Back to top
18 de Diciembre del 2017
Ideas
Lectura: 7 minutos
18 de Diciembre del 2017
Pamela Troya

Activista LGBTI y vocera de DIVERSIDAD.

Carta abierta a Diane Rodríguez, asambleísta alterna por PAÍS
Para usted, señora asambleísta alterna, la lucha por el matrimonio igualitario era innecesaria. Así se lo recuerdo con sus pocas palabras: “El tema del matrimonio es un tema populista y para llamar la atención”. Le aconsejo, aprovechando su excelentísimo y elevadísimo cargo de asambleísta alterna, que exija a la Corte Constitucional que desempolve nuestra causa, que lleva en sus manos desde junio del 2014; y que dentro de su función de fiscalizar, su función como asambleísta alterna, pida a la Corte Constitucional que le informe en qué estado está nuestra causa y explicaciones de su demora.

La memoria suele fallarnos en ocasiones y, asumiendo que lo que usted tiene es un olvido, posiblemente selectivo, me tomo el trabajo de ayudarle con algunos hechos para refrescarle la memoria.

  1. Varios activismos LGBTI nos juntamos para iniciar la lucha por el Matrimonio Civil Igualitario en Ecuador, con el patrocinio legal del Doctor Ramiro García Falconí, actual presidente del Colegio de Abogados de Pichincha. Así, el 5 de agosto de 2013, mi pareja Gabriela Correa y yo, acompañadas de activistas LGBTI y personajes de reconocimiento público, nos presentamos en el Registro Civil de San Blas en Quito solicitando un turno para contraer matrimonio. El 7 de agosto de 2013, recibimos respuesta del Registro Civil negando nuestra solicitud. El 13 de agosto de ese año presentamos una acción de protección que fue negada en primera y segunda instancias, luego de varios meses de dilaciones. El 23 de junio de 2014, presentamos una acción extraordinaria de protección en la Corte Constitucional. Con fecha 9 de diciembre de 2014, la Corte Constitucional admitió a trámite la acción extraordinaria de protección de la causa. Y desde esa fecha, nuestra causa ha venido llenándose de polvo y cargando la desidia de una Corte Constitucional que la ignora deliberadamente y que solo ha resultado servil al poder de la “Década Ganada”.

  2. Este hecho se mediatizó mucho, muchísimo. Fue noticia principal nacional, local e internacional; y no fue una cobertura de un día. Estuvimos vigentes como tema durante varios meses en los medios de comunicación. Mantuvimos entrevistas en medios digitales, de prensa escrita, radio y televisión. Es solo cuestión de “googlear” este hecho para ver la cantidad de noticias y artículos al respecto. Y así, dimos por inaugurado en Ecuador el debate por el matrimonio igualitario. Debido a esta lucha iniciada en el Ecuador, varios estudiantes universitarios y de postgrado la acogieron como temática para sus tesis, y otros para clases puntuales. He tenido el placer de compartir los pormenores de esta lucha con decenas de estudiantes. Y también con centenas en varios foros académicos.

  3. Para usted, señora asambleísta alterna, la lucha por el matrimonio igualitario era innecesaria. Así se lo recuerdo con sus pocas palabras: “El tema del matrimonio es un tema populista y para llamar la atención”. “Con grupos que comparten nuestra ideología luchamos por lo que ya está. Si ya está la unión de hecho, vamos por eso”. Le invito a recordar su entrevista completa con el diario El Comercio aquí.

“Nos arrastran al final del movimiento GLBTI no solo en sus siglas y en sus acciones sino que además pisan, bailan y quieren hacer su matrimonio gay encima de nuestros cadáveres”. Lea más de su propio texto aquí.

“Hay algunos activistas que no entienden que hay cosas más importantes. La gente está tan cegada con el tema del matrimonio igualitario”. Recuerde su entrevista completa con El Telégrafo. Así, mientras varios activismos LGBTI luchábamos por conquistar el matrimonio igualitario, usted menoscababa su importancia y nos tachaba de populistas.

Ahora resulta que usted ya ve la importancia de esta lucha, y la menciona en un video de usted en su propia cuenta Twitter (segundo 44).

