Back to top
29 de Mayo del 2020
Ideas
Lectura: 4 minutos
29 de Mayo del 2020
Juan Cuvi

Master en Desarrollo Local. Director de la Fundación Donum, Cuenca. Exdirigente de Alfaro Vive Carajo.

Juegos de guerra interna
0
El acuerdo ministerial 179, que acaba de expedir el ministro de Defensa Nacional, ingresa peligrosamente en el ámbito de la militarización de los conflictos sociales. Pasa del campo de la política al de la guerra interna.

Curarse en salud es una expresión que denota la decisión de anticiparse preventivamente a los acontecimientos. En el mundo de la política, esta anticipación suele ser más bien oportunista, cuando no abiertamente dolosa, como crear los resguardos jurídicos para una futura quiebra fraudulenta y planificado del sistema financiero. De eso ya tuvimos una amarga experiencia en el Ecuador.

La expresión, pese a su amplitud y versatilidad, se vuelve inoportuna cuando de por medio está en juego la vida de mucha gente. Esta posibilidad trasciende la lógica de las contingencias y entra en el terreno de los efectos indeseados de ciertas decisiones extremas. Por ejemplo, las guerras, que son la manifestación más ilustrativa de la extralimitación de la política: frente a la posibilidad de que se produzcan excesos de brutalidad y violencia, los Estados establecen límites legales a los actos implícitos en una conflagración: se puede dispar a un soldado enemigo, pero no se puede ajusticiar a los prisioneros.

El acuerdo ministerial 179, que acaba de expedir el ministro de Defensa Nacional, ingresa peligrosamente en el ámbito de la militarización de los conflictos sociales. Pasa del campo de la política al de la guerra interna.

La idea de regular los actos bélicos implica, en la práctica, el reconocimiento de la incapacidad de la política para resolver los conflictos por medios pacíficos; es la aceptación de que el desbordamiento de las contradicciones sociales puede terminar en situaciones violentas. No se busca prevenir la confrontación, sino prevenir sus abusos.

El acuerdo ministerial 179, que acaba de expedir el ministro de Defensa Nacional, ingresa peligrosamente en el ámbito de la militarización de los conflictos sociales. Pasa del campo de la política al de la guerra interna. Se anticipa a lo que, desde la visión del poder y del control de la sociedad, implicaría el enfrentamiento de un enemigo del Estado.

En el mundo militar, la construcción de escenarios es un recurso fundamental –y hasta ahora irremplazable– de la planificación. En principio, los escenarios son elaborados a partir de información verificable y de predicciones objetivas. Lo que marca la diferencia son las visiones de los responsables de tomar decisiones a partir de esos escenarios. Una línea militar más dura y fundamentalista adoptará respuestas más intransigentes frente a los eventuales conflictos.

El acuerdo ministerial de marras nos planta una interrogante urgente: ¿cuál fue el escenario que elaboró el estamento militar para haber aprobado una norma que prevé la necesidad de utilizar armas letales en las movilizaciones? ¿Existe información verificada sobre potenciales enemigos internos que puedan atentar realmente contra la seguridad interna del Estado, o solamente se están blindando contra el descontento popular? ¿Prevén situaciones explosivas como resultado del inhumano manejo de la crisis y de la indignación ciudadana por la corrupción imperante? ¿Es la guerra interna la única alternativa para combatir la pobreza y la desigualdad social?

El país tiene el derecho a conocer cómo se analizan y procesan los escenarios políticos desde una perspectiva tan delicada como la seguridad nacional. La militarización de los conflictos sociales puede terminar en un colapso de la democracia y en una vulneración sistemática de los derechos humanos.

[PANAL DE IDEAS]

Carlos Arcos Cabrera
Ramiro J. García Falconí
Alexis Oviedo
Natalia Sierra
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Rubén Darío Buitrón
Apawki Castro
María Amelia Espinosa Cordero
Julian Estrella López
Xavier Villacís Vásquez
Mateo Febres Guzmán

[RELA CIONA DAS]

«Reciprocar»
María Amelia Espinosa Cordero
Octubre 2019: la denuncia de delitos de lesa humanidad que complica a Moreno
Redacción Plan V
Crisis carcelaria: una medida cautelar pone a las autoridades en el banquillo
Redacción Plan V
Telmo Pacheco: El dolor transformado en una lucha democrática
Redacción Plan V
Tatiana Ortiz: “El derecho a la salud lo han impulsado las organizaciones”
Redacción Plan V
GALERÍA
Juegos de guerra interna
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El contralor Pablo Celi, detenido por la trama de sobornos en Petroecuador
Redacción Plan V
La Sierra y la Amazonía dieron la victoria a Lasso
Redacción Plan V
Cuando el correísmo apagó las luces de la tarima
Susana Morán y Manuel Novick
Jaime Costales: el populismo se aprovecha del síndrome de desamparo de los ecuatorianos
Redacción Plan V

[MÁS LEÍ DAS]

Correa contra Manuela Picq: ¿quién dice la verdad?
AGENCIA DE NOTICIAS INVESTIGATIVAS DE PLAN V
Las muertes sin aclarar de la década correísta
Mariana Neira
Guerra de epítetos entre Jaime Vargas y Yaku Pérez
Redacción Plan V
Jaime Costales: el populismo se aprovecha del síndrome de desamparo de los ecuatorianos
Redacción Plan V