Back to top
10 de Mayo del 2021
Ideas
Lectura: 6 minutos
10 de Mayo del 2021
Álex Ron

Escritor y catedrático universitario.

Joe Biden, ¿la nueva izquierda?
0
Definitivamente son nuevos tiempos, el líder de la nación capitalista más poderosa del mundo habla de “recompensar el trabajo, no la riqueza”. Ecuador tiene la oportunidad de enfrentar la pandemia y la recesión desde un keynesianismo que rompa el manido discurso de que el aumento de impuestos perjudica a la producción y a las inversiones.

“Muchas empresas evaden impuestos a través de paraísos fiscales en Suiza, Islas Caimanes, Bermudas. Se da una transferencia de ganancias al extranjero para no pagar impuestos, ésto no está bien”. Esta frase no es de Bernie Sanders, el excandidato de la izquierda norteamericana, sino del actual presidente de EE.UU, Joe Biden, quien ha dado un giro copernicano en su política económica al emprender un retorno acelerado hacia el keynesianismo.

Biden rompe con el paradigma económico del neoliberalismo al proponer un aumento en la carga impositiva para las personas que ganan más de 400.000 dólares al año. “No estoy en contra de las empresas, pero ya es hora de que paguen lo que les corresponde”, dijo. Su política en materia de impuestos directos apunta a las grandes corporaciones, especialmente al 1% más poderoso de Norteamérica.

El nuevo presidente de EE.UU. quiere asumir un rol protagónico para enfrentar a la pandemia, cree que el nivel de gasto público tiene que ser proporcional a la gravedad de la crisis sanitaria. Plantea recaudar cuatro billones de dólares para reactivar economía de sectores más pobres: dos billones en pagos directos a familias de escasos recursos y dos billones en obra pública. Reactivar al sector público a través de impuestos directos a las grandes corporaciones, como eje para generar empleos, becas para estudiantes e inversión en ciencia y tecnología. Éste es un nuevo tipo de keynesianismo, un new deal del siglo XXI, adaptado  a las condiciones extremas que vive el planeta y que requiere fortalecer al sector público. Biden ha incrementado vertiginosamente el número de vacunados y ha tomado posiciones radicales como la de pedir la suspensión de las patentes de vacunas para permitir su producción masiva. Obviamente existe un giro copernicano, dejar de pensar en función de las grandes corporaciones, en el caso vacunas enfrentar a las grandes farmacéuticas, algo que ni el gobierno de Alemania ha realizado.

Ecuador no se ha caracterizado por tener élites económicas “schumpeterianas”, es decir burguesías innovadoras cuyo principal objetivo es crear beneficios a largo plazo reinvirtiendo ganancias dentro del país. Al contrario, nuestra burguesía ha funcionado con una visión de ganancias a corto plazo, buscando la manera de eludir impuestos justamente a través de paraísos fiscales. La coyuntura actual es totalmente diferente porque los vientos keynesianos de Biden han provocado cambios en la visión del FMI que ahora en tema de impuestos plantea que “América Latina debería aumentar la progresividad de los impuestos sobre la renta de las personas físicas centrándose en reducir las exenciones fiscales y combatir la evasión y elusión fiscal”.

Definitivamente son nuevos tiempos, el líder de la nación capitalista más poderosa del mundo habla de “recompensar el trabajo, no la riqueza”. Ecuador tiene la oportunidad de enfrentar la pandemia y la recesión desde un keynesianismo que rompa el manido discurso de que el aumento de impuestos perjudica a la producción y a las inversiones

Las coincidencias entre CEPAL y FMI muestran con claridad la necesidad de implementar impuestos progresivos para reducir la desigualdad. ¿Podrá el nuevo presidente Guillermo Lasso, romper el paradigma de las élites económicas conservadoras y especulativas que tiene Ecuador?, ¿será capaz de generar un empresariado schumpeteriano, mucho más comprometido con las transformaciones integrales desde lo social y económico?, ¿seguiremos siendo una Banana Republic o tendremos una economía basada en el crecimiento sostenido donde los pilares sean salud pública, educación gratuita de calidad y empleo bien remunerado?

Definitivamente son nuevos tiempos, el líder de la nación capitalista más poderosa del mundo habla de “recompensar el trabajo, no la riqueza”. Ecuador tiene la oportunidad de enfrentar la pandemia y la recesión desde un keynesianismo que rompa el manido discurso de que el aumento de impuestos perjudica a la producción y a las inversiones. En Ecuador, en plena pandemia, 270 grupos económicos facturaron más de 50.000 millones de dólares, no somos un país pobre pero sí uno de los países con mayor inequidad, y en tiempos de pandemia la inequidad es un sinónimo de muerte.

La consigna debería ser vacunar masivamente, aumentar número de pruebas PCR e implementar hospitales con UCIS para salvar vidas. Actualmente, en tiempos de emergencia sanitaria, la salud de la economía no se mide por la cantidad de dinero que se destina al pago de deuda externa sino por el porcentaje del PIB utilizado para enfrentar a la pandemia, en nuestro caso apenas el 0,7% del PIB.

Además, respecto a COVID-19, somos uno de los países con niveles de vacunación más bajos y al mismo tiempo tenemos una de las tasas de mortalidad por 100.000 habitantes más altas del mundo.

Situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas, nuestra élite económica tendrá que salir de su burbuja o ser devastada por la historia.

[PANAL DE IDEAS]

Alfredo Espinosa Rodríguez
Gonzalo Ordóñez
Mariana Neira
Fernando López Milán
Diego Chimbo Villacorte
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Gianna Benalcázar
Iván Flores Poveda
Rubén Darío Buitrón
Ernesto Carrión

[RELA CIONA DAS]

Todos quieren subsidios, pocos pagar impuestos
Mariana Neira
La repetición: un derecho del Estado y la sanción necesaria, ante el abuso del poder estatal
Hugo Marcelo Espín Tobar
¿Por qué tantos correístas?
Gabriel Hidalgo Andrade
¿Hacia un Estado fallido?
Fernando López Milán
Las visas a EE.UU. tendrán que esperar
Redacción Plan V
GALERÍA
Joe Biden, ¿la nueva izquierda?
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

Los hipódromos salen de la órbita de los juegos de azar
Redacción Plan V
Aborto por violación: ¿por qué la ley no debe tener un límite de edad gestacional?
Susana Morán
Las presiones que tumbaron a Jorge Madera del IESS
Redacción Plan V
Miles de ecuatorianos, solicitantes de asilo y expulsados, a la deriva en la frontera México-EEUU
Susana Morán

[MÁS LEÍ DAS]

España: los contratos de la Embajada con Podemos son "confidenciales" según la Cancillería
Redacción Plan V
¿La esposa de Pascual Del Cioppo tiene una empresa off shore en Panamá?
Redacción Plan V
Conozca a los asambleístas que se oponen a la protección de tiburones y animales exóticos
Franklin Vega
Alias ‘Sandía’ y la guerra del microtráfico en Guayaquil
Redacción Plan V