Back to top
21 de Septiembre del 2020
Ideas
Lectura: 5 minutos
21 de Septiembre del 2020
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

Correa y su muerte política
0
Que él se hallaba desde mucho antes al margen de la ley e incluso en su contra se hizo evidente desde el día uno de su mandato. No cumplió la Constitución y las leyes de la república.

El caso Correa constituye probablemente el más importante en la historia política y penal de las últimas décadas. Correa, el casi intocable por la Justicia. Un ex presidente ha sido finalmente juzgado y sentenciado acusado de varios graves delitos. 

Que él se hallaba desde mucho antes al margen de la ley e incluso en su contra se hizo evidente desde el día uno de su mandato. No cumplió la Constitución y las leyes de la república. Su juramento inaugural y su mensaje fueron equívocos: no se comprometía en serio ni a cumplirla ni a hacerla cumplir. Su constituyente lo demostrará con claridad. 

De una vida sostenida en múltiples carencias, el boy scout se convertía, literalmente, en el dueño absoluto de un país. Ahora, no solo que ya no le faltaría nada en la mesa, en el guardarropa y en la billetera, como antes, sino que todas las cosas estarían ahí con solo pensarlas y desearlas.

Ya dejaría de ser el muchacho y el joven protegido por la bondad de un amigo mecenas. De hoy en más será por muchos años el personaje más importante del país. Su nombre pasará las fronteras y se lo repetirá en los sitios de poder de todas ellos. Será grande más allá de sus propias fantasías. 

Sobre todo, tendrá el poder suficiente para vengar al niño, al adolescente, al joven. Incluso para vengar al padre. Ya no abrirá más la boca para pedir. La abrirá para ofrecer el oro y el moro a todos. Para llamar a quien le pazca. Podrá darse el lujo de querer y de odiar a los poderosos. Así podrá dar rienda suelta a esa inquina que le ha habitado el corazón desde pequeño vengarse de todos los poderes reales e imaginarios que ofendieron su vida. Ya nadie lo vería de pies a cabeza. Ya nadie le tomará en cuenta como un acto de benevolencia. Ahora todos, propios y extraños, amigos y enemigos, tendrán que agachar la mirada para hablar con él.

Corregir su historia personal y familiar se convirtió en una suerte de imperativo categórico. Sus primeros enfrentamientos personales con la banca y la prensa, dos grandes enemigos, lo expresaron sin embages.

Corregir su historia personal y familiar se convirtió en una suerte de imperativo categórico. Sus primeros enfrentamientos personales con la banca y la prensa, dos grandes enemigos, lo expresaron sin embages. De ahí en más, su vida discurrirá entre el gran boato de millonario y el del niño, el adolescente, el joven, el profesional dispuestos a volver a escribir su historia, pero con otro guion. Hacer que por decreto presidencial desaparezcan el pasado con sus omnímodas precariedades. Y que en su lugar aparezcan la riqueza, el boato, lo supernumerario. Tendría chef francés.

Pero, sobre todo, debía desaparecer la humillación que debía mutar en capacidad de ordenar y de decidir. La capacidad alquímica de convertir el mal en bien y viceversa. El poder se convirtió en la varita mágica tan soñada e imaginada. Desde ahora su deseo devendría ley. 

Así armó dos sistemas actitudinales y discursivos que funcionaron paralelamente. El feroz denunciador de quienes manejaron antes la economía, la justicia, la educación, la vialidad, la electricidad, el petróleo. Ese mismo, con un gran equipo de corazones ardientes dio inicio a uno de los mayores latrocinios que ha conocido la historia del país. Y como debió curarse en sano, reformó todo el sistema judicial de tal manera que esté conformada, de pies a cabeza, con los suyos. Fiscales y jueces que, a cualquier intento de destapar el atraco, será juzgados y sentenciadas. Otros pasarían a mejor vida. 

Pero no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo soporte. La justicia ha declarado a Correa culpable de cohecho. Debe ir a la cárcel por ocho años. No podrá ejercer ningún poder. Es un malhechor confeso. Nunca más tendrá la osadía de pretender ofrecerse como el salvador de nuestro país. Su corazón ardiente de dinero sucio dejará de latir. Y latirá el del ciudadano que abusó sin límite de su cargo de presidente para hacer el mal. Se olvidó de construir una cárcel particular. Ahora no es más que un prófugo de la justicia.

[PANAL DE IDEAS]

Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Giovanni Carrión Cevallos
Patricio Moncayo
Carlos Rivera
Xavier Villacís Vásquez
Alexis Oviedo
Consuelo Albornoz Tinajero
Alfredo Espinosa Rodríguez
Mariana Neira

[RELA CIONA DAS]

Democracia, candidatos y mediocridades
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Debates, ¿cuáles debates?
Rubén Darío Buitrón
ARAUZ FIRMÓ EL ENDEUDAMIENTO DE LA PATRIA
Redacción Periodismo de Investigación y PlanV
Candidatos maltratadores de la democracia
Patricio Moncayo
Debate y debacle
Alexis Oviedo
GALERÍA
Correa y su muerte política
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

En Furukawa se creó una ‘micro sociedad analfabeta’: el demoledor informe que ayudó a un fallo histórico
Susana Morán
La vacunación contra el coronavirus será el principal desafío del próximo gobierno
Redacción Plan V
Debates, ¿cuáles debates?
Rubén Darío Buitrón
Christian Albán: “La democracia me ha permitido vivir”
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El blog de Andrés Arauz sobre dolarización estuvo fuera de línea
Redacción Plan V
ARAUZ FIRMÓ EL ENDEUDAMIENTO DE LA PATRIA
Redacción Periodismo de Investigación y PlanV
La demanda que frenó el retorno de los maestros a los colegios
Redacción Plan V
Correa, la presencia virtual en la campaña de Andrés Arauz
Redacción Plan V