Back to top
22 de Enero del 2018
Ideas
Lectura: 6 minutos
22 de Enero del 2018
Ana Minga

Periodista de Investigación, escritora de poesía y narrativa corta, especialista en perfilación criminal.

Julian Assange: el problema existencial del Ecuador
Qué así es la vida, que a unos sí y a otros no, dirán, pero qué hace Assange, por qué él es el elegido para permanecer en la Embajada del Ecuador, cuál es su trabajo dentro de la Embajada ya que él ha dado muestras de estar muy atento a lo que ocurre en el Ecuador y se da tiempo para responder a quien lo señala como pasó con Fundamedios. ¿Para quién trabaja Assange?

Después de que los políticos del mundo nos han demostrado que ningún hecho es resultado del azar, pues siempre hay un interés detrás, es un poco ingenuo pensar que un solo individuo ponga a prueba la paciencia de una potencia como es Estados Unidos. Julian Assange al filtrar información clasificada del país norteamericano se arriesgaba a una persecución la misma que en un inicio puede ser que la enfrentó solo, pero luego, el poder político de la otra orilla lo ayudó. No solo Ecuador lo apoyó otorgándole asilo en su embajada en Londres, también lo hizo el gobierno de Nicolás Maduro a través de sus informes mediáticos, es decir, Assange no está solo, es un perseguido que tiene a su favor el poder del bloque que pretende ser socialista.

El domingo 21 de enero en una entrevista televisada, el presidente de la República Lenin Moreno calificó a Assange como un problema para el Ecuador, un problema del cual quieren salir pronto, esto luego de nacionalizarlo ecuatoriano. Se amparó al activista australiano con el argumento de proteger su vida, peros si pensamos en que Ecuador es un país que defiende los derechos humanos y protege la vida, por qué no hacerlo con los miles de desplazados colombianos y venezolanos que ingresan al país. Para estar legalizados en el país invierten dinero y tiempo, dos factores que por su condición precaria no tienen. Pero a Assange en la comodidad de una embajada se le otorga todo porque somos muy humanos.

El 16 de agosto de 2012, el Ecuador concede asilo a Assange en su embajada, con este acto lanza al mundo el mensaje que Ecuador defiende los derechos humanos del activista político, aunque fuera un país pequeño no le temía a las acciones de la gran potencia. Este gesto tan admirable pues estaban defendiendo la vida de un ser humano se cae cuando el Ecuador ni siquiera acepta que en Venezuela se vive una crisis y que miles de venezolanos huyen del horror buscando mejores condiciones de vida. No se les ha cerrado las fronteras pero tampoco se ha considerado darles oportunidades de una vida legal. Según notas de prensa, el Ecuador diariamente atiende un promedio de 3.000 trámites de extranjeros, de esta cifra el 85% pertenece a venezolanos.

Conocer la cifra de cuántos venezolanos están en el Ecuador parece ser un tema que no le interesa a la Cancillería del Ecuador. Para un análisis sobre los extranjeros que han ingresado al país solicité esas cifras, hasta el momento no existe respuesta. Pero más allá de números, como ecuatorianos conocemos casos de venezolanos que están en el Ecuador trabajando de lo que sea, soportando la explotación.

El 19 de junio de 2012, Assange era un tema que interesaba al mundo y el gobierno lo capitalizó para resaltar su imagen, pero ahora, luego de cinco años, parece que ya no. Por informaciones extranjeras se conoció que Ecuador lo nacionalizó para darle un estatus diplomático, para que así lo reciba el Reino Unido, envuelto en inmunidad. El Reino Unido no lo aceptó y luego de cinco años la imagen del Ecuador a nivel diplomático está más deteriorada. ¿En qué estaban pensando los profesionales de la Cancillería cuando realizaron esta jugada? Acción que pasa por la prepotencia llegando a la ingenuidad.

Aunque el 19 de mayo del 2017 la Fiscalía sueca cerró la investigación contra Assange por presunta violación, existe el peligro de que Reino Unido lo encarcele por no acatar el arresto domiciliario. Y también es posible que Estados Unidos inicie un proceso judicial en su contra. Para el exrector de la Universidad Andina Simón Bolívar, César Montaño, este peligro es latente, pero hasta el momento no existen cargos y señala que la acción de la Cancillería del Ecuador al nacionalizarlo y querer pasarlo por diplomático, menoscabó la imagen de nuestro país frente a la Unión Europea que es su socio comercial.

Para entregar la nacionalidad al australiano se forjó un documento con información falsa. ¿Cuál es la respuesta a este hecho? Ninguna hasta el momento, ni el presidente Moreno se refirió en la entrevista a esta acción tomada por la Cancillería.

Assange tiene suerte después de todo, pero será suerte o qué poder está detrás de él. Según las autoridades de Gran Bretaña, hasta el 2016 se gastó 15 millones de euros solo en la guardia policial apostada ante la embajada. Quizá preguntarse el por qué se invierte tanto en un solo individuo suene perverso, ya que todo lo que esté a favor de la vida debe defenderse si queremos sobrevivir como humanidad, pero no es justo que un individuo tenga todos los privilegios y el resto no. Qué así es la vida, que a unos sí y a otros no, dirán, pero qué hace Assange, por qué él es el elegido para permanecer en la Embajada del Ecuador, cuál es su trabajo dentro de la Embajada ya que él ha dado muestras de estar muy atento a lo que ocurre en el Ecuador y se da tiempo para responder a quien lo señala como pasó con Fundamedios. ¿Para quién trabaja Assange?

Con las desigualdades que se observan en el país, donde unos tienen derecho a asilo, a visas, y otros no, la decisión de darle asilo a Assange pasó por un tema político más que humano.

 

[PANAL DE IDEAS]

Fernando López Milán
Gonzalo Ordóñez
Natalia Sierra
Carlos Rivera
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Francisco Chamorro
Hugo Cahueñas Muñoz
Alexis Oviedo
Consuelo Albornoz Tinajero

[RELA CIONA DAS]

Los huesos de Assange
Jean Cano
Assange: la piedra en el zapato de Moreno
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Good bye UNASUR, welcome incertidumbre
Luis Córdova-Alarcón
El retorno de la Academia Diplomática
Fermín Vaca
"El problema de Assange es que huele a Correa": Carlos Poveda
Fermín Vaca
GALERÍA
Julian Assange: el problema existencial del Ecuador
 
1

[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

El "efecto Yunda" en el Municipio: ¿golpes de efecto y soluciones en ciernes?
Redacción Plan V
La peor filtración de datos en la historia del Ecuador al descubierto
Redacción Plan V
Ecuador: 15% de las muertes maternas se deben a abortos clandestinos
Redacción Plan V
¿Quién es Cai Runguo, el ex embajador de China, prófugo y amigo de Correa y Moreno?

[MÁS LEÍ DAS]

La sabatina en Twitter de Santiago Cuesta contra Sebastián Corral, de Teleamazonas
Redacción Plan V
La edad de los soldados en el Proyecto de Ley de Personal Militar
Francisco Chamorro
Sobornos: los testimonios anticipados apuntaron a Correa
Redacción Plan V
¿Quién es Cai Runguo, el ex embajador de China, prófugo y amigo de Correa y Moreno?