Back to top
7 de Julio del 2016
Ideas
Lectura: 5 minutos
7 de Julio del 2016
Andrés Ortiz Lemos

Escritor y académico.

El Muro de El Arbolito
La Cancillería ecuatoriana, obediente a los requerimientos del Gobierno cubano, instauró medidas restrictivas para los ciudadanos de Cuba que deseen viajar a Ecuador, entre ellas la creación de una de las tasas más altas del mundo para la consecución de una visa. La permanencia de cubanos en nuestro país está llena de trabas, como si las instituciones ecuatorianas se hubieran convertido en un apéndice de la policía de migración cubana.

A sus dieciocho años, Peter Fechter tenía una sola certeza: No quería ser esclavo. Alemania recibió como pago por su rol en la Segunda Guerra Mundial la ocupación de dos ponencias confrontadas.

Los territorios occidentales, bajo influencia estadounidense, conformaron la Alemania Federal, y a sus habitantes tocó en suerte vivir regidos por las instituciones imperfectas, corruptas, y egoístas  de la democracia liberal. Por otro lado, los afortunados habitantes de los territorios soviéticos conformaron la Alemania Democrática, un beatífico paraíso de equidad social, y solidaridad, en el cual los obreros, los dirigentes del Partido Comunista, y la policía secreta, bailaban en las calles llenos de alegría entonando La internacional. Todo es perfecto en los regímenes totalitarios de izquierda.

Sin embargo, Peter Fechter no estaba tan convencido.  Nativo de la capital alemana, Peter había visto cómo miles de personas huían despavoridas de la utopía marxista pues comprobaron que la escasez de alimentos, la privación de libertades, y la violencia de los organismos represores no concordaban con las promesas de la propaganda oficial. Para colmo, el 13 de agosto de 1961 las autoridades construyeron un muro a través de Berlín, y así evitar que más personas elijan escapar de los primores del autoritarismo comunista a los brazos de la decadente sociedad liberal. Alemania Occidental se convirtió en una isla rodeada por alambre de púas, concreto, policías y perros entrenados para mordisquear desertores. Peter no quería ser esclavo. En 1962, trató de escalar el muro, corrió entre los alambrados, y por supuesto recibió un certero disparo que lo dejó sin vida. Su historia es recordada como ejemplo de pasión por la libertad. 

En días recientes hemos visto como cientos de amigos cubanos han acampado en los parques La Carolina y El Arbolito esperando que se les otorgue un salvo conducto que les permita dejar el régimen opresivo de su país de origen y rehacer sus vidas en el imperfecto medio ambiente de la democracia. Como es bien sabido, las autoridades ecuatorianas han hecho la vida imposible a los migrantes cubanos al  no permitir la legalización de sus títulos académicos, al dificultar sus trámites de matrimonio con ecuatorianos y al entorpecer sus procesos de residencia.  Adicionalmente  se ha reteniendo a muchos de ellos en "hoteles" que son en realidad cárceles para migrantes. Por eso varios han preferido seguir su camino hacia los Estados Unidos donde tienen ventajas legales y fuertes redes de familiares y amigos.

Por supuesto el éxodo de cubanos del paraíso marxista del Caribe no es positivo para la imagen del régimen castrista. En este contexto, la  Cancillería ecuatoriana obediente a los requerimientos del Gobierno cubano, instauró medidas restrictivas para los ciudadanos de Cuba que deseen viajar a Ecuador, entre ellas la creación de una de las  tasas más altas del mundo para la consecución de una visa. Además, como se dijo antes, la permanencia de cubanos en nuestro país está llena de trabas, como si las instituciones ecuatorianas se hubieran convertido en un apéndice de la policía de migración cubana.

La madrugada del miércoles 6 de julio se desalojó, con inusitada violencia, a cientos de amigos cubanos que se habían congregado, en el parque El Arbolito, para esperar un salvo conducto que les permita reconstruir su vida en un país democrático. Las autoridades ecuatorianas, sumisas a los requerimientos del autoritarismo cubano los han encarcelado como si se tratara de delincuentes comunes y han anunciado su deportación. Los quiteños hemos tenido que ver, con impotencia, cómo en nuestro querido parque se ha construido un segundo muro de la infamia. Un muro creado en base a despotismo, violencia, y autoritarismo. Una muralla cuya construcción fue ordenada  por una dictadura extranjera. Una profecía de lo que nos espera a nosotros mismos si continuamos viendo impávidos como se lesionan los derechos de quienes buscan ser libres.

[PANAL DE IDEAS]

Natalia Sierra
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Alfredo Espinosa Rodríguez
Mateo Febres Guzmán
Fernando López Milán
Diego Chimbo Villacorte
Xavier Villacís Vásquez
Iván Flores Poveda
Mariana Neira
Rubén Darío Buitrón
Gabriel Hidalgo Andrade

[RELA CIONA DAS]

El permanente estado de excepción
Natalia Sierra
Las gasolinas más caras y los sueldos más bajos están en los países socialistas
Mariana Neira
La Corte IDH declaró responsable al Estado ecuatoriano por la desaparición de Gustavo Garzón
Mayra Caiza
Cinthya Viteri, las armas y los derechos humanos
Alfredo Espinosa Rodríguez
Escucha, Estado cubano
Patricio Moncayo
GALERÍA
El Muro de El Arbolito
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El Guayaquil que nadie quiere ver lo retrató Jojairo en su rap
Redacción Plan V
Las mafias de tráfico de personas han "generado" mil millones en el 2021
Redacción Plan V
Ecuador: la eterna batalla por el precio del arroz
Redacción Plan V
El viceministro Xavier Vera y los mineros en la Plaza Grande
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Un exgeneral de la Policía fue testigo clave en la defensa de Carolina Llanos
Redacción Plan V
San Lorenzo: así empezó la ola de violencia criminal que azota al Ecuador
Redacción Plan V
Más de 4.000 millones de dólares en glosas confirmadas por Contraloría no se pueden cobrar
Redacción Plan V
¿Por qué no es buena idea eliminar las tablas de drogas?
Daniel Pontón C.