Back to top
25 de Abril del 2022
Ideas
Lectura: 3 minutos
25 de Abril del 2022
Rodrigo Tenorio Ambrossi

Doctor en Psicología Clínica, licenciado en filosofía y escritor.

Filicidio: muerte absurda
0
El infanticidio da cuenta, no solo del desmoronamiento de los valores sociales y éticos sino de la perversión de los mismos. Es decir, los principios que organizan la vida personal y social han perdido su solidez significante.

El espectáculo pertenece al mundo de lo absolutamente abominable. Ante la madre, igualmente agredida y vejada, él asesina a su propio hijo. Como si se tratase de un rito macabro, lo ofrece como don a un ídolo innombrable. Es apenas un bebé que, sin embargo, ya ha sido destinado al sacrificio. Él lo sofoca, lo despedaza sin siquiera darle el tiempo para llorar sus propias lágrimas. 

De datos periodísticos se desprende que el infanticidio se vuelve cada vez más frecuente, sobre todo, en los estratos muy populares del país. Y su realidad nos estremece porque nos coloca de cara a una experiencia absolutamente abominable. 

El infanticidio da cuenta, no solo del desmoronamiento de los valores sociales y éticos sino de la perversión de los mismos. Es decir, los principios que organizan la vida personal y social han perdido su solidez significante. El infanticidio y el femicidio hablan de una sociedad en franca decadencia ética. 

Sería igualmente perverso quedarse en las estadísticas para no ir a lo que realmente estaría aconteciendo en nuestra cultura y sus valores. 

El infanticidio da cuenta, no solo del desmoronamiento de los valores sociales y éticos sino de la perversión de los mismos. Es decir, los principios que organizan la vida personal y social han perdido su solidez significante.

Estos casos que se repiten ponen en entredicho nuestro manido discurso de honorabilidad y sensatez que traemos y llevamos, sobre todo, en boca del poder. De hecho, que se sepa. el presidente de la república, no se ha pronunciado seria y eficazmente al respecto. Tiene razón: son más importantes las alianzas políticas y la liberación de los corruptos. 

Alguien podría argüir que se trata de casos excepcionales de los que no se pueden sacar conclusiones universalizantes. Por desgracia, no es así. Primero, es suficiente un niño asesinado para poner el grito en el cielo y cuestionar nuestro ordenamiento ético. En segundo lugar, no se trata de un caso aislado. De hecho, el número de niñas y niños vejados, heridos y muertos por el maltrato doméstico es mucho mayor que el que se supone.

No se trata tan solo de mirar frías estadísticas sino de colocar en el banquillo de los acusados a las éticas del país y a sus autoridades: no tienen las manos limpias. Al revés, están manchadas con la sangre de niñas y de niños que cometieron el delito de nacer en espacios abominables. 

El infanticidio constituye el más cruel de todos los crímenes posibles. Se trata de una víctima absolutamente inocente y sin defensa alguna.

[PANAL DE IDEAS]

Mario Pazmiño Silva
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Patricio Moncayo
Julian Estrella López
Alfredo Espinosa Rodríguez
Mariana Neira
Rubén Darío Buitrón
Fernando López Milán
Alexis Oviedo
Juan Carlos Calderón

[RELA CIONA DAS]

El cuerpo de Miguel Ángel Nazareno "Don Naza" apareció con signos de tortura en Amaguaña
Fermín Vaca Santacruz
Las guerras son contagiosas, como un virus
Mariana Neira
Ecuador: paraíso del crimen organizado y purgatorio de su pueblo
Mario Pazmiño Silva
Autodefensas ecuatorianas
Iván Flores Poveda
Narcomensajes
Juan Cuvi
GALERÍA
Filicidio: muerte absurda
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Mi circunstancia, voces de las mujeres y escenarios de las soluciones al paro
Ramiro Ávila Santamaría
Minuto a minuto del paro nacional (tercera semana)
Redacción Plan V
Las verdaderas sombras de un golpe
Hugo Marcelo Espín Tobar
Las verdaderas sombras de un golpe
Hugo Marcelo Espín Tobar

[MÁS LEÍ DAS]

Minuto a minuto del paro nacional (segunda semana)
Redacción Plan V
Minuto a minuto: Lasso y la Conaie miden fuerzas en el primer paro nacional
Redacción Plan V
Las verdaderas sombras de un golpe
Hugo Marcelo Espín Tobar
Los cuatro pasos que el libro "Estallido" propone para continuar la lucha de octubre
Redacción Plan V