Back to top
26 de Junio del 2020
Ideas
Lectura: 3 minutos
26 de Junio del 2020
Xavier Villacís Vásquez

Es periodista y docente universitario. Licenciado en Comunicación Social y máster en Tecnología Educativa y Competencias Digitales. Vive en Los Ríos. 

¿Fin del tridente del fraude?
0
Tanto es el daño causado a la confianza en el CNE que ahora todos damos por cierto lo poco que cuenta ganar en las urnas para alcanzar una dignidad de elección popular.

Luego del paso de Juan Pablo Pozo por el Consejo Nacional Electoral (CNE), pensábamos que sería difícil que alguien más nos pueda generar un nivel tan elevado de desconfianza al frente de la Función Electoral,como la que inspiraba el cortesano de Rafael Correa. Nos equivocamos. Diana Atamaint lo superó. La actual presidenta del CNE hizo todo lo necesario para perder la confianza ciudadana al frente de una elección, de dirigirla y llevarla a buen término. Ningún ciudadano honesto y medianamente informado, me atrevo a escribir, podría confiar en ella, en sus resultados electorales.

Tanta es la desconfianza que nos genera, junto al grupo de consejeros con los cuales comulga en el pleno que, de existir la probabilidad de contratar al Jesucristo celestial como asesor electoral y ella lo hiciese, hasta del hijo de Dios empezaríamos a desconfiar. Asumiríamos que bajó de los cielos para meter mano en las urnas y hacer ganar al candidato preferido de su flamante jefa, aun pierda con los votos. Para bienestar de nuestra fe lo expuesto es un ejemplo extremo e imposible. Lo celestial no opta por tales bajezas. Gracias a Dios.

Tanto es el daño causado a la confianza en el CNE que ahora todos damos por cierto lo poco que cuenta ganar en las urnas para alcanzar una dignidad de elección popular.

Volviendo a lo terrenal: la desconfianza del país hacia Atamaint, luego del cuestionado proceso electoral de 2019, en vez de atenuarse enmendando errores y rectificando lo que sea de rectificar, no desmayó. Ella nunca lo permitió. Tanto es el daño causado a la confianza en el CNE que ahora todos damos por cierto lo poco que cuenta ganar en las urnas para alcanzar una dignidad de elección popular. Para la gente gana quien amarra el fraude, quienes ponen sus vocales a contar los votos o el que se impone en el pleno del CNE. Para muestra, basta con revisar la forma en que algunas alcaldías y la prefectura de Los Ríos fueron entregadas.

Con una sentencia del TCE por afectar derechos políticos de candidatos, con entrega de delegaciones electorales a corruptos confesos tipo Luis Loyo, con aprobación de partidos políticos a beneficio de asambleístas envueltos en presuntas pillerías como Daniel Mendoza, con eso y más, ahora Diana Atamaint enfrenta una posible destitución, por no hacer lo que la decencia pública manda: anular actos deshonestos que dieron vida a movimientos políticos. Por no eliminarlos como obliga la honestidad. Esperemos que con todo esto, sea la Contraloría, como un último resquicio, la que devuelva algo de confianza a la Función Electoral, separando del CNE al tridente del fraude.

[PANAL DE IDEAS]

Patricio Moncayo
Carlos Rivera
Xavier Villacís Vásquez
Alexis Oviedo
Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Consuelo Albornoz Tinajero
Alfredo Espinosa Rodríguez
Mariana Neira
Giovanni Carrión Cevallos

[RELA CIONA DAS]

Las 17 candidaturas evidencian fragmentación y sobre exposición política
Redacción Plan V
El CNE cerró el registro electoral sin tomar en cuenta el pedido de la Contraloría
Redacción Plan V
¿Quién custodia nuestro dinero?
Gonzalo Ordóñez
Una "sabatina" fue la defensa de Diana Atamaint
Fermín Vaca Santacruz
Diana Atamaint a juicio político
Pablo Piedra Vivar
GALERÍA
¿Fin del tridente del fraude?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

David Larreátegui: “Decisiones políticas provocaron problemas en el IESS”
Redacción Plan V
Carla Heredia: “No me considero influencer sino ciudadana”
Redacción Plan V
El blog de Andrés Arauz sobre dolarización estuvo fuera de línea
Redacción Plan V
Galo Lara dice que sigue persecución política en su contra
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Así persiguió Correa a Villavicencio
Redacción La Fuente
La gran farsa de la anulación de las firmas de la consulta por el Yasuní
Manolo Sarmiento
El callejón sin salida de Andrés Arauz
Juan Cuvi
¿Quién le teme a la Ley de Extinción de Dominio?
Redacción Plan V