Back to top
22 de Junio del 2023
Ideas
Lectura: 4 minutos
22 de Junio del 2023
Alfredo Espinosa Rodríguez

Magíster en Estudios Latinoamericanos, mención Política y Cultura. Licenciado en Comunicación Social. Analista en temas de comunicación y política.

Candidatos sin ideología, ¿por qué no creerles?
0
No se puede creer en candidatos que pregonen a los cuatro vientos que no tienen ideología, porque eso es mentira. Este síntoma del oportunismo político de todos los credos e intereses, es el menú a la carta de comensales con voraz apetito de poder en el Estado.

Hablan mucho y dicen poco o casi nada, pese a ello no economizan las palabras y se entierran en el torbellino de sus propias evasivas, seguramente piensan que hacer política es igual que conducir un programa de televisión. Así son algunos de los ocho binomios presidenciales, hombres y mujeres cuyo pecado original es mantener sospechosamente en el anonimato —en el plano de secreto de Estado— tanto su ideología política como sus simpatías con los autoritarismos del pasado, aunque ambas sean conocidas por todo el país, más aún cuando el periodismo de investigación y las redes sociales no dejan nada oculto entre cielo y tierra.

¿A qué le temen estos candidatos y candidatas? ¿A ser identificados como el tentáculo no oficial de una organización política distinta a la que auspicia su candidatura? ¿Por qué insisten de manera reiterada en que las ideologías no son necesarias? Más allá de las verborreas con las que salen de apuros para responder a la prensa, ¿no tienen un esquema de pensamiento, un horizonte de sentido sobre el tipo de nación y república que quieren forjar en sus gobiernos? ¿O piensan que al declararse sin ideología podrán captar la simpatía y los votos de los ciudadanos que repudian a los partidos y a las élites políticas?

No se puede creer en candidatos que pregonen a los cuatro vientos que no tienen ideología, porque eso es mentira. Este síntoma del oportunismo político de todos los credos e intereses, es el menú a la carta de comensales con voraz apetito de poder en el Estado

Una cosa es cierta, para esta gama variopinta de políticos improvisados, pero mentirosos, el oportunismo es la ideología que justifica su presencia en la papeleta de binomios presidenciales, solo así se explica que prometan fervorosamente luchar contra la corrupción y que, paradójicamente, al ser consultados sobre casos específicos del gobierno del ex presidente Rafael Correa, no identifiquen uno solo, ni siquiera aquellos que decantaron en escándalos públicos de alto nivel en los que estuvieron involucrados altos funcionarios de Estado. No basta con que los candidatos y candidatas digan que “hubo muchas cosas que no se pueden ocultar”, sin especificar cuáles, en dónde, de qué tipo fueron y quiénes las propiciaron; ¿sino identifican ni llaman a la corrupción por su nombre cómo aspiran a combatirla?, ¿qué tan grande y sólido es el compromiso con sus solapados promotores que no se atreven a nombrarlos?, ¿a eso le llaman ser valiente, a la palabrería y al silencio cómplice?, ¿o acaso creen que no hubo corrupción en ese Gobierno? Si es así, defiéndanlo abierta y públicamente.

Ahora bien, ¿estos candidatos y candidatas asumirán la misma postura esquiva cuando tengan que referirse a la corrupción develada en los gobiernos de Lenin Moreno y Guillermo Lasso? ¿Habrá memoria selectiva en este tema?

Tampoco es ecuánime que nos hablen de “unidad” y los “colores del país” en los términos más abstractos y generales posibles, como si se tratara de pacificar a la sociedad con la corrupción en nombre de la patria, porque estos son “cantos de sirena” para engatusar al electorado.

La conclusión es tajante, no se puede creer en candidatos que pregonen a los cuatro vientos que no tienen ideología, porque eso es mentira. Este síntoma del oportunismo político de todos los credos e intereses, es el menú a la carta de comensales con voraz apetito de poder en el Estado.

[PANAL DE IDEAS]

Luis Verdesoto Custode
Carlos Arcos Cabrera
Mariana Neira
Luis Córdova-Alarcón
Fernando López Milán
Alberto Acosta Espinosa
Giovanni Carrión Cevallos
Patricio Moncayo
Alfredo Espinosa Rodríguez
Joel Kouperman

[RELA CIONA DAS]

El conjuro de la persecución política
Juan Cuvi
¿Los “hermanos” de Glas?
Rodrigo Tenorio Ambrossi
¿Cómo llegó Daniel Noboa a la presidencia?
Patricio Moncayo
¿Cómo llegó Noboa a la presidencia?
Patricio Moncayo
Carlos Pólit: un gánster ecuatoriano. ¿Cómo el ex contralor afianzó una red criminal con el gobierno de Correa?
Luis Córdova-Alarcón
GALERÍA
Candidatos sin ideología, ¿por qué no creerles?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Correísmo y oficialismo toman distancia de la tesis de crimen político en el asesinato de Villavicencio
Redacción Plan V
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán