Back to top
2 de Octubre del 2017
Ideas
Lectura: 5 minutos
2 de Octubre del 2017
Gabriel Hidalgo Andrade

Politólogo y abogado. Docente universitario.

¿Conceição miente?
Si Jose Conceição Santos Filho miente se juega la reducción o la extinción de su pena. ¿Alguien puede se cree el cuento de que un delator quiera mentir, intentar engañar a la justicia de su país y correr el riesgo de pudrirse en la cárcel, para apenas acabar con la aventura ideológica de unos pocos arribistas en un pequeño país fustigado por pomposos populistas?

Jose Conceição Santos Filho es el delator de Odebrecht en Brasil. Antes se desempeñó como intendente de construcciones de la empresa petrolera y hoy es el principal testigo sobre la corrupción en los sectores estratégicos de Ecuador.
Hace poco, como delator en la justicia de su país, ofreció su testimonio a la justicia de nuestro país. La información ofrecida es pavorosa. Entre otras cosas dijo que el vicepresidente Jorge Glas y su tío Ricardo Rivera recibían sus órdenes para dar forma a las bases contractuales en concursos para la construcción de infraestructura pública, que ambos recibían dinero a cambio de estas instrucciones y que parte de esos recursos se destinaban a sobornar a otros altos funcionarios ecuatorianos, además de financiar las campañas electorales de Alianza País.

Lo que dijo Jose Conceição Santos Filho es terrorífico. Pero, todo lo dicho en su testimonio, ¿es verdad? ¿Acaso tiene posibilidad de mentir? ¿Esto es un montaje dirigido en contra de los gobiernos progresistas? ¿Qué pasa si el delator miente?

“Delatar” es confesar a una autoridad pública el cometimiento de un delito. Es una figura penal y procesal penal que permite al delator disminuir su pena. Entonces, el delator introduce en una investigación judicial su testimonio sobre los hechos investigados, con la intención de reducir su sanción a través de la colaboración con las autoridades judiciales.
La verdad judicial, es decir, aquella que proviene de la constatación de evidencias testimoniales, documentales y objetivas, todavía debe aterrizar en la verdad material, es decir, tiene que coincidir con la realidad de los hechos. Entonces ¿Conceição puede mentir en su testimonio?

El delator se juega su estadía en la cárcel y eso depende de la veracidad de su aporte a las investigaciones. La delación en Brasil funciona de tal forma que la pena puede reducirse sustancialmente hasta extinguirse, lo que el derecho carioca llama como “extinção da punibilidade”, lo que dicho en castellano se entiende como extinción o desaparición de la pena hasta la impunidad. Así es, en la calidad del testimonio, Jose Conceição Santos Filho se juega su propia libertad. En Brasil, el perdón de la pena y su extinción como premio es una posibilidad judicial.

La verdad judicial tampoco está sujeta al capricho del delator. Si éste quiere ser premiando, deberá aportar con coherencia todas las explicaciones que le solicitaran los investigadores judiciales en el preciso momento que fueran requeridas. Esto quiere decir que sin los testimonios de los funcionarios de la petrolera brasileña, o mejor dicho, sin Odebrecht no nos hubiéramos enterado nunca de nada. Es la verdad revolucionaria contra la verdad de la justicia internacional.
¿Acaso se trata de una conspiración internacional dirigida en contra del pujante e impoluto gobierno del Ecuador, ejemplo para el mundo entero, convertido en el principal adversario de las mafias políticas transnacionales?...

Renunciemos al cuento tremendista. Ecuador es nuestro maravilloso país, pero no es el país que nos pintaron los correistas en 10 años de propaganda fascista. Ecuador es un país que ha sido objeto de atención para la opinión pública mundial en algún golpe de estado, cada vez que ha jugado un mundial de fútbol y en este escándalo de corrupción. Es absurdo creer que hay un plan de desestabilización dirigido por Jose Conceição Santos Filho y Odebrecht en contra de una ridícula revolución ciudadana que se sintió observada e imitada por la galaxia. Lo que si hay es una gavilla de pillos que se llevaron la mayor bonanza petrolera en coimas y que se quieren quedar para siempre en el poder.


Si Jose Conceição Santos Filho miente se juega la reducción o la extinción de su pena. ¿Alguien puede se cree el cuento de que un delator quiera mentir, intentar engañar a la justicia de su país y correr el riesgo de pudrirse en la cárcel, para apenas acabar con la aventura ideológica de unos pocos arribistas en un pequeño país fustigado por pomposos populistas?
Conceição no miente. Al menos, no ahora. Y quienes si mienten o sus encubridores en la Asamblea Nacional, en los órganos de control y en la justicia ecuatoriana, pagarán muy cara esta traición a la patria.

@ghidalgoandrade

[PANAL DE IDEAS]

Xavier Villacís Vásquez
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Mauricio Alarcón Salvador
Giovanni Carrión Cevallos
Gabriel Hidalgo Andrade
Gonzalo Ordóñez
Carlos Rivera
Francisco Chamorro
Ramiro García Falconí
Patricio Moncayo

[RELA CIONA DAS]

Lo que no cambia
Xavier Villacís Vásquez
Discapacitados morales
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Ni un voto a los corruptos
Juan Cuvi
La red Peñaranda
Mauricio Alarcón Salvador
La vida no vale nada
Rodrigo Tenorio Ambrossi
GALERÍA
¿Conceição miente?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El Banco Mundial aboga por la integración económica y social de los venezolanos
Redacción Plan V
Las pruebas para COVID de Yunda con nuevos tropiezos
Redacción Plan V
Los otros entretelones de la sentencia de Tamayo a favor del líder de Los Choneros
Redacción Plan V
La (nueva) alianza entre Jairala y el correísmo
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Este es el perfil del supercontagiador de COVID-19 hallado en la Amazonía de Ecuador
Redacción Plan V
Este es el top 30 de los contratos del Municipio en la era Yunda
Redacción Plan V
La amenaza de Rafael Correa a un juez del Caso Sobornos: ¿un delito de intimidación?
Redacción Plan V
Imágenes exclusivas revelan el colapso del relleno de El Inga
Susana Morán