Back to top
5 de Abril del 2021
Ideas
Lectura: 4 minutos
5 de Abril del 2021
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

Ética política y pandemia moral
0
El alcalde de la capital está llamado a dar ejemplo de honorabilidad a toda prueba. El poder, en cualquiera de sus expresiones, es servicio y no la oportunidad calva para enriquecerse.

Es cosa muy grave ser pobre y tercermundista. Si a esto se añade la corrupción, entonces tenemos el cuadro más espantoso, casi macabro, frente a la pandemia. Todavía se sienten los profundos estragos de la corrupción en Quito y Guayaquil. Allí los avivatos de siempre hicieron su agosto con las pruebas de diagnóstico y ahora pretenden hacerlo con las vacunas. 

No son los criminales del bajo mundo asociados para asaltar almacenes o bancos. No son los que roban autos para delinquir o para venderlos a incautos a precio de ganga. No son los que, usando tu ingenuidad, te venden la acción premiada de la lotería 

Un exalcalde de Guayaquil y sus hijos se organizaron para importar a buen precio los sets de diagnóstico de la COVID y venderlos a hospitales públicos y privados, con grandes ganancias. También a organizaciones civiles y a ciudadanos comunes y corrientes. Negocio redondo. 

Ahora, también el alcalde de Quito aparece involucrado en lo mismo. Su familia se ha organizado de tal manera que las censuras y acusaciones caigan sobre los hijos. Porque el papá-alcalde debe lucir inocente y honrado. 

Hay que saber jugar bien a la ruleta social de las calamidades. Si se hacen negocios de esta índole, es indispensable apostar al premio mayor de una lotería que siempre juega sucio. Siempre hay que apostar a los intereses personales y familiares.

Esos hijos saben que quien a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija. No solo papá sino también los bemoles de una justicia no siempre justa.

Para no pocos, poseer algún nivel de poder político se ha convertido en la llave que abre las puertas del mal pensar, del mal hacer, del mal dirigir, del mal gobernar. Este mal-hacer conduce al bien-hacer del enriquecimiento ilícito.

Hay un serio deterioro de la ética en no pocos servidores del Estado. Parecería que el sentido del servicio a la comunidad se hubiese, no solo deteriorado sino también corrompido. Para no pocos, poseer algún nivel de poder político se ha convertido en la llave que abre las puertas del mal pensar, del mal hacer, del mal dirigir, del mal gobernar. Este mal-hacer conduce al bien-hacer del enriquecimiento ilícito.

El alcalde de la capital está llamado a dar ejemplo de honorabilidad a toda prueba. El poder, en cualquiera de sus expresiones, es servicio y no la oportunidad calva para enriquecerse.

El poder corrompe a los pobres de espíritu. A quienes no cuentan con un sistema de valores suficientemente sólido. A quienes pobrezas antiguas los condujeron a vivir en la precariedad. Tal vez sean no pocos los que ejercen la política tan solo para enriquecerse con dineros mal habidos. 

No es necesariamente cierto que por sí mismo el poder corrompa. Pero sí es verdad que el poder corrompe más a los ya corrompidos, a los moralmente débiles, a quienes han padecido la infamia de haber sido, en algún momento, débiles ante los otros.

Hemos tenido alcaldes, presidentes, legisladores honestos a cabalidad. Pero no es fácil cuál platillo pesa más en nuestra historia social y política: si el de los corruptos o el de los honorablemente fieles a los principios básicos de la ética.

Reflexión necesaria cuando nos encontramos ad portas de la elección presidencial. En este momento es importante tener presente aquello de que hijo de gato caza ratón. Es muy dudosa la honorabilidad de los devenidos buenos y honrados justo para el tiempo de elecciones. 

[PANAL DE IDEAS]

Giovanni Carrión Cevallos
Gabriel Hidalgo Andrade
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Paolo Vega López
María Amelia Espinosa Cordero
Carlos Rivera
Rubén Darío Buitrón
Julian Estrella López
Alfredo Espinosa Rodríguez
Fernando López Milán

[RELA CIONA DAS]

Un alcalde bajo sospecha
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Para su defensa, no se justifican ni el allanamiento ni la imputación de Pablo Celi
Redacción Plan V
El Parque Bicentenario sigue inconcluso, 12 años después
Manuel Novik
Quito sumergido en la corrupción
Andrés Quishpe
Los chats de su hijo acorralan al alcalde Jorge Yunda
Redacción Plan V
GALERÍA
Ética política y pandemia moral
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El Gobierno prepara un confinamiento de fin de semana contra la pandemia
Redacción Plan V
Una salud pública, herida de muerte y con menos camas, ha enfrentado la pandemia en el mandato de Moreno
Redacción Plan V
Una economía estancada y con más deuda externa tras cuatro años de Moreno
Redacción Plan V
Lenín Moreno: El desempleo y la pobreza fueron de la mano
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Mientras Correa "pide cacao", el correísmo prepara el contraataque
Redacción Plan V
El contralor Pablo Celi, detenido por la trama de sobornos en Petroecuador
Redacción Plan V
Así se lavan en Miami los sobornos del 10% que circulan en Petroecuador
Redacción Plan V
La peor tragedia del correísmo no es haber perdido las elecciones, sino su futuro
Ramiro J. García Falconí