Back to top
10 de Agosto del 2021
Ideas
Lectura: 5 minutos
10 de Agosto del 2021
Gabriel Hidalgo Andrade

Politólogo y abogado. Docente universitario.

La amenaza de Iza
0
Con alguien como Leonidas Iza no se necesita ningún gobierno, legislativo o elecciones universales y directas. No se necesita democracia moderna, Estado o sociedad. Se necesita solo un dirigente popular que encarne el escurridizo concepto de pueblo y que reemplace a todos los poderes representativos del Estado.

Leonidas Iza aprovecha la crisis de transparencia que se profundiza en la Asamblea y se presenta como el auténtico representante de la pluralidad nacional. El ahora presidente de la CONAIE busca acorralar al presidente de la República y anunció un ultimátum al Gobierno Nacional para derogar un paquete de decretos, así como para ser llamado a resolver lo que corresponde a la administración.

Iza se reconoce a sí mismo como el custodio de la voluntad popular y el único depositario de sus designios. Según sus expresiones, ya no se necesitaría de un poder legislativo que materialice la pluralidad de la sociedad, ni de un ejecutivo que administre sus recursos y urgencias. Se necesita solamente de un liderazgo personalista, vertical y centralizado, que tome las decisiones de todo y por todos. Leonidas Iza se presenta gradualmente como el heredero del voto populista que podría sustituir a los débiles y desarticulados herederos del correísmo.

Mientras queda sepultado el talante democrático de los liderazgos históricos del movimiento indígena, Leonidas Iza parece buscar su propio octubre, estar en abierta campaña electoral y tener la intención de empujar a la CONAIE a una lucha fratricida, sin mirar las consecuencias para la organización popular más grande e importante del Ecuador.

Las expresiones de Leonidas Iza fueron muy claras: “el Gobierno debe garantizar la derogatoria de estos decretos y que nos convoque para resolver el problema de manera integral”. ¿Garantizar la derogatoria? ¿Que nos convoque para resolver el problema? Además, ordenó que la respuesta sea “inmediata” y que el presidente Lasso tiene hasta el 11 de agosto para “tomar una decisión”.

Con alguien como Leonidas Iza no se necesita ningún gobierno, legislativo o elecciones universales y directas. No se necesita democracia moderna, Estado o sociedad. Se necesita solo un dirigente popular que encarne el escurridizo concepto de pueblo y que reemplace a todos los poderes representativos del Estado. Por eso da la orden de derogar decretos y de llamarlo cuando todos estén reunidos para llegar a “resolver el problema”. Por debajo de alguien como Leonidas Iza están los poderes representativos del Estado moderno y él puede modelarlos a su gusto. Iza es un buen heredero de Jaime Vargas y un claro sustituto de Rafael Correa.

Con alguien como Leonidas Iza no se necesita ningún gobierno, legislativo o elecciones universales y directas. No se necesita democracia moderna, Estado o sociedad. Se necesita solo un dirigente popular que encarne el escurridizo concepto de pueblo y que reemplace a todos los poderes representativos del Estado.

Para incrementar el poder de influencia es necesario llevar el debate político a las calles y destruir al legislativo como espacio de expresión democrática. Así convinieron 92 legisladores que se apertrecharon para defender el “robar bien”, proteger a Rosa Cerda y denostar la ética legislativa. Entre el Pachakutik, la ID y la UNES consiguieron aplastar la moribunda legitimidad de un poder legislativo sin ninguna capacidad de maniobra. Todo indica que estos sectores podrían estar preparando una crisis legislativa para debilitar al gobierno nacional.

Pero todavía están vigentes los poderes representativos del Estado ecuatoriano. Aunque las principales bancadas del poder legislativo estén decididas a destruir su reputación y legitimidad, es ahí donde deben resolverse los problemas de una sociedad plural. Los movimientos sociales cumplen una función irremplazable de articulación de las demandas populares, pero no pueden, de ninguna manera, suplantar a la principal fuente de representación democrática.

El Ejecutivo, titulariza la jefatura del Estado y la presidencia del Gobierno. Ni el Estado ni el gobierno pueden ser reemplazados o subyugados por ninguna organización social, cámara empresarial, ideología transnacional o medio de comunicación. Con la finalidad de instalar un gobierno popular se convoca a elecciones y se le pregunta a la gente qué presidente y qué gobierno quieren. Así ganó la presidencia Guillermo Lasso y ese es el marco en el que se debe dialogar.

Leonidas Iza no ignora esta realidad, la subestima. Por eso es un protagonista tan peligroso en esta coyuntura, incluso para la CONAIE.

@ghidalgoandrade

[PANAL DE IDEAS]

Ernesto Carrión
Rodrigo Tenorio Ambrossi
Fernando López Milán
Rubén Darío Buitrón
Giovanni Carrión Cevallos
Natalia Sierra
Consuelo Albornoz Tinajero
Carlos Arcos Cabrera
Mariana Neira
Iván Flores Poveda

[RELA CIONA DAS]

Maximalismos, polarización y desencuentros
Consuelo Albornoz Tinajero
La ecuatorial democracia elitista
Alexis Oviedo
El bloque golpista
Gabriel Hidalgo Andrade
Salvoconducto 31. Ortega-Murillo: el somocismo revivido
Carlos Arcos Cabrera
Reformas electorales: receta perfectible para mejorar el sistema de partidos
Alfredo Espinosa Rodríguez
GALERÍA
La amenaza de Iza
 
1


[CO MEN TA RIOS]

[LEA TAM BIÉN]

La chequera de Chérrez pone en evidencia la red de sobornos en el caso ISSPOL
Redacción Plan V
Torres y Jarrín: dos asambleístas que pierden los estribos en Twitter
Redacción Plan V
La erosión en el río Coca está a 8 kilómetros de Coca Codo Sinclair
Manuel Novik
Para muchos ecuatorianos, los créditos bancarios son un oscuro espiral sin salida
Manuel Novik

[MÁS LEÍ DAS]

El bombardeo militar contra Andersson Boscán
Redacción Plan V
Así es el negocio dentro de las cárceles ecuatorianas
Redacción Plan V
Quién es quién entre los nueve aspirantes a jueces constitucionales
Fermín Vaca Santacruz
Enemigos habrían ayudado a alias Fito en liberación de su hija
Redacción Plan V