que cumpla con un mínimo de requisitos pueda ser candidato. Para este proceso electoral los hay para todos los gustos, “como en botica”: reincidentes, profesionales, cantantes, influencers. Ya mencionamos sobre la importancia de ser electores responsables y dedicar nuestro tiempo para informarnos, revisar las hojas de vida y los antecedentes de los candidatos, sus planes de trabajo. Pero más importante aún, ¿queremos un Presidente honesto? ¿Queremos Asambleístas íntegros? Exijamos que den el primer paso siendo candidatos íntegros. No seamos ilusos al esperar que quienes actúan sin ética y con deshonestidad como candidatos, nos gobiernen con transparencia.

[PANAL DE IDEAS]

María Amelia Espinosa Cordero
Fernando López Milán
Aldo Lorenzzi Bolaños
Milagros Aguirre
Juan Carlos Calderón
Giovanni Carrión Cevallos
Mariana Neira
Alexis Oviedo
Alfredo Espinosa Rodríguez
Carlos Burgos Jara

[RELA CIONA DAS]

¿Cómo nos ayudan los registros de beneficiarios finales para combatir la evasión y el lavado?
Fundación Ciudadanía y Desarrollo  y Global Financial Integrity
Estos son los estándares sobre beneficiarios finales y su importancia para combatir el lavado
Fundación Ciudadanía y Desarrollo  y Global Financial Integrity
¿Por qué es importante saber quién realmente está haciendo negocios con el Estado?
Fundación Ciudadanía y Desarrollo  y Global Financial Integrity
Votar con las tripas
Gonzalo Ordóñez
El florecimiento de las promesas
Rodrigo Tenorio Ambrossi
GALERÍA
Candidatos íntegros
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Libres: teatro y memoria por la libertad y porque siempre #NosFaltan3
Redacción Plan V
Nuevo espacio en Plan V: Reporte global, el pulso del país para tomar decisiones
Gustavo Isch
Ni la UAFE, Minas, Aduanas y Arcom responden sobre las exportadoras fantasmas de oro
Redacción Plan V
El correísmo no pierde tiempo en su intento de hacerse de la Judicatura
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Nueva fecha para el retiro del subsidio a las gasolinas Extra y Ecopaís
Redacción Plan V
Innovación urbana en Quito: ¿miedo al cambio o especulación?
Fernando Carrión y Paulina Cepeda
Daniel Salcedo según Daniel Salcedo: estos fueron sus operadores y sus relaciones con el crimen organizado
Redacción Plan V
Al "Diablo" se le duerme el diablo
Redacción Plan V