Back to top
18 de Enero del 2016
Ideas
Lectura: 5 minutos
18 de Enero del 2016
Giovanni Carrión Cevallos

Economista y Magister en Estudios Latinoamericanos.
@giovannicarrion

El muro de Ecotel
Ecotel Tv. se acogió al derecho constitucional a la resistencia. Incluso con un fuerte mensaje simbólico, este importante medio de comunicación construyó, en el perímetro exterior de sus instalaciones, una pared con la siguiente leyenda: “Hemos levantado este muro para evitar que en la oscuridad, se dé un nuevo atentado a la libertad de expresión en el Ecuador”. “(…) Seremos los lojanos libres los que golpe a golpe lo derribemos”.

La Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios) determinó que el “2015 cierra como el peor año para la libertad de expresión en el Ecuador”. Esto –según el informe- debido a que en los últimos 12 meses en el país se registraron 368 agresiones en este campo (lo que representa un aumento del 44,88% respecto al 2014), lo cual se evidencia, por orden de importancia, en la aplicación de “normativas contrarias a la libertad de expresión, uso abusivo del poder del Estado, agresiones verbales y físicas, vulneración de los derechos digitales y procesos penales”.

Este señalamiento negativo al estado de la libertad de expresión y pensamiento en el Ecuador no resulta ser aislado ni viene exclusivamente desde esta ONG sino que también de otras importantes organizaciones que, en su momento, han hecho pública su abierta crítica por la falta de pluralidad y tolerancia del oficialismo frente a los medios de comunicación independientes ecuatorianos.  Cabe citar en esta parte a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Freedom House, Human Rights Watch, Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA), Reporteros sin Fronteras , Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP), Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu), entre otros.

Ciertamente, y como bien lo señala Fundamedios en su informe, “…más allá de estas cifras expuestas y el dramático incremento de las agresiones, hay hechos graves que evidencian el deterioro de las libertades en el Ecuador…”.

A propósito de esto último, y ahora mismo como un caso emblemático se presenta el cierre de Ecotel Tv de la ciudad de Loja, que con el pasar de los días, desnuda una realidad que abre profundas interrogantes respecto a la verdadera salud democrática del país. ¿Cómo entender que la reversión de la frecuencia de un medio pueda sustentarse en la aplicación, de manera retroactiva, de la Ley de Comunicación (Disposición Transitoria Décima), publicada el 25-06-2013, para un hecho registrado 11 años atrás, es decir, en el 2002, por un pago pendiente por uso de frecuencia de USD $151,20, cuyo monto fue cancelado, según lo dice la propia entidad sancionadora, el 12 de noviembre de 2003?. Y es más, ¿cómo explicar la terminación de la concesión del canal 22UHF, cuando fue el mismo Presidente de la República, tiempo atrás, en uno de sus enlaces sabatinos, quien daba cuenta de la renovación de la frecuencia de varios medios, entre ellos a Ecotel Tv, “…después de que han pasado todas las condiciones, los requisitos legales…”?... Aquí no solamente se evidencia el atropello a la Constitución de la República (Art. 76.3), el Art. 11.2 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y Art. 7 del Código Civil, etc., sino también a la más elemental lógica procedimental.

No cabe duda que el papel del comunicador resulta incómodo para el poder, ya que el periodismo, como bien se dice, tiene el oficio de “afligir al que está muy cómodo, y dar comodidad al que está afligido”.

Por eso, Ecotel Tv. se acogió al derecho constitucional a la resistencia. Incluso con un fuerte mensaje simbólico, este importante medio de comunicación construyó, en el perímetro exterior de sus instalaciones, una pared con la siguiente leyenda:  “Hemos levantado este muro para evitar que en la oscuridad, se dé un nuevo atentado a la libertad de expresión en el Ecuador”. “(…) Seremos los lojanos libres los que golpe a golpe lo derribemos”.

El socialismo del siglo XXI debería aprender de la historia, ya que al igual que ocurrió con el Muro de Berlín y la posterior implosión de la ex Unión Soviética, una democracia real siempre exige apertura, tolerancia a la crítica, ejercicio permanente de autocrítica, en resumen, defensa de las libertades. Mijail Gorbachov, líder de la ex URSS, lo supo bien. En ese entonces implementó junto a la perestroika, como política de transparencia ‘la glasnot’, provocando profundos y dramáticos cambios en el orden económico, social y político.

Lamentablemente, la ceguera política del neopopulismo vestido con traje de revolucionario, es total y al parecer irreversible…

[PANAL DE IDEAS]

Rodrigo Tenorio Ambrossi
Giovanni Carrión Cevallos
Fernando López Milán
Patricio Moncayo
Christian Escobar Jiménez
Carlos Rivera
María Fernanda Solíz
Fanny Zamudio
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

César Ulloa: "las élites no tienen un proyecto de país"
Redacción Plan V
Interpol y la "Liga de presidentes justicieros" de Correa
Mariana Neira
Juego de traiciones
Juan Cuvi
Correa y su muerte política
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Fallo de la historia
Patricio Moncayo
GALERÍA
El muro de Ecotel
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

César Montaño: la Universidad Andina nunca bajó los brazos
Redacción Plan V
¿Quién es quién en el TCE y por qué sus decisiones son clave?
Redacción Plan V
Nuevas cifras revelan la fuerte crisis carcelaria en Ecuador
Redacción Plan V
Isabel Robalino: La maestra de los trabajadores
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El camuflaje más sofisticado para la droga fue encontrado en Quito
Redacción Plan V
Galápagos se enfrenta a los gigantes
Juan Carlos Calderón
Interpol y la "Liga de presidentes justicieros" de Correa
Mariana Neira
César Ulloa: "las élites no tienen un proyecto de país"
Redacción Plan V