Back to top
27 de Septiembre del 2019
Ideas
Lectura: 4 minutos
27 de Septiembre del 2019
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

El campanazo carchense
0
Las aspiraciones nada disimuladas de la ministra del Gobierno, María Paula Romo, pierden por doble partida: se está quemando por su incapacidad para manejar el conflicto en el Carchi, y ha sido desplazada por la intervención de las Fuerzas Armadas.

El paro del Carchi puede marcar un punto de inflexión en la ambigüedad con la que el gobierno de Moreno ha logrado sobrevivir hasta ahora. La viada con la que pensaba terminar su mandato puede diluirse por un mal manejo de la crisis. La represión es una carta demasiado costosa para un régimen que quiere proyectar una imagen de tolerancia y respeto.

Dos estrategias fundamentales del régimen pueden desplomarse. En primer lugar, la convocatoria a los diálogos nacionales. Sacar a los militares a las calles es la señal más inequívoca de intransigencia y coacción. Es la reiteración de la vieja idea de la razón de Estado como justificación superior para un ejercicio autoritario del poder. No se dialoga; se impone.

Por otro lado, los cálculos electorales del oficialismo tendrán que ser modificados. Por ejemplo, respecto de las aspiraciones nada disimuladas de la ministra del Gobierno, María Paula Romo, pierde por doble partida: se está quemando por su incapacidad para manejar el conflicto en el Carchi, y ha sido desplazada por la intervención de las Fuerzas Armadas. La ministra Romo ha dilapidado abruptamente el escaso capital electoral que había venido acumulando con tanto tesón y oportunismo.

Con el desplazamiento de la Policía la pelota quedó en la cancha del ministro de Defensa. Mediante este movimiento de enroque, el general Jarrín ratifica sus tesis especto de la recuperación del papel hegemónico del estamento militar en la política nacional.

Las aspiraciones nada disimuladas de la ministra del Gobierno, María Paula Romo, pierden por doble partida: se está quemando por su incapacidad para manejar el conflicto en el Carchi, y ha sido desplazada por la intervención de las Fuerzas Armadas.

Esta decantación de poderes al interior del gobierno fortalece a las estructuras y lógicas más tradicionales de la política, en detrimento de las prácticas comunes y corrientes. Para el ministro de Defensa, la consolidación del rol estratégico de las Fuerzas Armadas es más importante que los juegos coyunturales y que las veleidades electorales de los demás miembros del gabinete.

El mensaje para el país es muy claro: existe una institución que puede restablecer y sostener el orden que ha sido desquiciado por la errática administración del Gobierno. En estas condiciones, el Gobierno queda aún más debilitado.

El paro del Carchi puede ser el campanazo para que otros sectores sociales opten por la misma medida de presión. El deterioro de las condiciones de vida de la gente crea un campo favorable para este tipo de respuesta. Ya el movimiento indígena y los trabajadores anuncian movilizaciones que, eventualmente, podrían desbordarse. Con un Presidente que ha traspasado la peligrosa barrera del veinte por ciento de aceptación, este escenario puede resultar catastrófico.

No obstante, con el uso de la fuerza en la provincia del Carchi el Gobierno proyecta la imagen de que la estrategia de las indefiniciones y la bonachonería se agotó. Habrá que ver si estas posturas más enérgicas sirven para detener el proceso de debilitamiento del régimen y le dan combustible para los veinte meses que le quedan. En las actuales condiciones sociales y políticas, ese lapso puede terminar convertido en un calvario.

[PANAL DE IDEAS]

Gonzalo Ordóñez
Fernando López Milán
Hugo Cahueñas Muñoz
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Carlos Arcos Cabrera
Francisco Chamorro
Gabriel Hidalgo Andrade
Juan Carlos Calderón
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

Las historias de la represión en Quito durante el paro
Redacción Plan V
La ministra Romo y su perversa violencia patriarcal
Natalia Sierra
María Paula Romo y la nueva polémica vacacional
La Policía requiere seguridad jurídica, no solo discursos de la ministra Romo
Hugo Cahueñas Muñoz
Pugna por la (in)seguridad
Hugo Cahueñas Muñoz
GALERÍA
El campanazo carchense
 
1

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Así festejó el David indígena la derrota de Goliat
Fermín Vaca Santacruz
Las horas de terror en Quito
Susana Morán
La tormenta perfecta
Gustavo Isch
Lourdes Tibán: “La mayoría de los infiltrados son policías y militares indígenas”
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Cae otro accionista de Sky Jet con más de una tonelada de droga
Redacción Plan V
El campanazo carchense
Juan Cuvi
Quien busque la continuidad de Moreno y Correa, será golpeado con votos
Jean Cano
En Carchi se exige que la minería no dé la espalda a las comunidades
Susana Morán