Back to top
10 de Mayo del 2021
Ideas
Lectura: 5 minutos
10 de Mayo del 2021
Gabriel Hidalgo Andrade

Politólogo y abogado. Docente universitario.

Hater
0
Nada debería esperarse del bloque antidemocrático de la Asamblea Nacional. Las voces más radicales de la UNES buscarán, desde el primer momento de su posesión, victimizarse, generar caos, insultar, quebrantar la Constitución, hasta que se perpetre un golpe de Estado.

Diferentes voceros de la Izquierda Democrática y de la Unidad Plurinacional Pachakutik aseguraron que sus organizaciones políticas podrían alcanzar un acuerdo político con la UNES, el bloque correísta. Según lo anunciado, podría haber resultados de las negociaciones para la semana del 10 de mayo.

Después de las elecciones del 7 de febrero, ningún partido gozará de una mayoría legislativa, lo que les obliga a conseguir acuerdos con sus pares para la conformación de las directivas asamblearias. 

El primer bloque es el correísta, integrado por un variopinto grupo de legisladores electos, procedentes de distintos orígenes ideológicos. De estos, un puñado se afana con el retorno del expresidente Rafael Correa, con anticipar las elecciones o con la instalación de una Asamblea Constituyente. Pero su bloque de 49 legisladores no es un monolito uniforme y solo unos pocos de ellos habrían aceptado una agenda política reaccionaria. Los demás son representantes de circunscripciones que necesitan de la atención del Gobierno Nacional y que su proyección política depende de esos oficios. Los legisladores experimentados de las provincias menos favorecidas conocen las inconveniencias de trabar una disputa intestina en contra de la administración pública central.

Para garantizar los próximos años de estabilidad se necesita que los sectores pluralistas del legislativo se unan para conseguir acuerdos frente al nuevo Ejecutivo en donde se consideren los elementos más urgentes para el entendimiento político y para impulsar una agenda de reformas legislativas y en materia de fiscalización, evitando la parálisis institucional.

Con el voto del bloque oficialista, compuesto por CREO y el Partido Social Cristiano, además del aporte de algunos independientes, el Pachakutik y la ID, que suman 45 escaños, podría conformarse una mayoría de sectores pluralistas de 75 o hasta 80 escaños. A estos podrían integrarse los legisladores moderados de la UNES, que llegaron a ocupar un puesto por sus méritos, que están en contra de quebrantar la democracia y que están a favor de la reparación de las instituciones públicas.

Por eso es tan importante que los presidenciables de Pachakutik y de la Izquierda Democrática, como líderes de sus partidos, expresen su posición con respecto a los eventuales acercamientos de sus tiendas políticas con la UNES.

Nada debería esperarse del bloque antidemocrático de la Asamblea Nacional. Las voces más radicales de la UNES buscarán, desde el primer momento de su posesión, victimizarse, generar caos, insultar, quebrantar la Constitución, hasta que se perpetre un golpe de Estado.

En un mensaje publicado recientemente en Twitter, requerí una respuesta del presidenciable socialdemócrata. Xavier Hervas está obligado a dar la cara, escribí. Si quiere conservar su capital político de las últimas elecciones tiene que salir a repudiar el acuerdo entre una fracción de la ID y el bloque correísta. ¿Cuál será la moneda de cambio? ¿La situación judicial de Correa y Glas? ¿Desestabilizar? De la misma forma que hay sectores moderados en la UNES hay también totalitarios en todas las tiendas políticas. No es toda la ID la que está de acuerdo con alcanzar un pacto de revisión de la situación judicial de algunos sentenciados de delitos por corrupción, a cambio de formar una mayoría legislativa.

Sin ser llamado, apareció Andrés Arauz, el presidenciable correísta. Me respondió con un simplón “hater”. Esta respuesta es un anglicismo que procede de las redes sociales de la internet y que se traduce, literalmente, como odiador. Arauz no pudo argumentar, responder con la altura de un político aplomado o con la experiencia de un finalista para el más alto cargo de representación democrática de este país. Solo atinó a insultar como un buen heredero del extinto régimen que se impuso con violencia, insultos y persecución. Aunque no me ofendió, me animó a contestar igualmente con una sola palabra: vago. Pocos calificativos describirían mejor a alguien dominado por la ociosidad, incluso para argumentar.

Nada debería esperarse del bloque antidemocrático de la Asamblea Nacional. Las voces más radicales de la UNES buscarán, desde el primer momento de su posesión, victimizarse, generar caos, insultar, quebrantar la Constitución, hasta que se perpetre un golpe de Estado. Serán marionetas del resentido de Bélgica. Como Arauz. Serán las bocas que reclamarán, con insultos, el regreso del tipo de política y de sociedad a la que no queremos ni podemos volver.

@ghidalgoandrade

[PANAL DE IDEAS]

Giovanni Carrión Cevallos
Juan Carlos Calderón
Iván Flores Poveda
Rubén Darío Buitrón
Alfredo Espinosa Rodríguez
Gonzalo Ordóñez
Mariana Neira
Fernando López Milán
Diego Chimbo Villacorte
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Gianna Benalcázar

[RELA CIONA DAS]

En Pachakutik anochece a plena luz del día
Iván Flores Poveda
El debate sobre una nueva Ley de Comunicación tiene varios nudos
Redacción Plan V
Democracia directa: jugando al susto
Juan Cuvi
La calentura no está en las sábanas
Giovanni Carrión Cevallos
La bella y la bestia
Napoleón Saltos
GALERÍA
Hater
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Aeroregional: volando bajo
Redacción Plan V
El polémico contrato de los desayunos legislativos
Redacción Plan V
Aunque no hay carpetas todavía, el concurso para contralor ya tiene incidentes
Redacción Plan V
Los hipódromos salen de la órbita de los juegos de azar
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

El millonario problema entre CNT, GOL TV y los derechos de TV del fútbol ecuatoriano
Redacción Plan V
El polémico primer contrato colectivo de los trabajadores de la CNEL EP
Redacción Plan V
Las presiones que tumbaron a Jorge Madera del IESS
Redacción Plan V
César Montúfar vuelve al ruedo
Redacción Plan V