Back to top
16 de Mayo del 2022
Ideas
Lectura: 7 minutos
16 de Mayo del 2022
Mariana Neira

Periodista de investigación, dirigió la redacción de la revista Vistazo en Quito.

El miedo de los poderosos a la muerte y a la cárcel
0
Como Putin hizo con Ucrania, los asambleístas correistas pretenden invadir a todos los poderes del Estado: Legislativo, Judicial, si fuese necesario hasta al Ejecutivo, destituyendo a sus altas autoridades. Con todos los poderes en su mano, podrían eliminar pruebas y borrar acusaciones de corrupción.

¿Qué es el miedo?

“Sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un
           hecho contrario a lo que se desea”. Es un sentimiento que afecta a todo ser humano, pero cuando el miedo se apodera de los líderes, su reacción es brutal.

Vladimir Putin, presidente de Rusia, está muerto de miedo porque lo que menos desea: la muerte, le está rondando.

Líderes ecuatorianos corruptos, prófugos, están muertos de miedo porque lo que menos desean: ir a una cárcel de Estados Unidos, podría suceder.

El miedo de Putin a la muerte y el miedo del mundo a Putin

El miedo de Putin a la muerte parece que hubiese despertado su odio al mundo.

Como un rey, como un dios, resolvió invadir Ucrania —dizque para recuperar territorios rusos del pasado— y desde el 24 de febrero 2022 está matando a miles de ucranianos que defienden su territorio y a miles de soldados rusos que por su orden invaden a ese país.

Amenaza con hacer lo mismo a las naciones que ‘desobedezcan’ su orden de no unirse a la OTAN. Amenaza a los países que en represalia por el ataque a Ucrania embargaron miles de millones de dólares que Putin y su círculo de mafiosos había tenido escondidos en Europa. Empezó a cumplir sus amenazas con un corte del suministro de energéticos.

La peor amenaza de Putin es el lanzamiento de bombas atómicas que sería el mayor crimen mundial. Lo dice este artículo: “34 millones de muertos en pocas horas’: la simulación de la Universidad de Princeton que muestra la devastación que causaría una guerra nuclear entre Rusia y EE.UU”. (Escrito por Carlos Serrano, publicado por la BBC, 23 septiembre 2019).

La violencia, el deseo de matar de Putin pareciera ser una reacción a su primer miedo: morir. Recién se conoció que tendría cáncer a la sangre que, según los médicos, es uno de los más agresivos. “Son muy agresivos porque las células cancerígenas se reproducen muy rápidamente y tienen una alta capacidad de invadir otros tejidos, se clasifican principalmente en leucemias, linfomas y mieloma”, dijo el Dr. Gilberto  Barranco Lampón, en una entrevista publicada en Salud180.com. Esta versión desvirtuaría una anterior que decía que el cáncer era a la próstata que, según la OMS, está entre los más frecuentes.

Pero hay un segundo miedo de Putin. Si muriera, se comenta, mientras se nombra al sucesor gobernaría un Putin falso, su doble, Slawek Sobala, un polaco residente en Wroclaw. Allí está escondido porque desde la invasión de Rusia a Ucrania la gente quiere agredirlo. (Su historia en el artículo: ‘Slawek Sobala, el doble oficial de Putin, teme por su vida’. Durante ocho años ha ganado mucho dinero haciéndose pasar por el presidente ruso. Ahora reniega de él. ABC. 4 marzo 2022). ¿El doble también cuidará de su mujer (la nueva) y de sus hijos?

Como Putin hizo con Ucrania, los asambleístas correistas pretenden invadir a todos los poderes del Estado: Legislativo, Judicial, si fuese necesario hasta al Ejecutivo, destituyendo a sus altas autoridades. Con todos los poderes en su mano, podrían eliminar pruebas y borrar acusaciones de corrupción

Un tercer miedo de Putin sería que, tras su muerte, muchos querrían apoderarse de su fortuna que se calcula en cien mil millones de dólares equivalentes a tres años de presupuestos del Ecuador. (Detalles en el artículo: ‘El misterio de la fortuna de Putin’. El presidente ruso posee pocas propiedades, en teoría. Sin embargo, pese a las sanciones, se calcula que su riqueza oculta supera los 100.000 millones de dólares. New York Times. 28 febrero 2022).

