Back to top
30 de Diciembre del 2023
Ideas
Lectura: 5 minutos
30 de Diciembre del 2023
Alexis Oviedo

PhD en Educación por la Universidad Católica de Lovaina, Maestro en Estudios Culturales y Desarrollo, Graduado en Economía. Ex gerente del Proyecto de Pensamiento Político de la SNGP. Docente universitario.

Condonación y condenación
0
Aunque digan los voceros "progresistas" que la Ley no es neoliberal en sí, pues se aprobó con cambios importantes, el espíritu de la misma se mantiene, ya que casi no se tocaron las exenciones, exoneraciones en impuesto a la renta y devoluciones del impuesto al valor agregado a los grandes grupos más ricos del país.

La primera condonación de deudas data de hace dos mil cuatrocientos años antes de la era cristiana, en el antiguo oriente próximo, Asia occidental y noreste de África. La remisión de las deudas beneficiaba a los campesinos, quiénes ponían en garantía su tierra y que, sin el perdón de la deuda, era entregada al prestamista que acumulaba grandes extensiones cultivadas. La cancelación de deudas beneficiaba también a las familias que hicieron préstamos evitando que se conviertan en siervos del acreedor. Estas remisiones servían para lograr la estabilidad social y controlar el poder de las élites.

Condonaciones, remisiones, perdón de deudas no son conceptos nuevos en nuestra historia reciente, A diferencia de lo que ocurría en el antiguo Egipto, estos perdones no benefician a campesinos y a familias sencillas, ni tienen como objetivo controlar el poder de las élites. Al contrario, en esta ínsula ecuatorial, los beneficiados de estos procesos son las más grandes fortunas del país, desde las amnistías tributarias. Leyes con nombres ampulosos y que propagandizan prosperidad para todos, se generan con carácter “urgente” para supuestamente mejorar el empleo, reactivar la economía o asegurar la sostenibilidad fiscal. En realidad, terminan siendo medidas que fortalecen a los grupos monopólicos, dinamizan la concentración de capital de las élites y agrandan la brecha entre millonarios y miserables pues al final de cuentas, estas normas van en desmedro del interés colectivo.

Los poderosos no entregan puntualmente al Estado importantes recursos por concepto de impuestos porque se ha naturalizado que cada gobernante impulse una nueva remisión, con lo cual pagan un capital que ha perdido su valor, que sobre todo dejó de beneficiar a tiempo a toda la sociedad y además, lo hacen sin recibir castigo alguno.

Desde que en el año 2008 el entonces presidente Correa lanzó su primera “remisión de intereses, multas y recargos” con la que consiguió apenas 15 millones, este proceso se ha convertido en un mecanismo tramposo con el que los grandes capitales del país incumplen la Ley y no entregan importantes recursos. Si cualquier “ecuatoriano de a pie” obligado a pagar impuestos, (ingresos anuales superiores a 20 mil dólares) no los paga a tiempo, es sujeto inmediato de comunicaciones, advertencias y sanciones que se acumulan y agravan afectando una economía más bien modesta. Pero si quien no le da la gana de cumplir con la Ley tributaria es uno de los grandes grupos monopólicos, como Exportadora Bananera Noboa del padre del actual presidente, que tienen ingresos anuales que sobrepasan los 177 millones de dólares, la cosa cambia. El gran capitalista no paga el impuesto a tiempo, lo reutiliza de diversas maneras para su propio beneficio, genera un proceso judicial para impedir que se tomen medidas de incautación y que lo alarga…, hasta que llega la nueva remisión tributaria.

La remisión “Ley Orgánica de Eficiencia Económica y Generación de Empleo”, aprobada por la Asamblea Nacional contempla entre uno de sus puntos más importantes la séptima remisión tributaria de este siglo. Cuatro remisiones se mandó Correa (2008, 2015, dos en el 2016), una lo hizo Moreno en el 2018 y una, Lasso en el 2021. Desde este proceso de amnistía tributaria impulsado por “ño Danielito”, aprobado por 107 asambleístas entre ellos los correistas, que se llenan la boca diciendo que para ellos está “primero el ser humano antes que el capital”, el Estado dejará de percibir USD 1.354,64 millones, si se toma en cuenta, únicamente lo que deberían pagar los 500 deudores más importantes, (encabezada por Exportadora Bananera Noboa que adeuda USD 89’ 072. 605 millones de dólares) y que en total suman USD 2087,92 millones de dólares.

Aunque digan los voceros progresistas que la Ley no es neoliberal en sí, pues se aprobó con cambios importantes, el espíritu de la misma se mantiene, ya que casi no se tocaron las exenciones, exoneraciones en impuesto a la renta y devoluciones del impuesto al valor agregado a los grandes grupos más ricos del país. Solo para mencionar un ejemplo, los artículos dedicados al sector inmobiliario benefician otra vez al grupo de Álvaro Noboa, padre del presidente y al grupo Nobis, de Isabel Noboa, tía del presidente. Por más que los voceros correistas digan que entró una ley y salió otra, la CONAIE y analistas económicos que no siguen la línea de los Dahik, los Posso o los Acosta Burneo, demuestran que la aprobación de esta Ley significa entregar la política tributaria a grandes contribuyentes y sobre todo muchos más beneficios a las doscientas familias dueñas de los principales grupos monopólicos y que controlan más del 80 % del PIB de este paisito con vista al mar.

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Carlos Burgos Jara
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Luis Verdesoto Custode
Carlos Arcos Cabrera
Mariana Neira
Luis Córdova-Alarcón
Fernando López Milán
Alberto Acosta Espinosa

[RELA CIONA DAS]

Un Presidente sin filtro sale a la caza del voto joven de centroizquierda
Redacción Plan V
Silencio ensordecedor en el Ministerio de Gobierno
Redacción Plan V
Esteban Torres vs el resto del mundo
Redacción Plan V
Con estos 7 argumentos, Sade Fritschi defendió el proyecto de Olón de la familia presidencial
Redacción Plan V
Los 5 peligros del discurso de Daniel Noboa sobre la violencia en Ecuador
Redacción Plan V
GALERÍA
Condonación y condenación
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El agónico río Machángara espera un millón de amigos
Redacción Plan V
Noboa: la crisis eléctrica, la gasolina y la inseguridad terminan con la luna de miel
Gustavo Isch
Daniel Salcedo según Daniel Salcedo: estos fueron sus operadores y sus relaciones con el crimen organizado
Redacción Plan V
Los ladrones del bronce pululan por la Plaza Grande
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Criminales colombianos y ecuatorianos extienden su violenta influencia por la Amazonía
Por Plan V y Amazon Underworld *
Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
"Falta que el gobierno de Daniel Noboa se atreva a golpear a gente poderosa"
Susana Morán
¿Se desinfla una opción política para Guayaquil?
Redacción Plan V