Back to top
6 de Junio del 2024
Ideas
Lectura: 6 minutos
6 de Junio del 2024
Álex Ron

Escritor y catedrático universitario.

Gracias Pepe
0
Todos estábamos conscientes de lo vital que resultaba mostrar nuestro apoyo a Palestina, un bastión de resistencia, utopía y heroicidad. Resistir frente a un ejército de genocidas, en un mundo de gobernantes que no quiere mirar de frente tanta felonía. Palestina es una de las causas perdidas más dignas de ser luchadas.

La Mica, en la hora del almuerzo, nos invitó a una marcha pacífica a favor de Palestina. Basti dijo enseguida que sí, la Ma respondió que también iría y Pepe con voz nítida y elocuente afirmó que le encantaría estar ahí. La Mica, después de comer el postre se despidió y nos dijo: nos vemos ahí. Quedaba a cargo de tres criaturas totalmente inocentes impulsadas por un élan justiciero, indetenible. Mientras le daba un sorbo a mi expreso de café zarumeño les dije que hoy en la tarde tenía pico y placa, pero que pediría un Didi. Lo admito, sentí una mezcla de curiosidad y algo de temor.

La tarde se iba despejando mientras avanzábamos en un Picanto gris hacia la embajada de Israel. Una oleada de recuerdos de marchas estudiantiles llegó a mí, me vi gritando contra Febres Cordero en medio de gases lacrimógenos. También aparecieron flashbacks de algunas noches pintando grafitis y la inefable emboscada de los social cristianos cuando me golpearon en el 2006. La sensación de vértigo era parecida.Tenía algunas décadas encima pero conservaba la misma ilusión, el iconoclasta y su tribu de ancianos con un infante regresaba. Todos más motivados que nunca, Pepe de 91 años, Mary de 79 y Basti de 12. Todos conscientes de lo vital que resultaba mostrar nuestro apoyo a Palestina, un bastión de resistencia, utopía y heroicidad. Resistir frente a un ejército de genocidas, en un mundo de gobernantes que no quiere mirar de frente tanta felonía. Palestina es una de las causas perdidas más dignas de ser luchadas.

Cuando nos bajamos en la avenida Coruña, frente a un edificio recubierto de espejos, donde se hallaba la embajada israelí, encontramos algunas vallas de hierro y diez policías fuertemente armados. Me acerqué a uno de ellos y le dije con tono cordial: oficial recuerde que a la marcha de apoyo a Palestina vienen ancianos y niños, es una marcha pacífica. El policía me miró algo sorprendido, me respondió que ellos sólo cumplían la orden de proteger a la embajada. Luego ingresé al edificio de la embajada y pregunté a la recepcionista si se encontraba el embajador. La chica, algo sorprendida, me respondió que no se encontraba el señor embajador, que para qué lo buscaba. Le dije, con tono laxo, para decirle que la mayoría de la población de nuestro país detesta a su gobierno.

En el parterre de la avenida se encontraban no más de setenta personas, algunos con bufandas palestinas, otros portaban afiches, una bandera gigantesca de Palestina flameaba en medio del tumulto. Le dije a Bastián que se quedara con los abuelos en una mesa de una cafetería que se encontraba frente al plantón. La mayoría de las manifestantes eran chicas, algunas jóvenes hacían sonar sus tambores, la consigna que se repetía con fuerza: libre, libre, Palestina.

Cuando pronunciábamos Palestina, el tono ascendía hasta convertirse en un grito de guerra o un mantra cósmico para romper el miedo. Una joven trigueña, de rasgos árabes cubierta la cabeza con su kufiya, me dijo que era el momento de entrar en la avenida, por un momento dudé. En un instante, mientras el coro de voces aumentaba, me encontraba en medio de la avenida, ante la mirada entre sorprendida y fastidiada de los conductores que hicieron sonar sus bocinas.

La manifestación crecía, creo que ya éramos más de cien gentes quienes gritábamos a viva voz: libre, libre, Palestina. Levantábamos los puños indignados. Recordé tantas imágenes de niños saliendo entre escombros, era imposible olvidar que cien criaturas palestinas eran asesinadas, diariamente, por el ejército de Netanyahu. El prófugo Netanyahu, se ha convertido en un nuevo Hitler del siglo XXI. Lo peor es que pese a las multitudinarias manifestaciones en todo el mundo, el genocidio al pueblo palestino continúa.

En medio de la marcha encontré a Pepe, Mary y Bastián. Pepe, con sus 91 años, erguido como un roble, levantaba su voz, ahí estaba la muestra más refulgente de que la solidaridad humana sobrevivía, pese a que la mayoría de los conductores nos miraban impacientes, preocupados por continuar con sus rituales. Desgraciado el pueblo donde los jóvenes son humildes con el tirano, donde los estudiantes no hacen temblar al mundo, decía Montalvo, me pregunté donde estaban nuestros jóvenes, por qué ya no se indignaban como antes frente a la injusticia. Seguimos avanzando, de a poco, la marejada humana crecía. Los rayos del sol nos arengaban, sonreí.

Albert Camus hubiese dicho: Palestina, ese nombre terrible escrito en el carro de las tormentas. Y sí, en Palestina se juega el futuro de nuestra especie, el futuro de la humanidad.

[PANAL DE IDEAS]

Mariana Neira
Fernando López Milán
Rodrigo Tenorio Ambrossi
María Amelia Espinosa Cordero
Aldo Lorenzzi Bolaños
Milagros Aguirre
Juan Carlos Calderón
Giovanni Carrión Cevallos
Alexis Oviedo
Alfredo Espinosa Rodríguez

[RELA CIONA DAS]

Última hora: se cancela la risa y la lectura en Quito
Redacción Plan V
Intifada made in USA
Álex Ron
Dos guerras que tienen en vilo al mundo
Ugo Stornaiolo (*)
Verónica Abad llegó a Israel en la fecha decretada
Redacción Plan V
¿Es excesivo comparar el Holocausto judío con la respuesta israelita contra Hamas y Palestina?
Pocho Álvarez
GALERÍA
Gracias Pepe
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Carlos Pólit dice que no huyó de Ecuador en 2017 e insiste a la Corte que lo libere hasta su sentencia
Redacción Plan V
Atentado a Trump: el camino a la Casa Blanca está allanado
Ugo Stornaiolo
Crimen organizado, delincuencia común e invasores asechan las áreas protegidas
Redacción Plan V
Agencia minera propone a la UAFE firmar un convenio tras la investigación sobre las exportadoras fantasmas de oro
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Una red de empresas fantasmas en Ecuador exportó 500 millones de dólares en oro
Por Plan V y medios aliados
Feria del Libro de Quito: el chasco del periodismo cultural
Miguel Molina Díaz - Escritor
El correísmo no pierde tiempo en su intento de hacerse de la Judicatura
Redacción Plan V
José Serrano habla de narcotráfico y relaciona a Ministro de Agricultura
Redacción Plan V