En la disputa por su fortuna participarían los nuevos gobernantes y los mafiosos que él creó para que administraran la economía de Rusia y se hicieran millonarios, mientras al pueblo le daban los remanentes. Es la estructura capitalista que Putin puso a funcionar en su Estado ‘socialista’.

Ecuador: ex jerarcas con miedo a la cárcel en EE.UU. y el pueblo con miedo a su retorno 

Los corruptos millonarios correistas que, se calcula, se llevaron entre 35 mil millones y 68 mil millones en 2007-2017 por coimas (más que el presupuesto del Estado de un año) experimentaron un primer miedo cuando el colombo venezolano Alex Saab cayó preso y fue llevado a una cárcel de Estados Unidos donde revelaría, entre otras cosas, el sistema de lavado de dinero que aplicaban los gobiernos del Socialismo del Siglo XXI de Ecuador y Venezuela.

El segundo miedo sería por la reciente captura en Miami del ex contralor, Carlos Pólit, que ha acumulado millones de dólares (fue capaz de pagar una fianza de 14 millones) y está en manos de la justicia de Estados Unidos por presunto lavado de dinero, delito por el cual le darían muchos años de cárcel. (Qué ingenuo. La generosa justicia ecuatoriana apenas le había dado seis años, con opción a fuga).

Para tratar de salvarse de semejante pena, Pólit estaría dispuesto a denunciar a todos sus cómplices en el lavado. Ese momento rodarían las cabezas de altísimos personajes (algunos comentan que incluso la del ex presidente Rafael Correa). En respuesta, sus seguidores se han dedicado a meter miedo, a ponernos nerviosos a los ecuatorianos.

Y, como Putin hizo con Ucrania, los asambleístas correistas pretenden invadir a todos los poderes del Estado: Legislativo, Judicial, si fuese necesario hasta al Ejecutivo, destituyendo a sus altas autoridades. Con todos los poderes en su mano, podrían eliminar pruebas y borrar acusaciones de corrupción. Y continuarían con el proceso de liberación de los presos que empezó con el ex vicepresidente, Jorge  Glas, a quien, por efecto de un hábeas corpus, un juez le dio arresto domiciliario sin grillete que le permite volar a donde quiera. Ya está corriendo el rumor de que está negociando con embajadas para conseguir asilo, y pronto fugaría. (Seguro que en su lista no está Miami).

Pero los miedos de los ecuatorianos no son solo políticos. Estamos con miedo a ser asesinados en las calles, en los restaurantes, en los bancos, en las casas, a ver descuartizados en lugares públicos, muertos y más cercenados en las cárceles.

Tanto miedo tenemos que algunas personas ya están pidiendo: ¡Que venga Bukele! Insisto, acciones violentas provocan reacciones violentas. Es que el miedo produce un sudor frío que obnubila la mente.

[PANAL DE IDEAS]

Juan Carlos Calderón
Consuelo Albornoz Tinajero
Rubén Darío Buitrón
Fernando López Milán
Patricio Moncayo
Gabriel Hidalgo Andrade
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Luis Córdova-Alarcón
María José Gómez
Giovanni Carrión Cevallos

[RELA CIONA DAS]

La “pacificación” del Ecuador es una patraña
Luis Córdova-Alarcón
Ola de violencia por traslados de presos de la Penitenciaría del Litoral
Redacción Plan V
Guerra en Ucrania: ¿identidades asesinas?
Álex Ron
¿Quiénes fueron asesinados junto a Leandro Norero en la cárcel de Latacunga?
Redacción Plan V
Cabezas rodantes
Fernando López Milán
GALERÍA
El miedo de los poderosos a la muerte y a la cárcel
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los indígenas buscarán un mayor compromiso del Estado ecuatoriano en la COP 15
Redacción Plan V
‘Tras el narcotráfico se mimetizan intereses políticos’, dijo Murillo en posesión de nuevos jueces anticorrupción
Redacción Plan V
Cuatro senadores de EE.UU. piden más ayuda en seguridad para Ecuador
Redacción Plan V
Arrancó la COP 15, la convención más importante del mundo sobre biodiversidad
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Así opera el Cártel de Sinaloa, el más grande del mundo
Redacción Plan V
Crónica de la incursión armada al Hospital de Chone en busca de ‘Cara sucia’
Redacción Plan V
El top ten de los candidatos más conocidos al Consejo de Participación
Redacción Plan V
Glas es un ‘pez gordo’ para las extorsiones: este fue el argumento de su defensa para su segunda liberación
Redacción Plan V