Back to top
20 de Junio del 2017
Ideas
Lectura: 4 minutos
20 de Junio del 2017
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

Cinismo verde-flex
El cinismo con que los correístas fervientes están respondiendo al maremoto de Odebrecht refleja la intención de seguir utilizando los mecanismos de impunidad y abuso con que funcionaron durante diez años: negar las evidencias, solapar a los amigos y coidearios, crear cortinas de humo, manipular autoridades, ocultar información, tergiversar hechos, adueñarse de la moral ajena.

Hay un pulseo al interior del oficialismo. Se nota. Y no es obvio que se haya resuelto a favor de uno u otro bando. En la reunión reservada de la semana pasada, que quedó registrada en la foto de la familia feliz correísta, no quedó claro si le jalaron las orejas a Correa o a Moreno. Es más posible que haya ocurrido lo primero, puesto que Moreno, como Primer Mandatario, ocupa una posición ampliamente ventajosa.

Luego del amague de entendimiento, ambos personajes han vuelto a lo mismo. Mientras el ex presidente, fiel a su estilo, quiere convertir a las redes sociales en una verdulería, el presidente Moreno sigue empeñado en acercarse a los más diversos sectores sociales y políticos. Su iniciativa proyecta un mensaje diametralmente opuesto a la imagen desencajada y bochinchera que dejó su antecesor. ¿Tongo? Habrá que ver.

El bando correísta está echando mano del viejo argumento de la izquierda más autoritaria y recalcitrante: la razón suprema del “proyecto”. Cualquier crítica o cuestionamiento es considerado una traición, una conspiración. Esta formulita operó con eficiencia durante una década, y hasta ahora ha permitido mantener el control estricto de la militancia verde-flex. Aquellos que se resistieron al aborregamiento fueron expulsados como enemigos. Poco importó que el “proyecto” se hubiera desfigurado desde sus inicios, en la Asamblea Constituyente de Montecristi. El objetivo, desde entonces, fue y sigue siendo quedarse en el poder, asegurarse los negocios lícitos e ilícitos. A cualquier costo.

Desde el otro bando, el principal argumento es la transición a una nueva fase. El autoritarismo de la primera etapa del correísmo habría sentado, supuestamente, las condiciones para un avance democrático del “proyecto”. Explicación peregrina si consideramos la devastación institucional, moral y democrática que les heredó el anterior régimen. ¿Cómo viabilizar acuerdos amplios y democráticos sin antes reparar los destrozos y desactivar las minas?

El cinismo con que los correístas fervientes están respondiendo al maremoto de Odebrecht refleja la intención de seguir utilizando los mecanismos de impunidad y abuso con que funcionaron durante diez años: negar las evidencias, solapar a los amigos y coidearios, crear cortinas de humo, manipular autoridades, ocultar información, tergiversar hechos, adueñarse de la moral ajena. Sobre todo, esto último. Ahora resulta que aquellos que tienen rabo de paja se erigen en jueces de la moral pública sin la más mínima vergüenza.

El viejo país subsiste a pesar de los discursos oficiales. Las prácticas corruptas y arbitrarias de manejo del poder renuevan su vigencia al amparo de los triunfos electorales de Alianza País. Mayoría es mayoría, recitan orondos los asambleístas del oficialismo. Torean los escándalos con destreza de matadores consumados.

Rodeado de un pasado de carne y hueso, es decir de un enjambre de funcionarios correístas, es difícil que Lenín Moreno pueda renovar y adecentar la política. Primero tendrá que extraer el hardware que su predecesor le dejó instalado en la computadora del despotismo y la ilegalidad. Nada fácil con un engranaje sólidamente armado a partir de intereses y prebendas.

 

[PANAL DE IDEAS]

Julian Estrella López
Fernando López Milán
Alexis Oviedo
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Patricio Moncayo
Alfredo Espinosa Rodríguez
Francisco Carrión Mena
Giovanni Carrión Cevallos

[RELA CIONA DAS]

Así se incluyó el polémico artículo del COIP para un posible retorno de Rafael Correa
Redacción Plan V
¿Hay espacio para autoritarismos y fascismos en el mundo actual?
Ugo Stornaiolo
¿Qué se necesita para gobernar?
Fernando López Milán
Rafael Correa estalla contra el presidente Daniel Noboa: "nunca he dicho que usted es inteligente"
Redacción Plan V
Rafael Correa sufre un ataque de nostalgia y amargura a los 17 años de asumir el poder
Redacción Plan V
GALERÍA
Cinismo verde-flex
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Cristian Paula: "no hay adoctrinamiento LGBT, pero los padres pueden escoger la escuela que quieran"
Fermín Vaca Santacruz
15 hechos desconocidos sobre el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
María Brown: en Ecuador, siete de cada diez estudiantes no aprenden (Parte I)
Juan Carlos Calderón
Ecuador, uno de los pocos países al margen del control del comercio de armas
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

‘Hacen este trabajo y tienen derecho a medio Quito’: Este es el testimonio anticipado en el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V
¿Cómo Estados Unidos moldeó la estrategia militar y la política económica del «nuevo Ecuador»?
Luis Córdova-Alarcón
Las declaraciones de Arturo Moscoso sobre Leonidas Iza que levantaron polvareda
Redacción Plan V
15 hechos desconocidos sobre el crimen de Fernando Villavicencio
Redacción Plan V