Back to top
11 de Febrero del 2021
Ideas
Lectura: 4 minutos
11 de Febrero del 2021
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

¿Fraude? ¿Por qué no?
0
De por medio está en juego el proyecto federalista y la consulta popular de Nebot. Es decir, el viejo imaginario de las élites guayaquileñas en su perpetua confrontación con el centralismo y con el Estado unitario.

¿Por qué Guillermo Lasso se empeña tanto en llegar a la segunda vuelta a sabiendas de que perderá las elecciones? ¿Por qué Rafael Correa no tiene ningún recato en evidenciar su alineamiento con la derecha? ¿Por qué Jaime Nebot pone el aparato electoral socialcristiano al servicio de un fraude que no le beneficia directamente?

Si se hiciera un recuento de las inquietudes que en estos momentos abruman a la mayoría de los ecuatorianos, seguramente aparecerían muchas más –y mejores– que las formuladas en el párrafo anterior. Pero para estas hay una respuesta obvia: de por medio está en juego el proyecto federalista y la consulta popular de Nebot. Es decir, el viejo imaginario de las élites guayaquileñas en su perpetua confrontación con el centralismo y con el Estado unitario.

La imposibilidad de celebrar a lo grande el bicentenario de la independencia a causa de la pandemia implicó un duro golpe para el discurso oficial de las autoridades porteñas. La reivindicación de un acontecimiento que se presenta como precursor de la existencia de la República tenía un potencial altamente simbólico luego del paro de octubre. Anclar Guayaquil a un referente de país liberal, capitalista y sobre todo urbano, marcaba una distancia abismal con el pluralismo cultural reivindicado por el movimiento indígena.

En el caso de los involucrados directamente en la trampa electoral habría que analizar los posibles términos del execrable pacto. ¿Impunidad para el uno, venta del Banco del Pacífico para el otro, monarquía porteña para el tercero? Lo único que tienen claro los tres es que los indios tienen que quedarse en el páramo.

Era el triunfo de la modernidad sobre la ancestralidad, una concepción de la política en la cual coinciden los tres personajes de marras. No es casual que durante los diez años de correato el pacto bajo la mesa con los socialcristianos y con los mayores grupos empresariales guayaquileños, incluido Guillermo Lasso y su banco, funcionara a la perfección. Rentas, políticas públicas, infraestructura, megaproyectos e inversión extranjera llegaron con absoluta fluidez. El modelo de ciudad neoliberal contó con la anuencia de un gobierno que decía ubicarse en las antípodas.

Todo lo contrario de lo que ocurrió con el mundo indígena. Ya desde inicios del anterior gobierno, la CONAIE estuvo consciente de los riesgos que implicaba para la plurinacionalidad el viraje pragmático de Correa. En plena Asamblea Constituyente vino la ruptura. A partir de entonces, la confrontación escaló hasta derivar en la total criminalización de las protestas sociales. La persecución a la dirigencia indígena fue implacable. La modernización capitalista debía imponerse a la fuerza; mejor dicho, a pesar de la resistencia de los pueblos y nacionalidades que se oponían a la devastación de sus territorios.

Es evidente que un eventual gobierno de Yaku Pérez alteraría este esquema de dominación, empezando por algo tan elemental como obligar a los grupos de poder a cumplir con la ley. Basta imaginar la inconformidad de los empresarios mineros con la consulta de Cuenca para suponer el grado de intransigencia que manifiestan desde ahora, al extremo de permitir un fraude electoral.

En el caso de los involucrados directamente en la trampa electoral habría que analizar los posibles términos del execrable pacto. ¿Impunidad para el uno, venta del Banco del Pacífico para el otro, monarquía porteña para el tercero? Lo único que tienen claro los tres es que los indios tienen que quedarse en el páramo.

[PANAL DE IDEAS]

Gabriel Hidalgo Andrade
Julian Estrella López
Alfredo Espinosa Rodríguez
Fernando López Milán
Patricio Moncayo
Carlos Arcos Cabrera
Ramiro J. García Falconí
Alexis Oviedo
Natalia Sierra
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Rubén Darío Buitrón

[RELA CIONA DAS]

Ándate a Cuba
Gabriel Hidalgo Andrade
Mientras Correa "pide cacao", el correísmo prepara el contraataque
Redacción Plan V
Rumbo a la democracia
Fernando López Milán
Nunca serás presidente
Gabriel Hidalgo Andrade
El liderazgo democrático
Patricio Moncayo
GALERÍA
¿Fraude? ¿Por qué no?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Waoranis de Orellana denuncian militarización
Redacción Plan V
Mientras Correa "pide cacao", el correísmo prepara el contraataque
Redacción Plan V
El Coca está en shock, sus comunidades sin agua y a nadie le importa
Susana Morán
Lo que significa la victoria de la derecha neoliberal
Fernando López Romero

[MÁS LEÍ DAS]

Correa contra Manuela Picq: ¿quién dice la verdad?
AGENCIA DE NOTICIAS INVESTIGATIVAS DE PLAN V
Las muertes sin aclarar de la década correísta
Mariana Neira
Guerra de epítetos entre Jaime Vargas y Yaku Pérez
Redacción Plan V
Jaime Costales: el populismo se aprovecha del síndrome de desamparo de los ecuatorianos
Redacción Plan V