Back to top
9 de Abril del 2024
Ideas
Lectura: 6 minutos
9 de Abril del 2024
Patricio Moncayo

PhD. Sociólogo. Catedratico universitario y autor de numerosos estudios políticos.

El narco fascismo latinoamericano
0
El gobierno ecuatoriano, además de explicar su punto de vista ante los países amigos, deberá liderar una acción regional para incorporar disposiciones claras a nivel del derecho internacional que eliminen la potestad de las embajadas de dar asilo a delincuentes.

El actual populismo latinoamericano reedita en muchos aspectos el fascismo de Mussolini. La creación del fascismo se apoyó en una organización delictiva conocida como las “Camisas Negras”, organizada al finalizar la Primera Guerra Mundial. como una organización paramilitar, en Italia. Ahora, en el siglo XXI, sin considerar los cambios ocurridos con la globalización, varios presidentes latinoamericanos han establecido una alianza fáctica y soterrada con el narcotráfico y otras mafias de delincuencia organizada. En el Ecuador esto se ha evidenciado con los hechos expuestos por los casos Metástasis, Purga y Plaga, en los que, políticos que ejercieron el poder tuvieron vínculos con la delincuencia organizada.

Cuando los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, y de México, Manuel López Obrador, recurren al término fascismo, a partir de suposiciones, es pertinente detenerse en algunos componentes de ese invento socio político de Benito Mussolini.

Sabido es que el caudillo italiano se enancó en las turbulencias del caos social que imperaba en Italia entonces, para escalar posiciones hasta convertirse en Duce. El fascismo antes de llegar al poder se constituyó como partido apelando a medios y armas reñidas con la moral y el derecho. No vaciló en el uso de la violencia, se valió de una fraseología de izquierda para luego romper con ésta. No tuvo empacho en recibir aportes financieros de industriales y terratenientes; incorporó a grupos irregulares y terroristas nucleados en unidades de combate, los Camisas Negras.

La mentalidad fascista se fue construyendo a lo largo de la vida política de Mussolini en una línea autoritaria contraria al estado de derecho y con una práctica de manipulación de las masas. Para él, “las masas no deben saber sino creer”. Así, el oportunismo tuvo en él la más desvergonzada consagración.

“Nos damos el lujo -decía- de ser aristocráticos y democráticos, reaccionarios y revolucionarios, legalistas e ilegalistas, de acuerdo a la circunstancia del tiempo, del lugar y del ambiente en la que estemos obligados a vivir y actuar”, como cita el autor argentino Marcos Aguinis, en su libro La amante del populismo, en un documentado reportaje histórico en el que se traza una autobiografía de Margherita Sarfatti (1880 1961), que además de amante de Mussolini, compartió con él momentos decisivos  en la fundación y crecimiento del movimiento fascista.

Creo que estos rasgos fascistas también caracterizan a algunos gobiernos mal llamados de izquierda en América latina.

Se declaran enemigos del fascismo, pero, sin empacho, lo practican como la ley contra el fascismo de Maduro que habla de convivencia pacífica y establece normas que coartan la participación de quienes se atrevan a criticar, difamar o atentar contra la “alta dirigencia” del chavismo.

¿No se asemeja el chavismo-madurismo al fascismo de Mussolini?

López Obrador califica de “facho” al gobierno del presidente del Ecuador, Daniel Noboa, por la captura del ex vicepresidente Glas, condenado por la justicia ecuatoriana, pese a que en reiteradas ocasiones las autoridades solicitaran a la embajada mexicana la entrega de este infractor a los tribunales de justicia del Ecuador.

Por cierto, la decisión del presidente Noboa puede ser cuestionada por atentar contra normas expresas de la diplomacia internacional. Pero nadie podía garantizar que con el asilo que López Obrador estaba otorgando a su coideario, Glas, éste no hubiera tramado su fuga con la complicidad del gobierno mexicano si Ecuador no le confería el salvoconducto para su traslado a México.

Adjudicar a Glas el calificativo de perseguido político, como enfáticamente lo define López Obrador, de hecho, pretende naturalizar la alianza de los políticos con la delincuencia, lo cual refrenda la hipótesis de este artículo, el carácter fascista de ese nuevo populismo asociado al narcotráfico y disfrazado de izquierda.

¿Dónde están las similitudes del presidente Noboa con Mussolini?

Mucho más admisible es advertir semejanzas entre el presidente mexicano y el dictador italiano. La colusión entre López Obrador y Correa es evidente. Las declaraciones de Rafael Correa en contra del Ecuador contradicen su eslogan de “Patria altiva y solidaria”, de “mentes limpias” y “corazones ardientes”.  Mal que le pese a Correa, él también es prófugo de la justicia, aunque para él, la alianza entre la política y el crimen organizado sea lícita.  Por eso no descarta su aspiración de volver a ser electo presidente, lo que le vuelve un avezado discípulo de Mussolini.

Lo que sí llama la atención es que, desde sectores ciudadanos y políticos democráticos, no adviertan esos oscuros contubernios entre esos presidentes y el crimen organizado. El reclamo en favor del imperio del derecho en la confrontación del Ecuador con México no se compadece con el irrespeto a la Constitución y leyes del estado ecuatoriano, ni con los principios del derecho internacional que prohíben asilar en embajadas a condenados por delitos comunes. En estas consideraciones se basó el presidente Noboa para no ceder a la impunidad.

El gobierno ecuatoriano, además de explicar su punto de vista ante los países amigos, deberá liderar una acción regional para incorporar disposiciones claras a nivel del derecho internacional que eliminen la potestad de las embajadas de dar asilo a delincuentes.

El derecho no puede ser cómplice de los atentados contra sí mismo.

[PANAL DE IDEAS]

Consuelo Albornoz Tinajero
Fernando López Milán
Alfredo Espinosa Rodríguez
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Giovanni Carrión Cevallos
Mariana Neira
Patricio Moncayo
Aldo Lorenzzi Bolaños
Alexis Oviedo

[RELA CIONA DAS]

Ecuador, en el eje de la criminalidad en Europa
Redacción Plan V
Narcos: muertes sospechosas
Connectas
¿Qué destruyó el radar de Montecristi y por qué aún no pagan el seguro?
Redacción Plan V
Estas son las cuatro claves de la presencia china en América Latina
Redacción Plan V
Caso Metástasis: ¿De qué acusa la fiscal a Ronny Aleaga?
Redacción Plan V
GALERÍA
El narco fascismo latinoamericano
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La Agencia EFE le "suspendió" el premio Rey de España de Periodismo a La Posta
Redacción Plan V
EE.UU: las elecciones más difíciles de su historia
Ugo Stornaiolo
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Las claves para entender las reformas al PUGS y el nuevo marco urbanístico de Quito
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Audio entre Carlos Pólit y Diego Sánchez (primera parte): en 2020 el excontralor creía que le pincharon su teléfono
Susana Morán
Audio entre Carlos Pólit y Diego Sánchez (segunda parte): el excontralor pidió ayuda para su hijo John a Lenín Moreno
Susana Morán
La "gran fiesta" de despedida de Roberto Izurieta levantó polvareda
Redacción Plan V
Ecuador, en el eje de la criminalidad en Europa
Redacción Plan V