Back to top
8 de Febrero del 2021
Ideas
Lectura: 6 minutos
8 de Febrero del 2021
Gonzalo Ordóñez

Es licenciado en Sociología y Ciencias Políticas por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Quito; Magíster en Comunicación, con mención en Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación por la Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador.

El ángel del mal
0
La deshumanización que provocan estas ofertas de Arauz representa el mal, ese ángel caído que solo piensa en la gloria del poder. Para enfrentar el mal la mejor elección está en el medio de los extremos, donde es posible negociar.

El sendero del mal es una firme posibilidad si elegimos a Arauz como presidente. ¿Exagero? Para nada.

Se denomina sesgo de confirmación a la tendencia humana a confirmar los propios prejuicios. Los correístas buscan, leen y recuerdan información que confirma sus creencias políticas. A ninguno se le ocurre considerar que el ex presidente es un delincuente sentenciado “bajo la modalidad de instigación, por medio de su influencia cognitiva” (Primicias, 2020) o mucho peor su responsabilidad en el secuestro de un político.
Menciono a los correístas porque una buena parte del voto de Arauz viene de este grupo. La otra parte proviene de la historia. En Ecuador es políticamente correcto ser de izquierda. La derecha es algo así como los cuatro jinetes del apocalípsis: individualismo insensible, consumismo irresponsable, libertinaje amoral.

Entre el fin del mundo que representaría el individualismo de cualquier candidato de derecha y el discurso de Arauz: “recuperar el poder popular. Una limpieza profunda del Estado, sanear las prácticas políticas y extirpar a los pactos oligárquicos y su control de la esfera pública. Una justicia apuntalada en el fortalecimiento de las capacidades estatales” (Primicias, 2021). La palabra justicia destaca como título de película de acción: el héroe contra la injusticia. En vano la gente se indigna y trata de explicarles que el malvado programa de Arauz puede fundamentarse en la justicia porque durante diez años un gobierno (en el que él participó) funcionó como la mafia siciliana haciendo de la injusticia un sistema social. Sesgo de confirmación.

El problema es la falsa suposición de que solo existen dos opciones, izquierda o derecha. La realidad, desde la psicología cognitiva de Steven Pinker, es que la derecha individualista tiene tanta verdad como la izquierda colectiva.

La pérdida de la autonomía individual conduce a diversas formas de autoritarismo cuando las personas aceptan que el grupo está por sobre el individuo, esto es válido para ideas sobre el género, la raza o la nación. No se puede agrupar a los individuos en ningún criterio social porque la razón humana no está ni debe someterse a ninguna categoría que la encasille. Los obsequios encasillan al tiempo que desestiman la racionalidad necesaria para vivir en democracia.

El cerebro humano está diseñado para la socialización, para verse, tocarse y relacionarse en términos mundanos. Buscamos la aceptación y la pertenencia, necesaria para la cooperación y el intercambio. Pero también es fuente de violencia porque aquellos que no pertenecen al grupo son considerados enemigos. En la disputa del proletariado contra la burguesía la única tregua es la muerte de la clase contraria.

Regalar dinero a un grupo y no pensar en generar empleo es una forma de confirmar que la única forma de obtener dinero es por la violencia.

El ofrecimiento de Arauz de otorgar 1000 dólares a un millón de personas es un reflejo de la posibilidad del mal. Es el estado el que otorga esos mil millones de dólares. ¿Quiénes serán los beneficiarios? Si son elegidos al azar es igual de injusto que si son seleccionados. En los dos casos se supone que es el estado el que sabe lo que es mejor para cada ciudadano, y si el ciudadano quiere otra cosa, está equivocado y se le debe castigar.

Regalar lo que sea, chips de memoria, dinero en efectivo o internet es cobarde, cruel y deshumanizante. Cobarde porque abusivamente pone a los conejos a pelearse por la zanahoria.

En una sociedad democrática esto no es posible, pues existen otras miles de personas que pueden no estar de acuerdo con el regalo. Una oferta tan egoísta solo es posible pensando que el candidato es el estado, al no haber diferencia, el dinero no parece provenir de nuestros bolsillos, sino de su grandiosa bondad. Una oferta insensible porque es una forma de castrar al emprendimiento y la confianza, en sí mismos, de la gente que no quiere traficar drogas o robar al estado para vivir.

La oferta asegura un régimen de violencia, pues los beneficiarios serán las personas afines al gobierno o se comprará la lealtad de los que no: si quieres más dinero o trabajo en el Estado tienes que salir a las calles, rechazar o abiertamente golpear a los opositores. Recordemos que los sánduches se pagaron con el dinero de la corrupción.

Regalar lo que sea, chips de memoria, dinero en efectivo o internet es cobarde, cruel y deshumanizante. Cobarde porque abusivamente pone a los conejos a pelearse por la zanahoria. La esperanza es una pasión triste, evita que la gente asuma la realidad, cuando no reciba el dinero se hundirá más en la sensación de abandono social.

Tanto los que reciban, como los que no  serán despojados de su condición de personas; los primeros con un agradecimiento que no corresponde, porque los causantes de su situación son los mismos que regalan el dinero; los segundos porque la dignidad viene con la posibilidad de sostenerse por uno mismo, depender de alguien que es más pequeño moralmente solo distorsiona el sentido de humanidad.

La deshumanización que provocan estas ofertas de Arauz representa el mal, ese ángel caído que solo piensa en la gloria del poder. Para enfrentar el mal la mejor elección está en el medio de los extremos, donde es posible negociar.

[PANAL DE IDEAS]

Gabriel Hidalgo Andrade
Julian Estrella López
Alfredo Espinosa Rodríguez
Fernando López Milán
Patricio Moncayo
Carlos Arcos Cabrera
Ramiro J. García Falconí
Alexis Oviedo
Natalia Sierra
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Rubén Darío Buitrón

[RELA CIONA DAS]

Mientras Correa "pide cacao", el correísmo prepara el contraataque
Redacción Plan V
Entre la grieta infinita y la apatheia
Álex Ron
La peor tragedia del correísmo no es haber perdido las elecciones, sino su futuro
Ramiro J. García Falconí
No es por Lasso, es por el país
Xavier Villacís Vásquez
Contra Arauz y contra Lasso
Mateo Febres Guzmán
GALERÍA
El ángel del mal
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Waoranis de Orellana denuncian militarización
Redacción Plan V
Mientras Correa "pide cacao", el correísmo prepara el contraataque
Redacción Plan V
El Coca está en shock, sus comunidades sin agua y a nadie le importa
Susana Morán
Lo que significa la victoria de la derecha neoliberal
Fernando López Romero

[MÁS LEÍ DAS]

Correa contra Manuela Picq: ¿quién dice la verdad?
AGENCIA DE NOTICIAS INVESTIGATIVAS DE PLAN V
Las muertes sin aclarar de la década correísta
Mariana Neira
Guerra de epítetos entre Jaime Vargas y Yaku Pérez
Redacción Plan V
Jaime Costales: el populismo se aprovecha del síndrome de desamparo de los ecuatorianos
Redacción Plan V