Back to top
24 de Enero del 2024
Ideas
Lectura: 5 minutos
24 de Enero del 2024
Jean Cano

Periodista de investigación.

IVA: ¿El ciudadano otra vez pagará las malas decisiones políticas?
0
Quizá al Presidente le suceda lo de Javier Milei en Argentina, donde la gente está dispuesta a apoyar las duras medidas económicas a cambio de un recorte del indiscriminado gasto público y combate a la corrupción. Allá, el 71% respalda la reducción del gasto público.

El gobierno ha emprendido una estrategia comunicacional para que los ciudadanos seamos capaces de clavarnos la daga y sajarnos el abdomen. Arrancarnos las tripas, recogerlas, y ofrendarlas a Carondelet. 

Que seamos tan dóciles para que estemos, como zombis, de acuerdo en la subida de tres puntos del impuesto más directo a la población, que es el IVA. 

Pero el fin no es fomentar el ahorro, que sería lo ideal para una medida de este tipo. Sino recoger más plata para las necesidades creadas por los políticos desde hace casi dos décadas, debido al mal manejo económico y al alma de Papá Noel que tienen metida en sus cuerpos durante todo el año. 

Entonces, la propuesta gubernamental es la más simple, subir el IVA para que llegue más plata ya que estamos sin dinero. Pero la justificación es muy riesgosa, incluso para la misma reelección de Daniel Noboa. 

Asegurar, en medios y redes, que ese dinero es para la seguridad, para los militares que hacen operaciones es falso, manipulador y puede, al final, dejar como mentirosos a los poderosos políticos.

Aunque comunicacionalmente ya tienen activado el coro de autoridades que repiten la mentira, en el mismo proyecto legal para la subida está claramente dibujado que no es dinero destinado exclusivamente para la seguridad. Este es el primero motivo para rechazar esa pretensión recaudatoria. 

Entonces, Daniel Noboa no puede asegurar que todo ese dinero irá directo a los militares. Irán, esos $1000 millones para este año, directo a las cuentas estatales. Y esa cantidad es una sexta parte de lo que se requiere para equilibrar las cuentas nacionales. Ahora el déficit bordea los $6000 millones. Es decir, ni siquiera es suficiente.

Además, los políticos no se caracterizan por ser ahorradores, en especial los ecuatorianos, que ni siquiera se han preparado para ello. Por eso, y en esa línea de comportamiento, los políticos de los gobiernos locales ya se frotan las manos, y han reclamado parte del “pastel”. 

Lo hacen pese a que no rinden cuentas a nadie del dinero estatal que gastan (de hecho, ahí está el verdadero hueco negro de las cuentas nacionales). Sus trabajadores les protestan por sueldos, pero siempre dan “circo” al pueblo y sonreír a la tribuna.

El segundo motivo por el que no debe aprobarse ninguna subida del IVA es que, si que lo hacen permanente o temporal, no hay vuelta atrás del alza a los precios para los ciudadanos. 

Ya nos pasó con Rafael Correa y su alza temporal del IVA… Hasta se robaron el dinero. 

La falta de buena política, no solo ha hecho que no existan opositores frontales al Gobierno de Noboa, sino que secunden las malas ideas por miedo a la crítica o al mismo Noboa. O peor… quieren inventarse impuestos cuando no es legal, dejando ver únicamente el talante totalitario de siempre y los odios reprimidos contra la empresa privada y la banca (muy necesaria para los ecuatorianos terrenales).

Pues bien, pese a todo hay una especie de acuerdo tácito para la subida del IVA siempre que sea temporal, consideración que tampoco tiene sustento técnico sino únicamente político. 

Y hay un tercer motivo para rechazar la subida del IVA. No hay plan para reducir el gasto estatal. No me refiero a enfermeras, doctores, militares, educadores. No. 

El mal gasto estatal está en las contrataciones innecesarias e ineficientes (hasta $5.000 millones dicen los especialistas que se pueden ahorrar si se hacen bien los contratos estatales). En la corrupción de los servicios petroleros (hasta en el transporte de personas han denunciado que se llevan la plata). En mejorar la recaudación. En no controlar a los gobiernos locales el gasto de la plata estatal que les entregan.  

Ahora, ayudaría enormemente al Gobierno, por supuesto, que presente ya el plan de recortes al mal gasto estatal, viable y concreto. 

Quizá al Presidente le suceda lo de Javier Milei en Argentina, donde la gente está dispuesta a apoyar las duras medidas económicas a cambio de un recorte del indiscriminado gasto público y combate a la corrupción. Allá, el 71% respalda la reducción del gasto público. 

Pero, hasta el momento, la subida del IVA no llega por un plan económico, sino político. Y, ahora, de la clase política que ya mira al 2025 y se frota las manos con más plata. 

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Fernando López Milán
Joel Kouperman
Patricio Moncayo
Consuelo Albornoz Tinajero
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Giovanni Carrión Cevallos
Mariana Neira
Aldo Lorenzzi Bolaños

[RELA CIONA DAS]

Con estos 7 argumentos, Sade Fritschi defendió el proyecto de Olón de la familia presidencial
Redacción Plan V
Los 5 peligros del discurso de Daniel Noboa sobre la violencia en Ecuador
Redacción Plan V
Cómo tergiversar una derrota
Juan Cuvi
¿Cómo llegó Daniel Noboa a la presidencia?
Patricio Moncayo
¿Cómo llegó Noboa a la presidencia?
Patricio Moncayo
GALERÍA
IVA: ¿El ciudadano otra vez pagará las malas decisiones políticas?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

¿Informe presidencial o reality show?
Napoleón Saltos
Los 5 peligros del discurso de Daniel Noboa sobre la violencia en Ecuador
Redacción Plan V
Correísmo: ¿rebelión en la granja?
Redacción Plan V
Daniel Noboa: la estrategia del anzuelo
Gustavo Isch

[MÁS LEÍ DAS]

Entre el Hotel Quito y Oloncito
Consuelo Albornoz Tinajero
La fiscal Diana Salazar alega su embarazo de alto riesgo como argumento contra el juicio político
Redacción Plan V
Movimiento Nacional Surgente: ¿la nueva cara del correísmo?
Redacción Plan V
!Ay, Pame! o de la impudicia
Fernando López Milán