Back to top
31 de Marzo del 2020
Ideas
Lectura: 5 minutos
31 de Marzo del 2020
Carlos Rivera

Economista, catedrático de la Universidad de Cuenca. 

Corrupción en tiempos de coronavirus
0
Cabe reflexionar sobre tratar de sacar una tajada en estos durísimos momentos del coronavirus. Del mercado lo entiendo y si es en buena lid hasta lo aplaudo, pero hacerlo vía corrupción con las escuálidas arcas fiscales y estando en juego miles de vidas humanas, es en verdad incomprensible.

Hubiera sido mucho más satisfactorio escribir algo así como “Amor en tiempos de coronavirus”, tratando de emular al menos en el título, la novela de Gabriel García Márquez: Amor en tiempos de cólera, pero en el Ecuador de la revolución ciudadana  de  primera y segunda generación, casi no nos da espacio para hablar de temas gratificantes. Recurrentemente nos hacen el pase gol con sus errores y horrores, que en verdad ya no sorprenden a nadie. Porque si en el terremoto de 2016 encontramos actos de corrupción, qué de raro resulta haber encontrado algo similar en esta época del coronavirus, si son los mismos. Lo extraño seria no tener este tipo de noticias en Ecuador.

Y es que si la epidemia del coronavirus se tomó el Ecuador desde hace algunas  semanas, la epidemia de la corrupción se ha tomado el Ecuador de cuerpo entero desde 2007. La preocupación es grande, porque no solamente es un tema de dilapidación de los recursos fiscales, sino que afecta negativamente a la inversión y al crecimiento económico, en tanto la efectividad del Estado se reduce totalmente. La asignación de recursos, que llega hasta la política económica y regulaciones, se vuelven una función de la extracción de los beneficios individuales de los funcionarios públicos corruptos y no del impacto para la economía en su conjunto. Cabe destacar que este artículo aborda exclusivamente el tema de la corrupción desde la asignación de recursos de un funcionario público.

Cómo enfrentar la corrupción del funcionario público es la pregunta del millón. La mejor respuesta no viene de la cultura o de la policía, proviene de la economía con un buen sistema de incentivos basados en la teoría utilitaria, que nos dice que el comportamiento de los individuos responde siempre a la contrastación de los beneficios versus los costos. Así, la conducta criminal se potencializa si los costos que se asume al detectarse el acto de corrupción y la probabilidad de ser detectado, son menores que el beneficio esperado de la corrupción, por lo que hay que atacar estos tres frentes para combatir efectivamente la corrupción.

La teoría económica en este sentido nos sugiere cuerpos efectivos e independientes de investigación que supervisen toda la gestión pública, lo cual nos lleva automáticamente a pensar en otra forma de designación de las autoridades de control y  llamar a organismos internacionales que se suponen totalmente independientes de las clases políticas nacionales para que complementen siempre esta tarea.  La descentralización y elementos de competencia subrogada también pueden ayudar, reduciendo el tamaño del botín y el hecho que en lo local es más fácil descubrir la corrupción. Otros procedimientos que ayudan son reducir la discrecionalidad del funcionario público y transparentar la administración pública en serio y no las farsas que tenemos, incluido lo que venga después del cargo, para evitar el famoso “acuerdo entre privados”.

Los tiempos de prisión me suenan irrisorios y tener una cárcel especial para los políticos de cuello blanco es aberrante. Lo mínimo que se esperaría es que un político corrupto vaya a pagar sus culpas igual que cualquier otro ladronzuelo.

También se requiere  un endurecimiento de las penas y sanciones. Los tiempos de prisión me suenan irrisorios y tener una cárcel especial para los políticos de cuello blanco es aberrante. Lo mínimo que se esperaría es que un político corrupto vaya a pagar sus culpas igual que cualquier otro ladronzuelo. 

Los actos de corrupción, por otro lado, tienen sentido solamente en la medida que se cristalice en las cuentas personales, por lo que se debe propender a una verdadera  justificación del origen de fondos para los funcionarios, lo cual debe alcanzar a su entorno cercano, y no solo un mero papel en las notarías. En otro ámbito, y amén del pavoroso engaño del financiamiento electoral público para dizque evitar la corrupción, vayamos a la real transparencia de donaciones privadas a las campañas electorales al estilo de los Estados Unidos, que reduciendo el apetito por la recuperación de los gastos en campaña, cortaría una fuente inagotable de corrupción.

Finalmente, solo cabe reflexionar sobre tratar de sacar una tajada en estos durísimos momentos del coronavirus. Del mercado lo entiendo y si es en buena lid hasta lo aplaudo, pero hacerlo vía corrupción con las escuálidas arcas fiscales y estando en juego miles de vidas humanas, es en verdad incomprensible. Claro está, solo soy economista, no soy siquiatra para entender este tipo de actitudes.

[PANAL DE IDEAS]

Paolo Vega López
Gabriel Hidalgo Andrade
Carlos Rivera
Aparicio Caicedo
Giovanni Carrión Cevallos
Carlos Arcos Cabrera
Mauricio Alarcón Salvador
Fernando López Milán
Patricio Moncayo

[RELA CIONA DAS]

Ecuador superó los 40 mil contagios por COVID-19
Redacción Plan V
Minuto a minuto sobre el coronavirus 01/06
Redacción Plan V
Minuto a minuto sobre el coronavirus 31/05
Redacción Plan V
Minuto a minuto sobre el coronavirus 30/05
Redacción Plan V
Minuto a minuto sobre el coronavirus 29/05
Redacción Plan V
GALERÍA
Corrupción en tiempos de coronavirus
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Minuto a minuto sobre el coronavirus
Redacción Plan V
Aeroregional se hace con buena parte de las frecuencias de TAME
Redacción Plan V
Bitácora de una tragedia: los cadáveres desaparecidos de Guayaquil
Redacción Plan V
Contagiarse de COVID en una cárcel: el caso del empresario Édgar Arias
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Contratación pública: tarimas, trajes de baño y hasta cursos de francés en plena pandemia
Leonardo Gómez Ponce - Observatorio de Gasto Público
Coronavirus: Ecuador es el país con mayor letalidad en Sudamérica; Santa Elena tiene el mayor aumento de muertes
Redacción Plan V
Las historias desconocidas de la pandemia en Manabí
Redacción Plan V
El COVID-19 y la grave amenaza de la disolución social y nacional
Redacción Plan V