Back to top
19 de Diciembre del 2018
Ideas
Lectura: 3 minutos
19 de Diciembre del 2018
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

El hara-kiri del diálogo nacional
No basta con que la flamante ministra de la política convoque a dialogar a una extensa lista de prohombres que suponen representar a las “fuerzas vivas” del país. Con el grado de descomposición de nuestra política, las representaciones oficiales adolecen de una crónica debilidad.

Los diálogos son a la asamblea constituyente los que las compresas a la cirugía: su utilidad depende de la gravedad del problema. En el Ecuador, las asambleas constituyentes nos han servido para evitar que nos matemos entre conciudadanos. Desde esta lógica, el diálogo debería servir para superar los conflictos de menor intensidad.

Pero en política, un diálogo nacional como el que pretende convocar el gobierno requiere de agendas colectivas, so pena de convertirse en una agria reunión entre antipáticos conocidos. No basta con que la flamante ministra de la política convoque a dialogar a una extensa lista de prohombres que suponen representar a las “fuerzas vivas” del país. Con el grado de descomposición de nuestra política, las representaciones oficiales adolecen de una crónica debilidad.

Las representaciones gremiales también padecen del síndrome de la bi, tri o tetracefalía. El correato se encargó de crear organizaciones paralelas con el único propósito de debilitar a los movimientos sociales históricos.

Existen, no obstante, agendas estratégicas que lograron sobrevivir a la demolición democrática del anterior régimen. Por ejemplo, la plurinacionalidad, la autonomía territorial, la unidad sindical, la defensa del medioambiente o la descentralización, por citar unas pocas. De ahí pueden surgir los puntos de negociación que justifiquen sentarse a la mesa de diálogo.

Del lado de los grandes grupos empresariales las cosas están más claras. La liberalización a ultranza de la economía parece alcanzar para todos. Más todavía considerando que la monopolización y concentración de nuestra economía les permite usufructuar de angas o de mangas. Estos grupos tienen tantos tentáculos que si pierden por un lado ganan por otros: importan y exportan, producen y especulan, intermedian y controlan.

Su agenda es concisa: apertura comercial indiscriminada, flexibilización laboral, tributación decreciente, transnacionalización de los flujos financieros, extractivismo.

Solo estas dos agendas (que no incluyen a los sectores medios ni a los gobiernos autónomos, por señalar a dos actores fundamentales en un eventual acuerdo nacional) evidencian profundas contradicciones; algunas salvables, es cierto, pero siempre y cuando exista un mínimo marco de referencia para las negociaciones, marco que debe ser establecido por el gobierno.

El problema radica en que, hasta ahora, el régimen no ha definido un horizonte a mediano plazo, de modo que los sectores en disputa sepan hasta dónde pujar en las negociaciones, hasta dónde estirar su sábana. No hay líneas de intervención claras desde el Estado. Y esa indecisión ha sido aprovechada por los sectores empresariales para sacar ventaja. El último paquetazo económico es parte de esa puesta de mano.

Resulta contradictorio, por decir lo menos, que el gobierno insista en el diálogo nacional luego de las últimas medidas. En cierta forma, lo ha torpedeado olímpicamente, porque despierta la suspicacia y la desconfianza en varios sectores sociales y políticos. ¿Qué sentido tiene ir a dialogar cuando el interlocutor llega con una agenda consumada?

 

[PANAL DE IDEAS]

Rodrigo Tenorio Ambrossi
Alfredo Espinosa Rodríguez
Alexis Oviedo
Patricio Moncayo
Pocho Álvarez
Fernando López Milán
Juan Carlos Calderón
Juan Carlos García
Mario Pazmiño Silva

[RELA CIONA DAS]

El juez electoral Ángel Torres canceló el registro al movimiento Construye
Redacción Plan V
Estas son las cuatro claves de la presencia china en América Latina
Redacción Plan V
La defensa de Ola Bini a la espera de la prescripción de los cargos en su contra
Redacción Plan V
Lumpenización de la política
Juan Cuvi
Políticos: ¿una especie en vías de extinción?
Juan Cuvi
GALERÍA
El hara-kiri del diálogo nacional
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El juez electoral Ángel Torres canceló el registro al movimiento Construye
Redacción Plan V
Juicio contra Carlos Pólit (día 9): Un presunto nuevo soborno involucra a Pólit, el Coca Codo y una firma intermediaria
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
La Ley de Turismo de Noboa fue el inicio del desgrane correista
Manuel Novik
Juicio contra Carlos Pólit (día 8): EEUU revela audio inédito entre el excontralor y Diego Sánchez
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo

[MÁS LEÍ DAS]

Juicio contra Carlos Pólit (día 4): Gerardo de Souza confirma que entregó dinero a Pamela Martínez, exasesora de Rafael Correa
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
¿Quién es Diego Sánchez, el testigo en el juicio contra Carlos Pólit que tiene un acuerdo con EEUU?
Redacción Plan V
Santos sobre Carlos Pólit en el juicio (día 2): ‘Me pidió que pagara sobornos para eliminar multas contra Odebrecht’
Susana Morán, desde Ecuador para PlanV, y Marcos Medina, desde Miami para PlanV y El Universo
Juicio de Carlos Pólit (día 1): El excontralor llegó a la Corte de Miami para asistir a la elección del jurado
Susana Morán, desde Ecuador, y Marcos Medina, desde Miami