Back to top
8 de Septiembre del 2020
Ideas
Lectura: 6 minutos
8 de Septiembre del 2020
Iván Flores Poveda

Periodista. Hombre libre. Feliz padre de tres.

El ‘fermento Arauz’
0
Saturno Correa terminó comiéndose a sus hijos. Toda ‘revolución’ devora a sus fieles y empieza por sus carnes más tiernas y trémulas. Pero quienes sufren el síndrome de Hubris también padecen el pecado de la gula. Por eso, ahora el ‘postre’ del prófugo Correa es Andrés Arauz.

Rafael Correa, gracias a su receta de Arroz Verde, está liquidado en términos electorales. La sentencia por cohecho es un disparo al corazón de un hombre sagaz, pero sumamente inseguro, que siempre necesitó reafirmaciones plebiscitarias y que hizo del adulo una política de Estado. Saber que nunca más podrá ser candidato a nada debe suponer un desafío existencial para el expresidente.

Su vida política, sin embargo, no termina. Por dos razones. Uno: empieza, más bien, una nueva etapa de ‘gran ausente’ victimizado. Y en este nuevo rol, el ático de Bélgica se convierte en una lóbrega reedición de viejos cortijos, islas-Mocolí, suits en Punta Paitilla o tentaderos de la izquierda-Macallan: esas mesas chicas donde a telefonazo, ahora por Zoom, se dirime la política real, se cocina el arroz de la gobernabilidad y se reparte institucionalidad.

Y dos: porque la polarización instalada desde 2007 es la masa propicia que junta simbióticamente a los ‘ismos’ para sobrevivir. Así, correísmo duro y anticorreísmo duro terminan, al final de la noche y tras sus talanqueras retóricas, olfateándose los rabos y planificando un nuevo día de muñequeos, denuncias, filtraciones y trollcenters.

Carnes tiernas y trémulas

Para que esa masa crezca es clave el fermento. Y Correa activó algunas levaduras durante su gestión: esos jóvenes ardientes, soñadores de una patria de Power Point, doctorandos en repartir felicidad con plata ajena. Pero dóciles a la hora cohonestar con su silencio el abuso del poder, las leyes y los derechos humanos. El correísmo, de hecho, pervirtió el concepto de juventud: convirtió esa rebeldía en obsecuencia, de la misma manera en que tradujo un soborno en un acuerdo entre privados.

El ‘fermento de las legisladoras sumisas’, por ejemplo, hizo creer al país que su silencio era la mejor forma de combatir la pandemia atroz de las niñas-madre. El ‘fermento Ramírez’ hizo ilusionar al país de que estaba bien asfixiar a la universidad en papeleos y rankings muy neoliberales, porque el fin mayor era producir carritos eléctricos en Urcuquí. Y el ‘fermento Long’ hizo pensar que es una muestra de humanismo expulsar a familias cubanas que huyen de la dictadura castrista.

Saturno Correa terminó comiéndose a sus hijos. Toda ‘revolución’ devora a sus fieles y empieza por sus carnes más tiernas y trémulas. Pero quienes sufren el síndrome de Hubris también padecen el pecado de la gula. Por eso, ahora el ‘postre’ del prófugo Correa es Andrés Arauz, el fermento de una nueva masa que, tras la ratificación de la sentencia a su Saturno, se dice “condenada a vencer” en las elecciones de febrero de 2021.

La generación ‘desmemorial’

El nuevo ‘fermento Arauz’, desde su privilegio de cargar el holograma en que se convirtió Correa, quiere hacer crecer una masa social sin memoria y a la par opaca. Cuando en 2011 fue Director General Bancario del Banco Central ¿qué dijo sobre las arbitrariedades de Pedro Delgado, para entonces Presidente del Directorio de dicha entidad? En los pasillos de Senplades, cuando entre 2013 y 2015 fue Subsecretario de este think tank del gobierno correísta, ¿nadie le comentó la manera en que se estaban negociando los créditos con China? O cuando en 2015 asumió la dirección del Sercop ¿no pudo percibir el pungente azufre que emanaban los contratos para la Refinería de Esmeraldas? ¿O no se acuerda, en suma, de quienes son Jorge Glas y Vinicio Alvarado?

Si así fue, no me acuerdo… Por eso, en el día de la ratificación de la sentencia a Correa, el ‘fermento Arauz’ hizo correr un video en el cual pone en duda la realización de las elecciones y habla a la militancia de estar vigilantes, por si el 7 de febrero toca contar los votos uno a uno, algo sobre lo cual los correístas pueden hablar con propiedad. Y para que los jóvenes no bajen la guardia, adelantó tres puntos de su plan para esta población, plan que más parece un recuerdo de adolescencia: intercambios estudiantiles en América Latina, un camping mensual por nuestras reservas naturales y fuentes de trabajo bajo la égida del Estado. Un Estado quebrado por 14 años de correísmo: correísmo duro, primero, y correísmo descafeinado, después.

Fermentos para pan de agua y para ‘croissants’

Esta clase de ‘fermentos’ no son exclusivos del correísmo. Está el ‘fermento Dalo’ o el ‘fermento Torres’, por citar solo dos ejemplos de esas levaduras jóvenes para las cuales la participación política es una herencia y no un compromiso.

El cacicazgo y el patrimonialismo siguen siendo grandes males del sistema de partidos en Ecuador. Y por supuesto que también es un acto de corrupción cerrar la puerta a procesos de democracia interna y formación de nuevos liderazgos, con decidida inclusión de más mujeres, jóvenes e integrantes de las poblaciones Lgbti.

Ante este mapa político plagado de saturnos, emperadores, CEOs y profetas, los relevos tienen una gran tarea ética: no canjear sus principios por la palmadita del patriarca, no renunciar a la crítica a cambio de constar en las próximas listas y no ser el fermento de nuevas masas que toleren la corrupción, el abuso de la norma y la violación de los derechos humanos. Ningún proyecto político justifica esa complicidad.

GALERÍA
El ‘fermento Arauz’
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

420 toneladas de vegetación y suelo fueron afectadas por el derrame de crudo
Susana Morán
La embajada del Ecuador en Londres fue un gran centro de espionaje internacional
Redacción Plan V
Pascual del Cioppo: "Lasso ha dicho que el partido de Correa debe participar porque en la vida hay que ganar en las urnas"
Fermín Vaca Santacruz
‘El Fantasma’ ¿otra vez el gran favorecido en el concurso de frecuencias?
Redacciones Fundamedios y Ecuavisa

[MÁS LEÍ DAS]

Más de 100 mil estudiantes no volvieron al sistema educativo
Andrés Quishpe
Protección a cambio de silencio: los acuerdos entre Assange y el gobierno ecuatoriano
Redacción Plan V
Tribunal ratifica sentencia contra Correa y lo señala como el instigador del cohecho
Redacción Plan V
El dramático impacto de la pandemia en el Centro Histórico de Quito
Redacción Plan V