Back to top
3 de Febrero del 2020
Ideas
Lectura: 6 minutos
3 de Febrero del 2020
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

Educación: la Cenicienta de la política
0
El cambio en la educación incluyó la preparación de textos que, unas veces de forma explícita y otras, soterrada, instruyan a las nuevas generaciones en las supuestas bondades de la revolución ciudadana y las de su líder, Rafael Correa.

No constituye exageración alguna afirmar que la educación ha sido y sigue siendo la cenicienta de las políticas públicas. Y es que el sistema educativo se mueve por sí solo y parecería que pocos se preocupan de ese viejo caminar. Desde el punto de vista político, sencillamente está ahí. Bastaría con recordar que al inicio de su gobierno, Moreno cambió repetidamente de ministros de Educación. Sin embargo, la salud y la educación constituyen el alma del país. Un país es lo que es su sistema educativo. Solo un pueblo educado asegura el desarrollo social. Volvamos la mirada a Europa.

Para no pocos técnicos, el tema se reduce a la pedagogía. Pero la pedagogía tan solo constituye la parte instrumental de un proceso caracterizado por la complejidad. Porque el asunto no solo tiene que ver con el cómo enseñar sino con el qué enseñar en el aquí y ahora. Una pregunta que comúnmente se responde desde la tradición educativa y pedagógica. 

En el correato, se produjeron cambios en la educación. Fundamentalmente cambios formales aunque sí se insertó un eje bastante bien disimulado: el tema de la revolución ciudadana que en sí mismo pretendía adoctrinar a las nuevas generaciones en un socialismo que asegure la reelección indefinida de Correa. El Estado y su ideología se apropiaron de la educación: su propósito fue que los principios de la revolución ciudadana formen parte del quehacer educativo. 

El cambio en la educación incluyó la preparación de textos que, unas veces de forma explícita y otras, soterrada, instruyan a las nuevas generaciones en las supuestas bondades de la revolución ciudadana y las de su líder, Rafael Correa. 

Cuando aparece en su propia magnitud el gran cáncer de la corrupción, la propuesta educativa no se desbarata de suyo. Al revés, sigue vigente porque el nuevo Gobierno no ha sido capaz de desmantelar el aparato ideológico que la sostiene. 

El cambio en la educación incluyó la preparación de textos que, unas veces de forma explícita y otras, soterrada, instruyan a las nuevas generaciones en las supuestas bondades de la revolución ciudadana y las de su líder, Rafael Correa.

El presente es lo que transita, lo que se va, lo que deviene irremediablemente ayer y, al mismo tiempo, lo que nos conduce al mañana. El pasado es lo que existió, es el cuerpo de la memoria. En gran parte, la educación se ha sostenido en el intento de hacer que el presente se convierta en una suerte de perenne resurrección del pasado. 

Desde luego que todos nos hallamos enraizados en el pasado, puesto que somos seres históricos. Pero eso no quiere decir que permanezcamos atrapados en el pasado. La educación no es tan solo historia, es creación de saberes y estrategias para vivir el presente y caminar seguros hacia el futuro. 

Por lo mismo, una auténtica renovación educativa consistiría en convertirla en parte fundante de lo que requieren las nuevas generaciones para construir nuevos futuros. Y para lograrlo no existe otra alternativa que formar parte de las transformaciones de lo contemporáneo. Tarea difícil y compleja que exige la creación de políticas radicalmente nuevas, que se desprendan del pasado para mirar con valentía el futuro. ¿Acaso nuestro sistema educativo no es eminentemente repetitivo y el aprendizaje memorístico? Todavía se califica bien la repetición y, quizás en la mayoría de establecimientos, se desconoce, si es que no se la rechaza, la creatividad. 

Nadie sensato podría decir: hoy como ayer, mañana como hoy y siempre igual. Ningún pasado fue mejor que nuestro presente. Y este presente no es sino la antesala del futuro.

Sin embargo, el pasado sostiene la escuela tradicional, aquella que no incorpora las múltiples tecnologías en el proceso educativo y que tampoco introduce en los objetos de saber lo que acontece y está por acontecer en el campo de la ciencia y la tecnología. 

¿Habrá alguien que trabaje el tema de la conquista del espacio iniciada en el siglo pasado? ¿Se trabajará en el aula sobre la robótica y la construcción de elementos educativos? Por su puesto que duele aceptar que las grandes bibliotecas, aceleradamente, se convertirá en museos. En el corto tiempo, pocos las visitarán. El celular dejó de ser tan solo teléfono y se convirtió en una auténtica biblioteca que nos acompaña a todas partes, a niños, adolescentes y adultos por igual. El libro electrónico salvará nuestro planeta de la inmisericorde deforestación. 

Es preciso tomar conciencia de que la tecnología viene a salvar al planeta. Todos, grandes y pequeños, alumnos profesores, colegios y universidades, todos debemos ingresar en el mundo de las nuevas tecnologías. ¿Cómo abandonar el placer de pasar las hojas de la última novela? Pero habrá que hacerlo más temprano que tarde si nos proponemos salvar al planeta. 

La realidad virtual entierra el libro de papel, las librerías y las bibliotecas. A lo mejor hará falta la elaboración de un gran duelo. Pero esa es la ruta indispensable para salvar al planeta. Tarea social y políticamente compleja. Pero indispensable. Una tarea que ya debería comenzar de manera irrenunciable en el sistema educativo. 

[PANAL DE IDEAS]

Carlos Arcos Cabrera
Mauricio Alarcón Salvador
Fernando López Milán
Patricio Moncayo
Carlos Rivera
Wladimir Sierra
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Alexis Oviedo
Gonzalo Ordóñez

[RELA CIONA DAS]

Salvoconducto 2
Carlos Arcos Cabrera
La educación en la sociedad del cansancio
Gustavo Abad
Del proyector a las crisis de la pedagogía
Gonzalo Ordóñez
La educación en tiempos del COVID-19
Alexis Oviedo
Tracing: la aplicación digital que será clave para recuperar la normalidad
Redacción Plan V
GALERÍA
Educación: la Cenicienta de la política
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Minuto a minuto sobre el coronavirus 28/05
Redacción Plan V
Coronavirus: El Oro y el peor abril de su historia
Redacción Plan V
Minuto a minuto sobre el coronavirus 27/05
Redacción Plan V
Guayas, entre las zonas más golpeadas del mundo junto con Bérgamo y Nueva York
John Cajas-Guijarro

[MÁS LEÍ DAS]

Contratación pública: tarimas, trajes de baño y hasta cursos de francés en plena pandemia
Leonardo Gómez Ponce - Observatorio de Gasto Público
Coronavirus: Ecuador es el país con mayor letalidad en Sudamérica; Santa Elena tiene el mayor aumento de muertes
Redacción Plan V
Las historias desconocidas de la pandemia en Manabí
Redacción Plan V
El COVID-19 y la grave amenaza de la disolución social y nacional
Redacción Plan V