También está mencionada como punto 9 dentro de un boletín de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI, federación que usted preside y que está conformada por la facción LGBTI correísta que se dedicó a legitimar el discurso del ex presidente Correa. Al boletín se lo puede encontrar dentro del tuit de uno de sus integrantes y al que usted dio retuit. También se encuentra la exhortación a que el Ejecutivo active el debate para conseguir matrimonio homosexual en esta publicación de la página de Facebook de dicha Federación. 

Está muy bien que una persona que erró en sus acciones o criterios, se corrija. Quiero pensar que usted recapacitó sobre sus equivocadas apreciaciones sobre la lucha del matrimonio igualitario y ahora quiere reivindicarse sumándose a la lucha. Si eso es así, le sugiero que no lo llame “matrimonio homosexual”, porque no buscamos una institución paralela al matrimonio solo para homosexuales; nuestra lucha busca que las parejas homosexuales tengan acceso a la institución del matrimonio que existe y que está vigente en el Ecuador, que finalmente es un contrato civil dentro de un Estado Laico. Nuestra lucha tiene aristas: 1. Igualdad de derechos. 2. Igualdad ante la ley. 3. Dignidad.

También le aconsejo, aprovechando su excelentísimo y elevadísimo cargo de asambleísta alterna, que exija a la Corte Constitucional que desempolve nuestra causa, que lleva en sus manos desde junio del 2014; y que dentro de su función de fiscalizar, su función como asambleísta alterna, pida a la Corte Constitucional que le informe en qué estado está nuestra causa y explicaciones de su demora. Como dato le dejo el Art. 63, inciso segundo, de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional que dice: “La Corte Constitucional tendrá el término máximo de treinta días contados desde la recepción del expediente para resolver la acción”, y como ya le indico, la Corte lleva más de 3 años sin resolver nuestro expediente.

Mucho más efectivo es que se una al camino ya recorrido, un camino limpio, decente, sin tintes político partidistas y sin lameculismos, recorrido por quienes abrimos la lucha por el matrimonio igualitario en Ecuador, y que no trate de empezar otro distinto que, a todas luces, carece de legitimidad y de sólidas definiciones conceptuales de fondo.

Le dejo esta carta abierta como simple ciudadana, activista LGBTI y como vocera de la campaña por el Matrimonio Civil Igualitario Ecuador a usted, señora asambleísta alterna por Alianza PAIS.

[PANAL DE IDEAS]

Carlos Rivera
Wladimir Sierra
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Carlos Arcos Cabrera
Alexis Oviedo
Patricio Moncayo
Gonzalo Ordóñez
Mariana Neira
Giovanni Carrión Cevallos
Patricio Carpio Benalcázar

[RELA CIONA DAS]

El matrimonio de dos mujeres lesbianas cuya constancia venció al sistema
Redacción Plan V
Matrimonio igualitario o el Apocalipsis
Álex Ron
Las marchas a favor y en contra del matrimonio igualitario: la fiesta de colores versus el culto de blanco
Redacción Plan V
El matrimonio igualitario destapa una intensa polémica religiosa y política
Fermín Vaca Santacruz
Matrimonio igualitario: duro golpe a la Iglesia
Rodrigo Tenorio Ambrossi
GALERÍA
Carta abierta a Diane Rodríguez, asambleísta alterna por PAÍS
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Pruebas rápidas en Ecuador: cuatro preguntas clave
Mateo Ordóñez
Minuto a minuto sobre el coronavirus 25/05
Redacción Plan V
General Qiao Liang: no deberíamos bailar al ritmo de Estados Unidos. (O cómo China concibe su rol en el mundo)
Wei Dongsheng y Zhuang Lei
Minuto a minuto sobre el coronavirus 24/05
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Contratación pública: tarimas, trajes de baño y hasta cursos de francés en plena pandemia
Leonardo Gómez Ponce - Observatorio de Gasto Público
Coronavirus: Ecuador es el país con mayor letalidad en Sudamérica; Santa Elena tiene el mayor aumento de muertes
Redacción Plan V
Las historias desconocidas de la pandemia en Manabí
Redacción Plan V
El COVID-19 y la grave amenaza de la disolución social y nacional
Redacción Plan V